18 Mar 2019 - 10:27 p. m.

Las lágrimas que tejieron memorias

Sesenta y dos tapices del Colectivo de Mujeres Tejedoras de Mampuján serán exhibidos hasta el 8 de abril en el lobby del cuarto piso de la Procuraduría General de la Nación.

Andrés Osorio Guillott

Para las tejedoras de Mampuján, sus tapices no se venden pues la memoria no se vende.  / Cortesía
Para las tejedoras de Mampuján, sus tapices no se venden pues la memoria no se vende. / Cortesía

Las fachadas amanecieron un poco más opacas y magulladas. Los pájaros no cantaron porque su silencio anunciaba la ausencia. El sol se escondió en los nubarrones y las tenues sombras de los fusiles aparecieron en el corregimiento de Mampuján, en el municipio de María La Baja (Bolívar), el 10 de marzo del 2000. En este territorio perteneciente a los Montes de María, el bloque Héroes de las Auc llegó a desalojar a 300 personas que habitaban en aquel tiempo con la incertidumbre de amanecer y ver cómo en sus calles y hogares recaía la violencia cruel y obstinada que un mes antes había condenado a la comunidad de El Salado a la muerte, la soledad y los aires lúgubres.

Janiris Pulido y Alexandra Valdez fueron dos de las víctimas del desplazamiento forzado de aquel marzo del 2000. Sus voces entonan esperanza y resistencia. Sus vestiduras reflejan el color y el calor del Caribe colombiano. Su mirada potente y sus manos trabajadoras guardan historias tenebrosas y otras tantas maravillosas. Sus manos poseen memorias tejidas, memorias narradas, memorias lloradas. “Esta es la memoria. Esos tapices que están en la exposición no se pueden vender porque la memoria no se vende”, afirmó Valdez.

Comparte: