El Magazín Cultural

Publicidad
15 Apr 2021 - 2:00 a. m.

“Uashis”: una chispa de rebeldía ilustrada

“Uashisgenios, siete cuentos relinchados” es un proyecto con el que Robinson Tamayo rinde homenaje a Marvel Moreno, Liliana Heker, Augusto Monterroso, Julio Cortázar y Evelio Rosero. Llevando al campo de la ilustración y del pódcast las líneas de estos escritores latinoamericanos, Tamayo continúa apostando por la autogestión e independencia de su trabajo artístico.
El reto de buscar nuevos formatos, así como nuevas estrategias de narración, llevaron a Robinson Tamayo a crear Uashisgenios, siete cuentos relinchados, un proyecto basado en escritores latinoamericanos. / Robinson Tamayo
El reto de buscar nuevos formatos, así como nuevas estrategias de narración, llevaron a Robinson Tamayo a crear Uashisgenios, siete cuentos relinchados, un proyecto basado en escritores latinoamericanos. / Robinson Tamayo
Foto: Robinson Tamayo

Considerar los dibujos como notas visuales. Garabatear con la intención de hacer un ejercicio de memoria. Encontrar en la literatura y, sobre todo, en los escritores latinoamericanos un refugio y una compañía. Aprovechar un carácter introvertido y tímido para explorar nuevas formas de acercarse a las historias y encontrar en el teatro estrategias para que los personajes, en lugar de que simplemente hablen, actúen. Aunque en un principio dedicó su vida a ser administrador de empresas, considerando el dibujo como herramienta de pensamiento, Robinson Tamayo vive sus días en función de la ilustración, tratando de encontrar una conexión social a través de ella. Empezó regalando cartas y viñetas que arrancaba de las páginas de su diario a las personas a su alrededor. Pasaron unos años hasta que tomó la decisión de explorar la publicación de su arte, bajo la premisa de la independencia y la autogestión.

Así nació Uashis, una serie de ilustraciones de referentes culturales, como Chavela Vargas, Salvador Dalí, Héctor Lavoe, Jorge Velosa, Alejandro Obregón, Edgar Allan Poe y Joaquín Sabina, entre otros, y de personajes que nacieron de sus propias pasiones y pensamientos, como Nacho Borracho, que no solo está borracho por el licor sino también por la vida, o Mincho, un vendedor ambulante que amplifica sus opiniones políticas e inconformidades, y como un viajero en el tiempo, que le permite imaginar posibles escenarios del futuro, así como explorar rastros del pasado, utilizándolo como pretexto para, por ejemplo, explorar la escritura de James Joyce.

Síguenos en Google Noticias