18 Feb 2019 - 3:00 a. m.

Wagner Moura: “En este momento la verdad no tiene importancia”

El actor brasileño salta a la dirección con “Marighella”, que, en medio de una polémica, fue presentada fuera de competición en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

Janina Pérez Arias

Wagner Moura: “En este momento la verdad no tiene importancia”

Cuando a Wagner Moura se le ocurrió hacer una película sobre el guerrillero Carlos Marighella, Jair Bolsonaro aún no figuraba en el panorama político de Brasil. Corría el 2012, y el actor, conocido mundialmente por la serie Narcos, empezaba a darle forma a lo que sería su debut en la dirección.

Siete años más tarde, Moura desembarca en la Berlinale con una nutrida representación de su equipo, trayendo consigo el filme Marighella, protagonizado por el cantautor Seu Jorge. Carlos Marighella constituye una controvertida figura en la historia reciente de Brasil, representante de la resistencia a la dictadura militar iniciada en 1964 y que se extendería hasta 1985, optó y lideró la lucha armada hasta que fue asesinado en 1969.

Presentada fuera de competición en la Berlinale y respaldada por una buena acogida, el estreno mundial de Marighella ha estado en el ojo del huracán, ya que la película de Moura está inmersa en una gran polémica alimentada por las tensiones políticas en su país.

Sin embargo para que no quepa lugar a dudas, Wagner Moura aclara: “Mi película no es una respuesta a Bolsonaro, porque, honestamente hablando, este filme es más grande que él”.

¿Cuándo empezó a tener Carlos Marighella un significado para usted?

Marighella siempre ha sido un gran nombre para quienes se interesan por la historia de la resistencia en Brasil, y para mí la resistencia consistía en aquellos que se opusieron a la dictadura en los años 60 y 70.

¿En qué se diferencia Marighella a los otros revolucionarios de Latinoamérica?

Es muy diferente. En los 60 y 70 existieron en Argentina los Montoneros, en Uruguay los Tupamaros, y grupos similares en otras partes del mundo. Hubo gente que creyó que podían lograrlo al ver también los ejemplos de Cuba y Vietnam, y esa es la tragedia de todo eso. Marighella fue diferente en varios aspectos; era de Salvador de Bahía, era mulato, negro, era poeta, le encantaba la música, tenía un gran sentido del humor, le encantaba el carnaval. Su personalidad no era oscura, más bien era un hombre que irradiaba luz.

En Brasil hay muchas expectativas hacia su película. ¿Cree que gracias a la presencia de “Marighella” en la Berlinale se podrá ver mejor lo que está ocurriendo en Brasil?

En el extranjero no se pueden imaginar lo que está pasando ahora mismo en Brasil. Para nosotros es increíble la presencia en el festival, ya que la atención que se le prestará aquí a la película probablemente nos ayude para esclarecer el futuro estreno en Brasil. Este es un filme que está hecho principalmente para que la vean los brasileños, pero va a ser muy difícil que esta película se estrene. Aún no tenemos ninguna fecha y el distribuidor está asustado.

¿Hubo intentos de que fuera censurada durante la pre-producción y el rodaje?

Hice la película que quería hacer. Los personajes están basados en personas reales; sin embargo no se trata de que los implicados se puedan identificar. Esta es una película de ficción, no un documental, por lo que hay situaciones que no existieron y personajes creados para la historia. Lo que sí es cierto es que la película cuenta con una sólida base de documentación, que empecé en 2012, además hablamos con testigos de la época y con miembros de la Acción Liberadora Nacional (ALN), entre otros. Del único boicot que puedo hablar es del financiero, ya que nadie estuvo dispuesto a darnos dinero. Eso fue muy difícil. De cara al futuro, creo que nos vamos a enfrentar a lo peor, y es que creo que se van a ver reacciones como que se lance mierda hacia la pantalla durante la proyección, así como agresiones físicas.

Ya se ha iniciado una campaña de desacreditación en su contra, ¿cómo se va a enfrentar a eso?

Es horrible, pero estoy preparado. Antes de venir a Berlín, di una entrevista para un portal web que se llama Brasil de Fato; dije en esa entrevista que me gustaría tener un intercambio de opiniones con algún representante de la derecha, pero es muy difícil encontrar entre esas filas a alguien apto para mantener una conversación porque son tan agresivos, tan mediocres. Sinceramente esperaba de ellos argumentaciones que explicasen su posición hacia Marighella, pero ¿sabes lo que hicieron en lugar de eso?, pues editaron un video con el título: “Wagner Moura da una entrevista bajo los efectos de la cocaína”. La cosa es que yo sufro de rinitis, lo cual hace que me toque la nariz con mucha frecuencia. Esa es una prueba de su mediocridad, y no pienso responderles. Sin embargo sé que hagan lo que hagan, será efectivo, y es que vivimos en un momento en el que la verdad no tiene importancia.

¿Te sientes en peligro?

Yo no creo que vayan a intentar matarme, sin embargo hay que tener presente que Marielle Franco, concejala, negra, lesbiana, de izquierdas, fue asesinada. A Marighella, quien también era negro y de izquierda, también lo liquidaron. A Marielle la mataron dentro de un auto en Río de Janeiro, y probablemente fue un acto perpetrado por agentes del Estado. Y esto sucedió ¡cincuenta años después de Marighella!

Recibe alertas desde Google News