El Magazín Cultural

Publicidad
6 Aug 2022 - 4:48 p. m.

No es pelo malo (relato visual)

No hay que esperar a que sea el Día Internacional del Cabello ni a que surja otro escándalo de Epa Colombia con su queratina para abordar el tema del cabello afro.

Linda Esperanza Aragón

San Basilio de Palenque, Bolívar.
San Basilio de Palenque, Bolívar.
Foto: Linda Esperanza Aragón

Día a día escuchamos comentarios racistas que cada vez más se normalizan: “Saludos te mandó la chica del pelito malo, esa que vive espelucá”. También dicen: “¡Alísate ese pelo malo, usa queratina o pásate la plancha!”. Una tácita imposición supremacista al cabello afro que ahuyenta a la diversidad. Desde que son niñas se les recalcan a las mujeres que se verán bellas y elegantes si se alisan el cabello. Les arrebatan la autonomía de usar el cabello como quieran y las someten a un ritual amargo.

Me he topado con mujeres y hombres que han renunciado a desrizarlo en La Habana, Barranquilla y San Andrés; y en varios pueblos colombianos como Bomba (Magdalena), San Basilio del Palenque (Bolívar) y Rincón del Mar (Sucre). No quieren ser controlados ni que sus cabellos queden lacios. No esconden ya su forma genuina. Se reconciliaron con su pasado y escucharon las voces de sus ancestros.

En San Andrés una mujer raizal me contó: “No me aliso el cabello, lo adoro como es, me gusta. Luciéndolo así estoy inspirando a otras personas a valorar lo que son y a no olvidar sus antepasados”. No borrar las ondas del cabello es conocer la historia que está afiliada a la sangre. Porque el pelo malo no es: el pelo es mapa, territorio, libertad y pregón de la identidad. Su esencia no es anónima, su textura no es delincuente.

Si le interesa seguir leyendo sobre El Magazín Cultural, puede ingresar aquí 🎭🎨🎻📚📖

Síguenos en Google Noticias