Cultura

Publicidad
5 Oct 2020 - 11:21 p. m.

Janis Joplin, la voz fuerte del rock

Se cumplen 50 años de la muerte de la estadounidense Janis Joplin, una de las voces históricas del rock y del blues.

María Paula Lizarazo

Janis Joplin nació el 19 de enero de 1943.
Janis Joplin nació el 19 de enero de 1943.
Foto: Archivo Particular

Alguna vez le dijeron que era el chico más feo de la universidad. Entre burlas de desprecio ella caminaba digna y enfurecida. En los corredores sólo se veían papeles con su foto impresa. Y ella seguía caminando, aferrándose más a sí misma. Estudiaba Bellas Artes en Texas. La experiencia en el colegio no había sido diferente. Pero ahora estaba entre gente madura, o eso creía, y nada cambiaba. El mundo con los años seguía siendo el mismo que se le presentó desde que tuvo memoria.

Cuando la jornada acababa, se iba a clubs de blues o de folk en donde el mundo paraba por un instante, en donde los indeseables no existían y estaba ella, al fin, sola y rodeada nada más que del ruido del lugar. Aunque eso no importaba. Era ella lo único que importaba. Su mirada, su escucha, que luego serían su voz. Y su voz sería cada vez más ella.

A Janis Joplin la señalaban (y señalan) algunos medios y algunos bullosos como la torturada malvada. Como alguien que sufrió mucho, pero que no era inofensiva, dicen, escriben, reproducen. Como la desencajada. Como una mujer que no parecía mujer. Como alguien que pretendía pertenecer a los escenarios sin saber vestirse. Como una atrevida. Como alguien fuerte, sin compasión. Como la lesbiana. Como la alcohólica. Como la drogadicta. La bisexual. La agresiva.

Le sugerimos leer García Márquez en “Otra patria distinta”

Así hablaban, paulatinamente, de Joplin. Y Joplin a veces respondía. Otras veces callaba. Callaba y luego cantaba. Ensayaba. Miles de veces. Dormía. Otra vez ensayaba. Siempre admiró a Odetta, Big Mama Thornton, Bessie Smith. Les debió palpar con la escucha y la imaginación, como llenándose de su música, como un ave conociendo el aire.

Teniendo 19 o 20 años recibió una llamada de su amigo Chet Helms, quien la invitó, luego de que ella luchara por un lugar en el mundo musical de la época, a tocar con la banda Big Brother. Joplin se mudó a San Francisco en plena época del hippismo. Siempre fue libre. Siempre anduvo tras su voz, atrapándola y entregándosela al mundo. Música, mucha música entregó y a cambio leyó chismes sobre su cara, su ropa, sus amores en los periódicos.

Con la Big Brother estuvo cinco años hasta que a comienzos de 1969 decidió formar una banda aparte, la Kozmic Blues Band. La banda mezcabla rock, soul y blues, por lo que en un principio recibió cantidades de críticas. Pero unos meses después de su creación, se fueron de gira por países de Europa, entre los que estaban Suecia, Francia, Inglaterra, Alemania, en donde el grupo fue bien acogido. En las entrevistas Joplin decía que hacía “el amor con 25.000 personas en el escenario y luego se volvía a casa sola”. Y dicen que cuando se acababa un concierto, luego de cantar To Love Someboody o Little Girl Blue o Piece of my heart salía llorando del escenario.

Y mientras algunos seguían tildándola de loca y drogadicta, otros ya la veían como un referente de fuerza y valentía. Como un enigma absoluto de libertad, talento y disciplina.

Para 1970 le propusieron la posibilidad de una nueva banda. Joplin aceptó y empezó a cantar con la Full Tilt Boogie Band. En el libro Janis Joplin. La biografía definitiva de la legendaria reina del rock, la académica Holly George-Warren escribe que Joplin “Fue una pionera. E hizo sacrificios para asumir riesgos que allanaron el camino para que las artistas mujeres ganaran presencia en la industria de la música y para que no se ajustaran a las demandas que imponía una sociedad patriarcal”.

Ella nunca calló ni cedió. Hablaba cuando debía hablar. Era amiga de sus amigos y eso era lo que veía: amigos, no negros o blancos. En toda su época musical, lejos de casa, no dejó de escribirles cartas a sus padres. Siempre se enamoró apasionadamente, sin permitir que el amor le arrebatara lo único que poseyó: la música.

Creó su propia imagen. Su estilo. Sus combinaciones. Suyas y de nadie más, como su voz, como su cuerpo, como su historia, como su fuerza y sus canciones.

Una noche de octubre de 1970 salió a un bar junto a sus compañeros de la Full Tilt Boogie Band. Horas después, una revisión forense estableció que a la 1:40 de la mañana del 4 de octubre, en un hotel de Los Ángeles, falleció Janis Joplin por sobredosis de heroína. Al poco tiempo apareció en el mercado Pearl, el disco más vendido de la rockera. Tenía 27 años.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

Janis JoplinRockBlues