Publicidad
12 Oct 2021 - 11:18 p. m.

Orlando Mejía Rivera ganó premio de El Espectador y la Editorial Cuadernos Negros

A la convocatoria se presentaron 39 obras de diez ciudades del país.
Orlando Mejía Rivera ha publicado veintiocho libros en las áreas de novela, cuento, minificción, poesía, ensayo científico, ensayo literario, ensayo de divulgación científica, ensayo biográfico, ensayo epistemológico e historia de la medicina.
Orlando Mejía Rivera ha publicado veintiocho libros en las áreas de novela, cuento, minificción, poesía, ensayo científico, ensayo literario, ensayo de divulgación científica, ensayo biográfico, ensayo epistemológico e historia de la medicina.
Foto: Archivo Particular

Este martes se dieron a conocer los resultados de la I Convocatoria nacional de minificción hecha por Cuadernos Negros Editorial, El Magazín Cultural de El Espectador y la Secretaría de Cultura del Quindío. Luego de la deliberación, los jurados decidieron por unanimidad escoger como ganador el libro Diccionario del amnésico, presentado bajo el seudónimo Alois Alzheimer, correspondiente al autor Orlando Mejía Rivera, de la ciudad de Manizales, Caldas

A esta convocatoria, con la cual Cuadernos Negros Editorial celebró sus 15 años y un catálogo de más de 100 publicados, se presentaron 39 obras, de 10 ciudades (Manizales, Cali, Bogotá, Fusagasugá, Buga, Santa Marta, Armenia, Medellín, Nemocón) y 7 departamentos (Caldas, Valle, Cundinamarca, Magdalena, Quindío, Antioquia). Le invitamos a leer: En contra de la idea de América Latina: una lectura de Walter Mignolo

El jurado estuvo conformado por escritores e investigadores de amplia trayectoria en el género; Harold Kremer y Guillermo Bustamante Zamudio, especializados en esta forma narrativa, pioneros en Colombia y Latinoamérica en la difusión, escritura e investigación del minicuento; Susana Henao Montoya, narradora y académica, con una obra consolidada a nivel literario e investigativo.

El ganador, Orlando Mejía Rivera, quien nació en Bogotá, pero está arraigado a Manizales y es considerado un autor caldense, cuenta con amplia trayectoria y múltiples reconocimientos literarios.

Sobre el autor:

Orlando Mejía Rivera. Bogotá, (1961). Escritor, Médico, Especialista en Medicina Interna, Especialista en literatura hispanoamericana, Magister en filosofía con énfasis en epistemología. Historiador de la medicina, Periodista cultural. Profesor titular de Humanidades Médicas y Medicina Interna en el Programa de Medicina de la Universidad de Caldas.

Ganador del Premio Nacional de Novela del Ministerio de cultura (1998) con Pensamientos de Guerra. Ganador del Premio Nacional de ensayo literario ciudad de Bogotá (1999) con De clones, ciborgs y sirenas.Tercer puesto del Segundo Concurso Nacional de minicuento Luis Vidales, versión 2011. Finalista del Premio Nacional de Novela publicada del Ministerio de cultura (2020) con El médico de Pérgamo. Su libro La medicina Antigua. De Homero a la peste negra, fue seleccionado como uno de los mejores diez libros académicos publicados en Colombia, en el año 2017, de acuerdo con el periódico El Espectador. Textos suyos han sido traducidos al alemán, italiano, francés, húngaro y bengalí.

Ha publicado veintiocho libros en las áreas de novela, cuento, minificción, poesía, ensayo científico, ensayo literario, ensayo de divulgación científica, ensayo biográfico, ensayo epistemológico e historia de la medicina. Entre los cuales están: El asunto García y otros cuentos (2006), las obras de minificción Manicomio de dioses (2010) y El extraño animal de los gitanos (2019); las novelas La casa rosada (1997), El enfermo de Abisinia (2008), Recordando a Bosé (2009, 2018 2 ed) y el poemario Reflejos de luna (haikus, 2019).

Sobre el libro opinan los jurados:

Revela unidad de proyecto. El texto está bien escrito, con una inteligente intertextualidad frente a piezas del canon literario universal. Tiene una pensada economía de lenguaje: sólo ubica lo estrictamente necesario. Maneja bien el género, pues no se trata estrictamente de textos breves, sino de textos con un cierre justo para escrituras breves.

Un buen libro con muchas referencias a los griegos, a otros autores y, en general, a la literatura universal. Algunos relatos nos indican que es un conocedor del género del minicuento porque recrea, con acierto, algunos de estos textos ya clásicos. Hay un buen dominio del lenguaje, muy minimalista, logrando atrapar al lector y obligarlo a interpretar con variantes los relatos del libro.

Este libro presenta una serie de minificciones alusivas a múltiples formas textuales del universo simbólico occidental: el mito griego, el cuento de hadas, el relato bíblico desde una intención lúdica. Los finales fractales, la polisemia de las versiones alternativas, la literalidad y el dialogismo orientados al universo clásico da cuerpo a creaciones interesantes que le proponen al lector una reconstrucción de la mirada paradigmática propia de la narrativa tradicional.

El jurado celebra esta iniciativa de la editorial Cuadernos Negros y su Fundación Pundarika que, en alianza con El Magazín Cultural de El Espectador y en concertación con La Secretaría de Cultura del Quindío, promueve un espacio necesario para fomentar este género literario en Colombia.

Recibe alertas desde Google News