25 Jan 2019 - 9:03 p. m.

Reflexiones sobre el debate de "Los puros criollos" y la renuncia de Juan Pablo Bieri

Presentamos un análisis sobre el escándalo que se desató después de la grabación en la que Juan Pablo Bieri censuró el programa "Los puros criollos". Un resultado que tuvo mucho que ver con su desconocimiento para asumir la gerencia de RTVC.

Laura Camila Arévalo Domínguez - Twitter: @lauracamilaad

Juan Pablo Bieri, exgerente del sistema de medios públicos RTVC.  / Óscar Pérez - El Espectador
Juan Pablo Bieri, exgerente del sistema de medios públicos RTVC. / Óscar Pérez - El Espectador

En una grabación publicada el pasado miércoles por La Pulla de El Espectador quedó en evidencia que el exgerente del sistema de medios públicos RTVC, Juan Pablo Bieri, pretendía “matar” el programa de "Los puros criollos", pero también quedó comprobado un asunto que no es menor: el funcionario saliente desconocía los productos que en la actualidad adelantaba el organismo, las personas que los realizaban y, sobre todo, los procesos periodísticos y de autoría que RTVC promovía al momento en que él asumió como gerente de la entidad.

Este jueves 24 de enero, en una entrevista para La W Radio para contestar al debate creado por la desafortunada intervención del periodista Bieri, la ministra de Telecomunicaciones, Silvia Constaín, manifestó que, si bien ella hace parte de la junta directiva de RTVC, las decisiones sobre sus contenidos son tomadas por un comité de programación. Sin embargo, en medio de la conversación se cuestionó el nombramiento de Bieri y sus órdenes para intentar sacar del aire, mover de horario o dejar de producir el programa "Los puros criollos".

Le sugerimos: "Que demuestren que la grabación prueba censura": Bieri sobre caso de Los Puros Criollos

Después de la tormenta periodística que concluyó parcialmente con la renuncia de Bieri, la primera conclusión es que el periodista en entredicho no solo desconocía las razones por las cuales no podía hacer cumplir sus órdenes, sino que además no tenía mucho conocimiento sobre el funcionamiento de la entidad. “¿Cómo se llama ese muchacho?  Ponemos el programa a las 3 de la mañana. ¿Qué es cuota nacional?, No hay posibilidad de que Rivas vuelva a trabajar con esta gerencia”, fueron algunos de sus interrogantes y comentarios.

Con el propósito de evaluar las reflexiones que deja lo sucedido, El Espectador se comunicó con un exfuncionario de RTVC, quien solicitó no revelar su nombre, a fin de preguntarle tanto sobre las afirmaciones de la ministra en la mañana del miércoles en la W,  la composición de la junta directiva de la RTVC, su incidencia en los contenidos y, específicamente, respecto a las lecciones del escándalo que se generó después de la controversia sobre "Los puros criollos" y el proceder de Bieri al ordenar sacar del aire el programa sin medir sus consecuencias.

Sobre la junta

“Sí alguno de los gerentes lleva un tema a la junta directiva, el asunto se toca, si no lo lleva o la junta no se lo ha pedido, no hace parte de las decisiones de la junta”, expresó la fuente consultada. “La ministra tiene razón cuando dice que ella asiste a una junta directiva pero esos temas no son tratados ahí. En Señal Colombia existe un comité de programación conformado por una persona de Señal Colombia y otras del Ministerio de Educación, el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Telecomunicaciones. En ese comité se deciden políticas sobre coproducciones, compras y programación, pero poco o nada se incolucra con temas de contenido”.

Desde que estalló la polémica el pasado 6 de diciembre, a raíz de las críticas públicas del presentador Santiago Rivas al proyecto de ley que actualmente impulsa la ministra de Telecomunicaciones, el programa "Los puros criollos" comenzó a ser un tema de debate al interior de la junta directiva. Por eso, entre otros aspectos complementarios, a través de un comunicado, días después se terminó anunciando que iban a nombrarse dos asesores para que trabajaran directamente con Juan Pablo Bieri en la gerencia, y apoyaran su gestión en frentes específicos.

Sobre "Los puros criollos", programa ancla

No obstante, en la reunión en la que Juan Pablo Bieri fue grabado por uno de los asistentes, quedó claro que, a pesar de la intención de hacerlo acompañar por expertos en la materia, el periodista no era la persona idónea para orientar los procesos internos de RTVC. Por ejemplo, cuando Diana Díaz, exdirectora de Señal Colombia, mencionó que "Los puros criollos" eran un programa ancla, Bieri no tenía claro cuál era la importancia de este concepto. Eso significaba que "Los puros criollos" era el programa sobre el cual se construía toda la programación, pues contaba con el mayor porcentaje de audiencia e inversión de recursos.

Por eso, cuando Bieri propuso mandar el programa a las tres de la mañana, no sólo dejó claro que no sabía de los protocolos internos de la entidad, sino que incluso, de haberse aceptado su sugerencia o su perentoria orden, se habría incurrido en un detrimento patrimonial. “¿Cómo va a mandar el programa más costoso de RTVC a las tres de la mañana? Eso puso en evidencia su desconocimiento sobre la funcionalidad del organismo público”, recalcó la fuente consultada por este diario, con amplia experiencia en el sector.

Cuota nacional

En la actualidad, la Autoridad Nacional de Televisión entrega a los medios públicos unos recursos que deben tener alta rotación. Se entregan porque cumplen con los criterios de programación establecidos: son culturales, educativos, entre otros aspectos que la ANT dictamina. “Él desconocía las normas de programación y de rotación. Por ejemplo, cuando la directora de Señal Colombia le advirtió que el programa debía ser emitido antes del 22 de marzo era porque se trataba de un contenido que debía ser emitido durante el año siguiente a la entrega de los recursos. Él no lo sabía y tampoco lo preguntó”, agregó la fuente.

Puede leer: El caso Juan Pablo Bieri y la libertad de expresión

A estas observaciones se suma una publicación que hizo en Facebook la ex directora de Señal Colombia, Marcela Benavides, quien mencionó que además de las pretensiones de censura, Bieri, “con apenas cuatro meses en el cargo, afectó buena parte del trabajo realizado por cientos de personas por cerca de 15 años”. Benavides desglosó así los puntos que consideró más perjudiciales para RTVC durante la gerencia de Bieri: rompimiento del ejercicio de construcción de una parrilla de programación, confusión entre las funciones de un gerente o un director del medio, desconocimiento de los procedimientos de programación del canal, y diferenciación entre gerenciar un medio público y uno privado.

En su criterio, Bieri lo hizo por desconocimiento o porque le dio más relevancia al autoritarismo, la falta de criterio y la torpeza. “Señal Colombia es reconocido en Latinoamérica por ser uno de los canales con mayor aporte y visibilidad de la diversidad cultural, la preservación de la memoria y la construcción de patrimonio cultural. Así mismo, es uno de los grandes motores del desarrollo de la industria audiovisual del país por su producción de contenidos infantiles, documentales o seriados. Por eso, es fundamental que en el gobierno se comprenda el sentido de los medios públicos o su aporte histórico, y que no se desdeñen o se desmonten de manera soberbia, desinformada o sin criterio".

En síntesis, puntualizó Marcela Benavides, después de la polémica hay cosas que se deben revisar, ajustar y mejorar, pues existe una base sólida que realmente queda herida de muerte luego del desatino en el nombramiento de Bieri. “Ojalá que el nuevo gerente y su equipo asesor (si es que lo cambian) sea elegido por mérito, experiencia y afinidad con lo que significa ser un servidor público y con criterios sobre la misión y el concepto de lo que significan los medios públicos. Claro que se puede innovar y que se debe evolucionar, pero hay que hacer un trabajo cuidado y serio y no guiado por el ego del gerente de turno”, puntualizó Benavides.

Aún se espera que el presidente de la República se manifieste con respecto a la renuncia de Juan Pablo Bieri, pero, sobre todo, hay expectativas sobre quién será la persona que asuma la gerencia de RTVC, pues ya está demostrado que debe ser alguien que se convenza de que esta es una labor que debe dar prioridad en la agenda a la ciudadanía, y que también debe estar preparado  para administrar un sistema con unos protocolos claros y productos financiados con dineros públicos. La desafortunada experiencia con Bieri no solo tuvo que ver con un error humano, sino con el desconocimiento de cómo funcionaba RTVC, quiénes trabajaban con él y los límites que tenía para tomar decisiones como servidor público.

Recibe alertas desde Google News