El Magazín Cultural

Publicidad
6 Sep 2022 - 10:00 p. m.

La masacre de Múnich: Cuando la violencia protagonizó las olimpiadas (II)

Hace 50 años, la guerrilla palestina Septiembre Negro tomó como rehenes a los miembros de la delegación israelí que participaban en los XX Juegos Olímpicos. Así fue cómo El Espectador cubrió el 6 de septiembre de 1972, el segundo día de los hechos.
Daniela Cristancho

Daniela Cristancho

Periodista de El Magazín Cultural
Titulares de El Espectador el 6 y 7 de septiembre de 1972, con motivo de las olimpiadas.
Titulares de El Espectador el 6 y 7 de septiembre de 1972, con motivo de las olimpiadas.
Foto: Archivo - El Espectador

El Estadio Olímpico se había convertido en una funeraria. El lugar donde los atletas debían saborear la gloria o sentir la frustración de no hacerse en un podio era ahora un espacio para recordar a los muertos, homólogos suyos que habían llegado a Múnich, en Alemania Occidental, a ver los frutos de años de entrenamiento. La jornada deportiva se había visto interrumpida por un ataque perpetrado por la guerrilla palestina Septiembre Negro, quienes se habían infiltrado en la Villa Olímpica un día antes y habían tomado como rehenes a los miembros de la delegación de Israel. Casi 20 horas de violencia, negociación y amenazas habían terminado en la muerte de 17 personas: 11 competidores, cinco insurgentes y un policía alemán. Ahora, el 6 de septiembre de 1972, los sobrevivientes israelíes portaban kipás en la cabeza durante el oficio fúnebre y observaban las sillas vacías que fueron situadas al frente, de manera simbólica, para sus compañeros.

Daniela Cristancho

Por Daniela Cristancho

Periodista y politóloga de la Pontificia Universidad Javeriana, con énfasis en resolución de conflictos. Fue practicante en la Jurisdicción Especial para la Paz y en el diario The Miami Herald. Considera que la cultura es un camino de construcción de paz.@danielacsidcristancho@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.