Entrevista

La literatura como refugio contra la soledad

Noticias destacadas de Cultura

La poesía de Patricia Marulanda es sobria, precisa y con un sabor ácido al final de cada estrofa. Aborda temas como el erotismo, la soledad y el desamor. Sus páginas destilan melancolía, pero sin caer en el patetismo o el victimismo. El amor es una estación de paso y la autora lo sabe.

Eres también lo que tanto repudio / contigo soy un árbol sin su follaje / desnudo / viviendo un otoño eterno.

Su libro titulado Poesías de amores y nostalgias, es la puerta a una carrera literaria que se ha forjado en el silencio. Alcanzó el primer lugar de ventas en la plataforma digital de Amazon, convirtiéndose en pocas horas en un Bestseller. Marulanda es abogada, especializada en derecho laboral y seguridad social. Una carrera elegida por convicción con el objetivo de poder ayudar a las personas más vulnerables. Desde muy joven encontró en la literatura un refugio contra la soledad. Tuve la oportunidad de conversar con ella sobre su libro, la vocación literaria y su trabajo poético.

¿Puede contarnos un poco de qué modo nace la vocación literaria?

Desde el inicio de mi adolescencia escribía poesía, historias; recuerdo que, como no podía salir a jugar con los niños de mi edad, me sentaba en la puerta de la casa a observarlos, luego eso me parecía aburrido y sacaba un cuaderno y un lápiz y me dejaba llevar por mis pensamientos. Muchos de los poemas de mi libro tienen su germen en esa época.

Le sugerimos leer “La carta inútil”, un cuento para recordar a Fernando Soto Aparicio

Exploras temas como la soledad, el amor, el desamor, el erotismo. ¿Por qué el interés en estos temas? ¿Ves en la poesía un modo de exorcizar sentimientos de dolor?

Conecto fácilmente con la multiplicidad de emociones en que nos sumergimos ante la experiencia del amor, pero no necesariamente mis escritos son una forma de exorcizar mi dolor o la soledad, pues no hay tal. Aunque no podemos negar que, en el amor, todos los seres humanos en algún momento vivimos experiencias mágicas y otras veces no tanto.

La escritura poética permite un vínculo con lo divino. Muchos autores han necesitado de rituales propios para escribir sus versos. ¿Tienes algún tipo de ritual a la hora de escribir? ¿Cuándo y en qué momento de tu día escribes?

En mi caso, puedo ir en el carro conduciendo, estar viendo una película o charlando con alguien, y de repente llega un pensamiento, que se transforma en una idea y luego muta a un poema, que debo escribir en el acto y como fluya; si no lo hago, se va y no logro recuperarlo. Posteriormente, me tomo un tiempo a solas, conmigo, para volver a él.

Lo invitamos a leer El viejo dilema del periodismo versus la literatura

Tu libro fue uno de los más vendidos de Amazon, adquiriendo como tal la etiqueta de Bestseller, ¿qué sientes al conseguir este logro?

Me siento muy feliz, no me lo esperaba; esto me muestra que Dios y el universo siempre sincronizan con los sueños. Obviamente depende también de los pasos que demos hacia ellos, creo que he comenzado a dirigir mis pasos hacia la materialización de mi escritura; me siento afortunada y bendecida.

¿Qué autores te han inspirado en la construcción de tu universo poético?

Disfruto y me conecto con la poesía de escritores como Pablo Neruda, Mario Benedetti, Gabriela Mistral y José Asunción Silva, entre otros.

Le puede interesar leer sobre la Historia de la literatura: Garcilaso de la Vega

¿Cuáles son tus planes a futuro? ¿Qué otros proyectos literarios tienes entre manos?

Consolidarme como escritora. Actualmente trabajo en un thriller que se publicará pronto. Igualmente preparo mi segundo libro de poesía. Me gusta escribir novelas que cuenten historias de vida reales, que traigan implícitos mensajes, donde a través de una historia, el lector pueda identificarse consigo mismo, con su propia historia de vida y concluir que, como el personaje principal, también puede vencer todos los obstáculos, los estigmas y las etiquetas que le bloquean. Una forma de escribir sobre la superación personal, pero a través de la novela.

Comparte en redes: