El Magazín Cultural

Publicidad
25 Jun 2021 - 5:42 p. m.

“Si dejáramos de existir” y la narración teatral en la era digital

La compañía de teatro Púrpura Creactivo presenta Si dejáramos de existir, una serie web de diez capítulos, grabados en plano secuencia, que narra la crisis de un grupo de teatristas tras la muerte de su dramaturgo.

Argenis Leal

"Si dejáramos de existir" narra la tragedia que cubre a los integrantes de Escena Mutante, una pequeña sala de teatro independiente y experimental. La productora general, la dueña de la sala, el director, el actor, el técnico, entre otros personajes, se enteran del suicidio de su dramaturgo el mismo día del estreno de "Narciso", su nueva creación.
"Si dejáramos de existir" narra la tragedia que cubre a los integrantes de Escena Mutante, una pequeña sala de teatro independiente y experimental. La productora general, la dueña de la sala, el director, el actor, el técnico, entre otros personajes, se enteran del suicidio de su dramaturgo el mismo día del estreno de "Narciso", su nueva creación.
Foto: Púrpura Creactivo – Miguel Angel Pineda

Esta es la historia de un antes y un después, de cómo una compañía de teatro reflexiona sobre su proceso creativo y lo convierte en fuente de inspiración para una nueva creación. Tras la llegada de la pandemia y todo lo que ella trajo, la compañía de teatro Púrpura Creactivo, bajo la dirección de William Guevara, al enfrentar diferentes situaciones, como el encierro, la falta de contacto con el público y la zozobra de un futuro poco alentador para las artes escénicas (debido a las restricciones de contacto y aglomeraciones), toma un nuevo camino creativo para contar sus historias: lo audiovisual. Así, la agrupación creó Si dejáramos de existir, su primera serie web.

Lo invitamos a ver el video “Levanten las voces mujeres”, música para resistir y no olvidar

La tragedia cubre a los integrantes de Escena Mutante, una pequeña sala de teatro independiente y experimental. La productora general, la dueña de la sala, el director, el actor, el técnico, entre otros personajes, se enteran del suicidio del dramaturgo el mismo día del estreno de Narciso, su nueva creación. ¿Estrenar o no estrenar?, esa es la pregunta a solucionar. La serie, que se desarrolla en diez capítulos de veinte minutos cada uno, narra las horas previas a la función de estreno, así como las crisis emocionales, económicas, éticas y artísticas, que, aunque son ficción, parten de las vivencias de la compañía y la reflexión del mito de Narciso, hombre que se mira al espejo y ve la belleza máxima, pero muere persiguiendo ese reflejo. Ante los interrogantes de qué pasaría si dejáramos de existir como especie, a quién le haríamos falta y cuál es nuestro legado, cada episodio da nuevas pistas y aclara por qué el dramaturgo tomó dicha decisión.

“Desde nuestro nacimiento, en 1999, el audiovisual ha sido de gran interés para nosotros. Meses antes de hacer nuestra primera obra de teatro, nos reunimos para grabar un cortometraje. Esa fue la semilla que unió a la compañía”, cuenta su director, William Guevara. Sin embargo, en esta ocasión el reto fue mayor e implicó pensar en cómo conjugar los dos lenguajes. “Buscamos ir más allá y no solo trasmitir una obra de teatro. Quisimos enlazar el mundo teatral con el audiovisual, ver cómo desde la narración podíamos crear lasos, mostrar cómo se mueve el teatro en nuestra ciudad, cuáles son los roles, quiénes están detrás del escenario y cuáles son las dificultades a las que nos enfrentamos cotidianamente”, concluye.

Si dejáramos de existir fue grabada en plano secuencia, una decisión premeditada. “He sido muy buen espectador de teatro online o en cine, pero no quisimos hacerlo así, pues queríamos otro tipo de fusión. Desde ese punto de vista nacen la temática de la obra, que narra situaciones del teatro, y la ejecución en plano secuencia de la misma. Cuando un grupo de teatro enciende la luz del escenario y comienza a contar una historia, lo hace sin parar, por eso abordamos la serie así. No vamos a poder hacer teatro en lo audiovisual, eso es clarísimo. Podemos registrarlo y volverlo un documento teatral, pero no será teatro. Sin embargo, sí podemos absorber esos lenguajes y esas formas que lo alimentan. Así, buscamos que el teatro alimente lo audiovisual, y viceversa, para seguir creando un diálogo entre estas dos corrientes, que a nosotros como grupo tanto nos marcan e interesan”.

Le sugerimos: Palabras de Ernesto Sábato para no olvidar

Grabar de esta forma exige tener todo, desde el momento cero hasta el final, crear una coreografía de desplazamiento, construir los personajes y el diseño sonoro y de luces, que se debe ejecutar en total sincronía, y fijar los ritmos de la escena. En este caso, la cámara es el público. Además, como parte de la serie, se creó una obra de teatro, que es la manzana de la discordia de la historia que se narra: Narciso, un “solo” de danza y teatro físico que el público también descubrirá en cada capítulo. Se espera que en próximos meses esta obra esté en escenarios presenciales, para así poder brindar un experiencia total.

La serie está disponible en este link, a través de la página web de la compañía.

Síguenos en Google Noticias