El Magazín Cultural

Publicidad
7 Oct 2020 - 11:06 p. m.

Lo mágicamente humano de Thomas Mann (I)

Y entonces, mientras contaba los segundos para que el reloj por fin diera la hora de salir de las rígidas clases en la escuela de Lübeck, su pueblo, Thomas Mann repasaba una y un millón de veces todas las cosas que detestaba de aquella absurda manera de formar seres humanos.
Fernando Araújo Vélez

Fernando Araújo Vélez

Editor de Cultura
Los Buddenbrook, la primera novela de Thomas Mann, se publicó en 1900, aunque llevara fecha de 1901.
Los Buddenbrook, la primera novela de Thomas Mann, se publicó en 1900, aunque llevara fecha de 1901.
Foto: Ilustración: Nátaly Londoño Laura

“Por la escuela sentía aborrecimiento, y nunca me sometí a sus exigencias -escribiría muchos años más tarde-. La despreciaba como ambiente, criticaba los modales de sus directivos y pronto me encontré en una especie de oposición literaria a su espíritu, a su disciplina, y a sus métodos de enseñanza. Mi indolencia, acaso necesaria para mi particular desarrollo; mi necesidad de disponer de mucho tiempo libre para estar ocioso y leer con tranquilidad; una verdadera pereza de mi espíritu, que todavía hoy padezco, me hicieron odiar la sujeción escolar, llevándome a hacer tercamente caso omiso de ella”.

Le sugerimos leer Janis Joplin, la voz fuerte del rock

Fernando Araújo Vélez

Por Fernando Araújo Vélez

De su paso por los diarios “La Prensa” y “El Tiempo”, El Espectador, del cual es editor de Cultura y de El Magazín, y las revistas “Cromos” y “Calle 22”, aprendió a observar y a comprender lo que significan las letras para una sociedad y a inventar una forma distinta de difundirlas.Faraujo@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.