El Magazín Cultural

Publicidad
8 Jun 2022 - 11:30 p. m.

Ocho hombres juzgados por el robo de una obra de Banksy en el Bataclan

Este miércoles comenzó en París el juicio a ocho hombres por el robo de una obra pintada por el célebre artista callejero Banksy en una puerta de emergencia de la salas parisina Bataclan como homenaje a las víctimas de los atentados islamistas del 13 de noviembre de 2015 en París y su región. Un total de 130 personas fueron asesinadas en esos atentados, 90 de ellas en Bataclan.

EFE

Anne Lec'hvien - AFP

Vista del altar conmemorativo por el tercer aniversario, en 2018, de los ataques yihadistas que causaron 130 muertos y cientos de heridos en París y Saint Denis, a las puertas de la sala de espectáculos Bataclan en la capital francesa. EFE/ Benoit Tessier / Pool
Vista del altar conmemorativo por el tercer aniversario, en 2018, de los ataques yihadistas que causaron 130 muertos y cientos de heridos en París y Saint Denis, a las puertas de la sala de espectáculos Bataclan en la capital francesa. EFE/ Benoit Tessier / Pool
Foto: EFE - BENOIT TESSIER / POOL

La obra de Banksy representa a una joven cabizbaja y de aspecto triste pintada sobre una salida de emergencia por la que numerosas personas escaparon del ataque de terroristas del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que irrumpieron en la sala de espectáculos Bataclan y tirotearon indiscriminadamente al público. La puerta metálica se halló en Italia un año después.

Fue robada por tres encapuchados durante la madrugada del 26 de enero de 2019 y, tras una investigación, el cuerpo de carabineros (policía militarizada) de Italia la localizó el 10 de junio de 2020 en una granja próxima al municipio de Alba Adriatica, en provincia de Teramo, al este del país.

Poco después de las 4:00 a.m del día del robo, una furgoneta blanca se detuvo cerca de la puerta lateral por donde huyeron en 2015 supervivientes del atentado del Bataclan. Tres hombres enmascarados salieron del vehículo, cortaron las bisagras con herramientas alimentadas por un generador y, en menos de 10 minutos, se marcharon con la obra, que estaba protegida por un plexiglás.

Le sugerimos: Ella era Paula Rego, la reconocida artista portuguesa que falleció a sus 87 años

El robo de este “símbolo del recogimiento y perteneciente a todos, vecinos, parisinos, ciudadanos del mundo” indignó a los entonces responsables de la sala de espectáculos. Los investigadores reconstituyeron poco a poco el operativo de los ladrones y lograron hallar la puerta en una granja de Sant’Omero, una localidad del centro de Italia, el 10 de junio de 2020.

La investigación se relaciona con un robo ocurrido en una ferretería en Lyon, de donde los malhechores se llevaron una sierra eléctrica, la misma herramienta utilizada para robar la puerta de la discoteca parisina, según el canal BFM TV. Un tribunal de París debe determinar durante el juicio de tres días el papel desempeñado por los ocho acusados --siete franceses y un italiano-- en el robo y la ocultación de la obra.

El estudio de los teléfonos de los autores de ese robo permitió trazar el recorrido de su camioneta por distintos lugares de Francia y hasta Italia. Sometidos a escuchas telefónicas, hablaron sobre el robo en sus conversaciones. Los tres reconocen el robo en sus declaraciones judiciales, aunque dos de ellos solo como meros ejecutores.

Le sugerimos: Galeón San José: exministra acusa al gobierno de “hacer trizas” el programa

Los detenidos, de entre 31 y 58 años, afirman haber comprendido el valor artístico y simbólico de la obra sólo durante la instrucción del caso, añade la cadena. Una de las claves del juicio es determinar quién ordenó el robo de la obra.

Kevin Gadouche, Franck Grillet-Aubert y Danis Gerizier, de unos 30 años, confesaron el robo cuando fueron detenidos, pero estos dos últimos aseguraron que solo obedecieron órdenes. Mehdi Meftah, que albergó la puerta en el sur de Francia antes de que continuara su camino a Italia y amante del arte callejero, es sospechoso de haberlo “encargado”.

Algunos de los implicados apuntan a Meftah, un empresario que niega esa acusación y asegura que ordenó enviar la puerta a Italia para deshacerse del problema cuando un amigo suyo apareció en su casa con la obra de Banksy. Ese amigo, Kevin G., que también está acusado, confirmó esta versión y señaló que esperaba vender la obra por entre 500.000 y un millón de euros. Durante la investigación, el empresario de 41 años y creador de la marca de ropa de lujo “BL1.D” negó haber ordenado el robo y dijo que se enfrentó a un “hecho consumado” antes de decidir “alejar el problema” a Italia.

La identidad del artista británico Banksy, que reivindica obras con mensaje político en todo el mundo, es un misterio. Sus obras se subastan por millones de dólares. El precio de la puerta se estimó entre 500.000 y un millón de euros (536.000 y 1,07 millones de dólares), un monto en discusión.

Podría interesarle: Historia de la literatura: “De sobremesa”

“Por mucho que mi cliente conociera el Bataclan, esta obra de Banksy no es algo que le resulte especialmente familiar (...) En realidad no sabía lo que robaba”, según Romain Ruiz, abogado de Grillet-Aubert. El gestor de la sala de espectáculo del Bataclan, que retomó la alcaldía de París, recurrió en casación la restitución de la puerta a los propietarios del edificio. El juicio comenzó cuando el proceso de los atentados del 13 de noviembre de 2015, que dejaron 130 muertos en París y en las afueras, entró en la fase de los alegatos finales, nueve meses después de su inicio. El próximo viernes la fiscalía presentará su petición formal de penas para los acusados.

Mientras tanto, el juicio contra uno de los autores de los atentados (los demás se inmolaron o fueron abatidos por la policía) y los organizadores y cómplices se celebra en París desde septiembre y se acerca a su conclusión.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.