El Magazín Cultural
Publicidad

Michael Douglas en cinco películas

El estadounidense Michael Douglas, consagrado en el 76º Festival de Cannes con una Palma de Oro honorífica, protagonizó una doble carrera de productor y actor, con éxitos en todos los géneros, desde el suspense a la comedia o la ciencia ficción.

Raphaëlle Picard- AFP
17 de mayo de 2023 - 09:04 a. m.
Michael Douglas durante la ceremonia de apertura y la proyección de la película "Jeanne du Barry" durante la 76ª edición del Festival de Cine de Cannes.
Michael Douglas durante la ceremonia de apertura y la proyección de la película "Jeanne du Barry" durante la 76ª edición del Festival de Cine de Cannes.
Foto: AFP - VALERY HACHE

Atrapado sin salida (1975)

Tras años de carrera como actor, Michael Douglas logra un gran éxito en Hollywood con su primera película como productor, Atrapado sin salida, dirigida por Milos Forman. La película logra cinco Óscars.

Originalmente, fue su padre, Kirk Douglas, quien había comprado los derechos del libro en 1962. Toda la película transcurre en un hospital psiquiátrico, y los productores no se decidían a financiarla. El actor la adapta para el teatro, pero es un fracaso, y acaba cediendo a su hijo los derechos.

Le sugerimos leer más sobre el Festival de Cannes: Johnny Depp: “No me importa Hollywood, no necesito a Hollywood”

Atracción fatal (1987)

Douglas ha afirmado en alguna ocasión que es el personaje con el que más se ha identificado: un marido acosado por una relación amorosa de un día, interpretada por una pérfida Glenn Close.

“Es el papel con el que más me identifiqué, porque me dije que eso podía sucederme a mí, a cualquiera”, explicó al diario francés Libération. En la época en la que se rodó la película, Douglas llevaba diez años casado con Diandra Luker, su primera esposa, a la que le era infiel regularmente. Douglas se encontraba por entonces en la cúspide de su carrera.

Podría interesarle leer: La plataforma de formación gratuita en arte, cultura y patrimonio

Wall Street (1987)

Dirigida por Oliver Stone, Wall Street (“El poder y la avaricia” en México) es el inicio de una trilogía de películas sobre el dinero y el mundo de los negocios protagonizadas por el actor. Le seguirán El juego, en 1997, y Un crimen Perfecto, en 1998.

Su personaje en “Wall Street”, Gordon Gekko, un genio de las finanzas sin escrúpulos, fue motivo de inspiración para otros “villanos” posteriormente.

Douglas gana un Óscar, el único que logra como actor. “Gracias a este trofeo, por fin pude sacarme de encima la etiqueta de ‘hijo de’”, explicaba a la revista especializada IMDB.

“Los roles de malo en el cine fascinan a todo el mundo porque franquean todas las barreras morales y éticas”, contó en 2010. “De todos los papeles que he interpretado, es el que la gente más me menciona”.

Le sugerimos leer: Primera edición del Festival Nacional Caja de Cine 2023

Bajos instintos (1992)

En una época de agitada vida sentimental, Douglas asume a fondo el papel que le propone el director Paul Verhoeven en la película Bajos instintos, un thriller erótico que causó sensación en Cannes y un gran éxito de taquilla en todo el mundo.

Douglas interpreta a un policía con sus propios demonios que cae bajo el embrujo de una misteriosa escritora, la sensual Sharon Stone, que interpretó un fugaz cruce de piernas que aún provoca síncopes en el mundo del cine.

“En la época quería hacer algo duro. Era a principios de los años 1990, los estadounidenses eran extremadamente conservadores, era una especie de provocación”, explicó al diario Libération.

Le sugerimos leer una de las columnas del editor de El Magazín Cultural de El Espectador: Un diminuto instante

Detrás del candelabro (2013)

Dos años después de anunciar que tenía cáncer, Michael Douglas (que se había vuelto a casar con la actriz Catherine Zeta-Jones), vuelve a la gran pantalla, una vez curado, con un papel inesperado: interpretar a Liberace, un conocido pianista y showman en los Estados Unidos de los años 1950 y 1960.

Valentino Liberace era conocido como el “Mozart de Las Vegas”, un pianista muy talentoso y homosexual a escondidas, a pesar de que durante años deslumbró con un vestuario extravagante, lleno de plumas, precursor de estrellas como Lady Gaga.

Michael Douglas interpreta a esa estrella compleja y atormentada, que se somete a innumerables operaciones estéticas. Matt Damon interpreta a su chófer y criado, fallecido en 1987 de sida.

Douglas logró un Globo de Oro por este telefilme que fue estrenado inicialmente en la plataforma HBO en Estados Unidos, ya que era considerado demasiado gay por los productores hollywoodienses.

Si le interesa seguir leyendo sobre El Magazín Cultural, puede ingresar aquí 🎭🎨🎻📚📖

Por Raphaëlle Picard- AFP

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar