El Magazín Cultural

Publicidad
25 Apr 2022 - 2:26 p. m.

De los libros y la amistad (Letras de feria)

No podía ser de otra forma. Fue entre letras que recordé, vi y entendí el valor de la amistad. Crónica de algunos días en la Feria Internacional del Libro de Bogotá.
Andrés Osorio Guillott

Andrés Osorio Guillott

Periodista Deportes
Grupos de personas recorren los pabellones de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo).
Grupos de personas recorren los pabellones de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo).
Foto: EFE - Carlos Ortega

Variada, desinteresada y leal. Así vi la amistad. La vi en mi caso y la vi en otros. Los amigos del colegio que van en sudaderas a la Feria Internacional del Libro de Bogotá. Siempre en grupos de tres, cuatro, cinco, o seis personas. Niños y niñas. Todos con sus maletas en los hombros riendo, haciendo bromas, llamando a otros niños y otras niñas de otros colegios porque en esa edad apremia el afán de conocer, de cultivar la vida social. ¿Y las obras literarias? Hay quienes se detienen, preguntan, leen y permiten que aflore la curiosidad. Se emocionan, les muestran a sus otros amigos y se aventuran a seguir pasando las hojas, pues muchos, y es una verdad que hay que decir, no pueden comprar esos libros. Si hay suerte y capacidad, volverán el fin de semana con sus padres para llevarse a casa ese objeto que abrió la puerta a otro mundo, que fecundó otra idea o que alimentó un sentimiento.

Decía Pablo Neruda en el poema Algunas amistades son eternas: Algunas veces encuentras en la vida / una amistad especial: / ese alguien que al entrar en tu vida / la cambia por completo. / Ese alguien que te hace reír sin cesar; / ese alguien que te hace creer que en el mundo / existen realmente cosas buenas. / Ese alguien que te convence / de que hay una puerta lista / para que tú la abras. / Esa es una amistad eterna... / Cuando estás triste / y el mundo parece oscuro y vacío, / esa amistad eterna levanta tu ánimo / y hace que ese mundo oscuro y vacío / de repente parezca brillante y pleno. / Tu amistad eterna te ayuda / en los momentos difíciles, tristes, / y de gran confusión. / Si te alejas, / tu amistad eterna te sigue. / Si pierdes el camino, / tu amistad eterna te guía y te alegra. / Tu amistad eterna te lleva de la mano / y te dice que todo va a salir bien. / Si tú encuentras tal amistad / te sientes feliz y lleno de gozo / porque no tienes nada de qué preocuparte. / Tienes una amistad para toda la vida, / ya que una amistad eterna no tiene fin.

Síguenos en Google Noticias