4 Nov 2020 - 11:13 p. m.

Óscar Wilde: La tragedia del artista (II)

El próximo 30 de noviembre se cumplirán 120 años de la muerte de Óscar Wilde en París, luego de un final de vida trágico. El autor de “El retrato de Dorian Gray” y de “La importancia de llamarse Ernesto”, entre otras obras que deslumbraron a Europa y América en el Siglo XIX, falleció prácticamente de incógnito.

Óscar Wilde comenzó a escribir su propia tragedia por el amor y con el amor. “Un beso puede causar la ruina de toda una vida”, había dicho y escrito cientos de veces. Un beso, un solo beso, el primero, lo llevó al segundo y al tercero, y todos aquellos besos lo llevaron a la pasión desbordada y a la ceguera, a la omnipotencia, a caminar sobre el suelo y a creer que no había en el mundo más que dos personas, él y su amante, y que ellos dos podrían contra el mundo y sus vanidades, contra los humanos y su mezquindad y sus deseos de poder y de aniquilar a todo aquel que se les atravesara. “Todo amor es terrible; todo amor es una tragedia”, dijo y escribió también. El suyo por lord Alfred Douglas fue su tragedia. El principio de su final y su final.

Le sugerimos leer Óscar Wilde: la tragedia del artista (I)

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete