18 May 2018 - 4:17 p. m.

Travolta: “me contenta que mis películas hagan feliz a tantas personas”

El actor estadounidense celebra en el Festival de Cannes el 40° aniversario de "Grease", y aprovecha para presentar "Gotti", una de sus más recientes películas.

Janina Pérez Arias

En "Gotti" participaron la esposa de Travolta, Kelly Preston, y su hija.  / AFP
En "Gotti" participaron la esposa de Travolta, Kelly Preston, y su hija. / AFP

Una de las figuras más icónicas de la cultura popular pasó por el Festival de Cannes. John Travolta (New Jersey, 1954) es uno de esos actores que con tan solo mencionar su nombre se puede recitar una larga lista de películas que han pasado a formar parte del imaginario.

Fiebre del sábado por la noche, Grease, Phenomenon, Pulp Fiction, Hairspray, y ¡pare usted de contar!. Todas y cada una de ellas tienen alguna conexión emocional con espectadores de diferentes generaciones alrededor del mundo.

En el Festival de Cannes, John Travolta ha sido uno de los invitados de honor. En la Cinéma de la Plage, a orillas del mar y a cielo abierto, se celebrarían las cuatro décadas de Grease, con la proyección de la cinta restaurada, y la presencia de Travolta y su director Randal Kleiser.

Horas antes de la emocionante proyección de Grease, John Travolta recibía a la prensa en el emblemático Hotel Carlton. Americana azul, camisa azul, pañuelo azul asomado por el bolsillo del saco, y los expresivos ojos azules de Travolta, que durante tantos años han mantenido cautivado al público.

Puede leer: Travolta: la TV hace del cine un "género vintage"

Después de estar en Cannes con Pulp Fiction, ¿cómo es para usted volver a este festival tomando en cuenta todo lo que ha pasado después con esa película?

En 1994 ganamos la Palma de Oro con Pulp Fiction, lo que nos lanzó a otro nivel, y esa película cambió la historia del cine. Cuando ganamos en el Festival de Cannes, sabíamos que lograríamos algo porque las reacciones hacia la película fueron sorprendentes, además de los 24 minutos de ovación de pie. Luego tuvo un gran despegue a nivel mundial. Mi vida ya no fue la misma desde entonces.

Para los 20 años de aniversario nos reunimos, y recuerdo que estaba sentado en el Cinéma de la Plage y me puse a llorar porque vi cómo delante de mi pasaba una buena parte de mi vida desde cuando hice Pulp Fiction, y todo lo que viví durante esos años tanto a nivel profesional como personal. No pude resistirme a llorar.

¿Cómo es para usted ser parte de tantas películas que han dejado una impronta?

Me siento muy afortunado de que sean un referente, y que las mismas hayan cambiado el cine. Es un orgullo, la verdad. Y no es que haya sido mi intención, pero al parecer es un trabajo que ha pasado a formar parte de la cultura popular, y hasta ha alcanzado el estatus de icónico.

Entonces, ¿le debe esos éxitos a la casualidad?

Tal vez haya sido a causa de mi gusto por cierto tipo de material. A comienzos de mi carrera era un niño y me atraían las cosas nuevas y ser parte de ellas. Francamente estoy suponiendo (se sonríe), o tal vez tenga mucho que ver con mi instinto.

En el Festival de Cannes se celebra el 40 aniversario de Grease, ¿qué le pasa por la mente cuando ve sus películas después de tanto tiempo?

Que era muy, muy joven (se ríe) Me siento muy orgulloso, pero sobre todo me contenta que mis películas hagan feliz a tantas personas. Grease entretiene a cada nueva generación, no ha envejecido del todo, y la siento como si la hubiera hecho ayer. Nunca había visto una cosa así en mi vida.

Está presentando en Cannes Gotti, una biopic del mafioso John Gotti (dirigida por Kevin Connolly). ¿Se sintió cómodo interpretándolo?

Es el último gánster moderno que tuvimos en la historia, y con la aplicación de la Ley RICO (Ley de Chantaje Civil, Influencia y Organizaciones corruptas), será el último. ¿Que si me sentí cómodo? Creo que “seguro” es la mejor palabra. Yo tengo la seguridad a la hora de encarnar a otras personas; mientras que la comodidad es más difícil de obtener. Por ejemplo en Pulp Fiction, ¿qué tan cómodo te puedes sentir si tienes que matar tanto? (se ríe) En Gotti tuve la seguridad de retratar a John Gotti y de convencer a la audiencia de mi trabajo.

Su esposa Kelly Preston interpreta a la Sra. Gotti y su hija también tiene un rol en este filme, ¿cómo es trabajar con la familia?

Me di cuenta de que Kelly sería perfecta para ese personaje, y así fue. Siempre he dicho que si voy a tener a un miembro de la familia en una de mis películas, me tengo que asegurar de que mínimo sean los más indicados para ese rol. Por cierto, mi hija (Ella Bleu) va a hacer otra película conmigo (The Poison Rose).

¿Qué piensa del hecho de que mucha gente sienta admiración hacia John Gotti?

No creo que exista otro mafioso como Gotti, porque él tenía una concepción muy diferente de la lealtad e integridad como miembro de la Cosa Nostra. Gotti también se preocupaba y cuidaba de mantener su esfera familiar intacta, además de que era muy activo en su comunidad; era un tipo agradable y cordial, pero por otro lado tenía sus negocios mafiosos.

Puede leer: Cannes 2018: 20 postales para recordar de la alfombra roja

¿Qué piensa de la glamorización de criminales?

En el caso de Gotti, no creo que lo glamoricemos tanto. Me gusta esta película porque pienso que trata de contar la verdad. Toda esa gente vive al borde del abismo, y no es tan glamoroso morir en la cárcel con cáncer de garganta, como sucedió con John Gotti. Nuestra película no glamoriza, aunque sí muestra que a Gotti le gustaba mucho el lujo y el glamour.

Es productor de esta película, ¿cómo fue el proceso?

Se trata de un proyecto que tuvo siete años de preparación. Tuvimos guiones diferentes, cuatro directores y elencos posibles; y yo pasé por todos eso, tratando de sacarlo adelante. Fue difícil encontrar financiación, ya que se trata de una producción costosa, así que hicimos lo mejor que pudimos.

Recibe alertas desde Google News