El Magazín Cultural
Publicidad

La palabra como arte en movimiento

El certamen comenzará el 11 de septiembre e irá hasta el 20, bajo el lema de Leer la Vida. Se desarrollará en el Jardín Botánico y en el Parque Explora. Los organizadores esperan más de medio millón de visitantes.

Manuela Saldarriaga H. / ESPECIAL PARA ELESPECTADOR
20 de agosto de 2015 - 09:30 p. m.

Es un arte efímero, pero no del todo. Arte en movimiento, tal vez, aunque tampoco. Hay algo más allá de la pretensión del arte y también de lo urgente. El Tren de la Cultura del metro de Medellín ha sido dispuesto para llevar en sus tres vagones la exposición Entre Líneas. El gran momento de la literatura en Antioquia.

Esta comprende retratos ilustrados de 20 escritores de la región, acompañados cada uno con frases o versos extraídos de sus obras. Una excusa –¡qué tal la excusa!– para invitar a la ciudad a vivir diez días en torno al arte del diálogo y la palabra que lo provoca.

Con un recorrido dentro de este vehículo sobre rieles, puesto en marcha con una exposición, es como se lanza la 9ª Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín –que ocurrirá del 11 al 20 de septiembre–, teniendo en cuenta una plataforma distinta a las corrientes para extender el deseo propio de los Eventos del Libro de la ciudad que es, al mismo tiempo, el tema con el que han propuesto las grandes actividades de este año: Leer la Vida.

Expresan con este último, entre otras cosas, que así como la literatura es un tránsito permanente, es justamente en lo que consiste la experiencia vital: flujo, tráfico, circulación. En palabras del director de este encuentro, Juan Diego Mejía, “La vida connota movimiento; es la manera como cada uno construye, desde circunstancias fortuitas e imprescindibles, su propio camino, su propia suerte. La literatura, como la vida, también se mueve”.

De esta forma se podría juzgar como pertinente la adecuación de este sistema de transporte que, tan pronto abre sus puertas, anuncia desde un rincón: «El recorrido revela ante nuestros ojos que las estaciones serán muchas y que la distancia entre una y otra será breve. Nuestro cuerpo detenido, próximo a dar el siguiente paso, ve ante sí una especie de puerta que nos enseña naturalezas infinitas con manos eternas; escritores sujetos a todos los trayectos que van tejiendo historias tan foráneas como propias. Tantos trenes y destinos, tantas voces cuyos parajes desconocemos y sin embargo siempre van a parar con nosotros. Así, en lo más ancho de una cordillera, un grupo de peregrinos –¡vaya narradores y poetas!– nos atraviesan cada vez que emprendemos un viaje, sea este hacia adentro o hacia afuera».

Bajo la premisa de que Antioquia se ha destacado por los autores que en su tierra nacen o crecen, valga poner el ejemplo de León de Greiff, Tomás Carrasquilla, Manuel Mejía Vallejo, Fernando González, Gonzalo Arango, hasta ahí para no mencionar una letanía que bien es sabida, fueron escogidos tan solo 20 al dar por cierta la convivencia nuestra con una fecunda generación de escritores contemporáneos de la región.

Se trata de Darío Jaramillo Agudelo, Darío Ruiz Gómez, Elkin Obregón, Elkin Restrepo, Fernando Rendón, Fernando Vallejo, María Cristina Restrepo, Héctor Abad Faciolince, Helí Ramírez, Jaime Jaramillo Escobar, Jorge Franco, José Libardo Porras, Juan José Hoyos, Juan Manuel Roca, Olga Elena Mattei, Pablo Montoya, Piedad Bonnett, Rocío Vélez de Piedrahíta, Tomás González y Víctor Gaviria.

Las ideas que con ellos viajan en este Tren son un ejemplo de lo que son y sienten; también de lo que somos nosotros y de lo que nos pasa al leerlas y al darles cabida en la punta de la lengua para pronunciarlas en un viaje silente. Se amalgama lo que suscitan las líneas en la mente de un pasajero –un huidizo y fortuito lector– con el hábito de un hombre de letras. Tenemos enfrente todos las mismas montañas que nos encierran y a la vez deleitan. Allá, en un no muy lejano horizonte, puede que haya una eventual salida del mapa de ruta en un escenario cotidiano.

* * *

Entre las novedades que tendrá este año este evento, que ocupará cerca de 184.000 metros cuadrados en la Zona Norte de Medellín, y que fueron anunciadas, cabe destacar los 2.600 talleres de fomento, promoción y activación de lectura y las 83 experiencias de la estrategia Adopta a un Autor, ambas contundentes en tanto no hacen de este evento uno con ambiciones feriales por encima de lo demás.

Además, serán 320 invitados de 17 países y 50 charlas de la tarde, donde personajes como Carlos Franz Thorud (Cl), Alberto Barrera Tyzca (Ve), Carla Guelfenbein (Cl), Nell Leyshon (In), Afonso Cruz (Pt), Jorge Barraza (Ar), Vivian Lavin (Cl), Wade Davis (Ca) y Nuccio Ordine (It), entre otros, dejarán en quienes los escuchen reflexiones provocadoras.

Serán tres los proyectos especiales: el Salón Infantil y Juvenil con 6.000 títulos de toda Hispanoamérica; el Salón Iberoamericano del Libro Universitario con títulos de España, Portugal, América Latina, y el Salón de Nuevas Lecturas, con experiencias del presente y del futuro.

Por primera vez se realizará el Premio León de Greiff al mérito literario, que premiará un año a poetas y otro a narradores. La exposición estelar será Espejos de Papel, que comprende 54 ilustraciones de fragmentos literarios esbozados por artistas residentes en Antioquia en su mayoría.

Por Manuela Saldarriaga H. / ESPECIAL PARA ELESPECTADOR

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar