El Magazín Cultural
Publicidad

La vida y obra de Cervantes, un recurso para reflexionar sobre la sociedad actual

La exposición itinerante Miguel de Cervantes o el deseo de vivir, del fotógrafo español José Manuel Navia, comenzó su periplo en 2016 para conmemorar los 400 años de la muerte del escritor y este jueves se inauguró en el Instituto Cervantes de Nueva Delhi.

15 de abril de 2021 - 09:09 p. m.
Para José Manuel Navia, autor de la exposición "Miguel de Cervantes o el deseo de vivir", la fotografía “es por encima de todo contemporánea”, por lo que sus imágenes se basan en la vida y obra del escritor, pero con una mirada actual.
Para José Manuel Navia, autor de la exposición "Miguel de Cervantes o el deseo de vivir", la fotografía “es por encima de todo contemporánea”, por lo que sus imágenes se basan en la vida y obra del escritor, pero con una mirada actual.

La trepidante vida de Miguel de Cervantes y el rastro de su obra cumbre, “El Quijote”, se entremezclan en una exposición fotográfica que sirve de revulsivo ante momentos de adversidad, como los de la actual pandemia. La exposición itinerante Miguel de Cervantes o el deseo de vivir, del fotógrafo español José Manuel Navia, comenzó su periplo en 2016 para conmemorar los 400 años de la muerte del escritor y este jueves se inauguró en el Instituto Cervantes de Nueva Delhi.

Le puede interesar: Cervantes: el soldado de Lepanto y la novela moderna

“Vivimos en tiempos difíciles, que nos causan incertidumbre y desazón, y nada más adecuado en estos tiempos de zozobra que mostrar una exposición sobre la vida de Cervantes”, aseguró durante su presentación el director de este centro en Nueva Delhi, Oscar Pujol. “Cervantes conoció como nadie la adversidad y nos enseñó a enfrentarla sin perder la dignidad, la generosidad, la tolerancia hacia el prójimo y, sobre todo, como dice la cita que da nombre a esta exposición, sin perder ese deseo de vivir que llevó toda su vida con la elegancia de un genio”, agregó.

Miguel de Cervantes vivió en Italia, se alistó en el Ejército y combatió en la batalla de Lepanto, donde resultó herido y quedó manco de la mano izquierda. Fue atacado y capturado por piratas, vendido como esclavo en Argel y encarcelado durante años, donde trató de huir en cuatro ocasiones, hasta que fue liberado, tras el pago de un rescate. Tiempo después, cuando se mudó a España, vivió años de dificultades económicas, tiempo en el que trabajó como cobrador de impuestos recorriendo el sur del país, además de pasar otra vez temporadas en la cárcel por desavenencias en las cuentas, un período entre rejas que le sirvió para idear su Quijote. Todo ese recorrido está en la exposición fotográfica de Navia, quien afirmó en la inauguración: “Si algo te enseña el trabajar con un personaje como Cervantes, es a sobreponerte ante las adversidades.

Para Navia, la fotografía “es por encima de todo contemporánea”, por lo que sus imágenes se basan en la vida y obra de este escritor del siglo XVI con una mirada actual: una Dulcinea fumando, con cerveza y con el brazo tatuado con un unicornio; “peregrinos” japoneses o carreteras manchegas al anochecer, iluminadas por los faros de un vehículo. Así, el objetivo de su obra es “intentar mirar el mundo actual pidiéndole prestados los ojos a Miguel de Cervantes, pretender ver el mundo actual como lo vería Cervantes si viviera ahora”, sentenció el fotógrafo.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar