18 Aug 2019 - 8:46 p. m.

Las manos de la mamá de Nellie Campobello (Clandestinas)

Cuando murió, a pesar de ser una de las escritoras más importantes de México, ningún periódico le dedicó un obituario.

Daniel Ferreira

Algunas de las mujeres protagonistas de la Revolución Mexicana, descritas en la obra de Nellie Campobello. / AFP
Algunas de las mujeres protagonistas de la Revolución Mexicana, descritas en la obra de Nellie Campobello. / AFP

1. Tampoco la echaron de menos en la escena cultural de la capital, porque ya años antes la defenestraron desde la máxima instancia cultural (dirección del INBA): la habían despedido del cargo de directora de la Escuela Nacional de Danza que ella y su hermana Gloria habían fundado y también sus libros habían dejado de editarse. Nellie Campobello se fue apagando en el silencio de su vejez y de su secuestro, confinada primero en la propia casa por sus sirvientes y luego convertida en una discapacitada en la habitación 7 del hotel Progreso, en Dolores del Progreso, Hidalgo. Nadie supo que por años la alimentaron con café, barbitúricos y alcohol, que fue golpeada y ultrajada sexualmente. Que sus bienes fueron comprados por la esposa del abogado de un cartel de las drogas. Que sus manuscritos y otros documentos históricos que atesoraba, como cartas originales de Pancho Villa y telones para las obras de ballet pintados por el muralista José Clemente Orozco (avaluados en millones de dólares) estaban siendo rematados en el mercado negro y en colecciones particulares. O bueno, se sabía a la mexicana, es decir mal sabido: se sabía con verdades a medias, como un rumor, como los secretos a voces pintados en los exvotos o en los grabados de Posada o en la novela de Rulfo que tanto le adeuda, secretos que nadie se toma en serio pero todos saben que son verdades. Doce años después de su muerte, una organización social compuesta de periodistas y escritores llamada ¿Dónde está Nellie? logró movilizar a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (adscrita a la Procuraduría) para establecer el caso (cerrado doce años antes) por el secuestro y desaparición de la escritora Nellie Campobello.

Si quiere seguir leyendo el especial de Clandestinas, le recomendamos la siguiente nota: Elena Ferrante: una fiebre que vuelve con el verano

Recibe alertas desde Google News