30 Jun 2020 - 11:05 a. m.

Léon Werth: el testigo del paso por la guerra de Antoine de Saint-Exupéry

Se cumplen 120 años del natalicio del autor de “El Principito”. Aunque es recordado por esta obra de la literatura, al francés también es rememorado por su pasión por la aviación y su presencia entre las guerras que marcaron un rumbo doloroso en la primera mitad del siglo XX en Europa.
Andrés Osorio Guillott

Andrés Osorio Guillott

Periodista Deportes
Antoine de Saint-Exupéry, autor de "El Principito", tuvo una pasión paralela a la escritura: la aviación.
Antoine de Saint-Exupéry, autor de "El Principito", tuvo una pasión paralela a la escritura: la aviación.

Siempre hay un libro, un gesto o un momento que es recordado por encima de las demás memorias y acciones en un ser humano. A Antoine de Saint-Exupéry lo recuerdan por “El Principito”. Pronunciar el nombre de aquel libro que nos recuerda que “Lo esencial es invisible a los ojos”, y que nos lleva a buscar un niño en el horizonte de un desierto que pudo ser el mismo en el que alguna vez se perdió el autor francés, es pensar inmediatamente en el hombre que fue escritor, que también fue piloto de avión y que también dejó su paso en la Guerra Civil Española como corresponsal y en la Segunda Guerra Mundial como piloto militar del ejército francés.

Desde El Principito se puede validar ese paso de Saint-Exupéry en la guerra. Su dedicatoria a Léon Werth al comienzo del libro ya brinda un susurro que llevó a los biógrafos del autor francés a buscar quién fue ese amigo que mereció las palabras de una obra magna en la literatura del siglo XX.

Comparte: