El Magazín Cultural
Publicidad

Yoko Ono: la bruja de los escándalos

Pequeña, inquieta,  beligerante, con algo de megalómana y de bruja, Yoko Ono, la japonesa viuda de John Lennon acaba de cumplir 75 años de edad.

Marcela Alarcón
27 de mayo de 2008 - 10:14 p. m.

Lleva a cuestas desde hace varias décadas la responsabilidad de haber desmoronado los Beatles, la más legendaria banda de rock de todos los tiempos, porque su influencia fue determinante para alejar a John Lennon de Paul McCartney. Su personalidad fogosa y conflictiva no deja de producir titulares.

 Hace poco demandó a una empresa productora de videos por querer publicar imágenes en las que John Lennon aparece consumiendo drogas y componiendo canciones en 1970, antes que The Beatles desapareciera. Son diez horas de grabación que la productora dice haber adquirido en el año 2000. Ella afirma haber pagado 300 mil dólares por esas imágenes a un señor de la Florida hace dos años.

 En los videos aparece Lennon, no sólo consumiendo droga, sino haciendo un recuento de su acercamiento con la heroína y de la mezcla de LSD (ácido lisérgico) en el té del ex presidente norteamericano Richard Nixon. El ingrediente picante de la historia es que el video fue grabado por Anthony Cox, ex esposo de Yoko Ono, quien registró con su cámara el día a día de los Lennon. El tribunal de Boston está próximo a dictar su decisión para entregar los derechos a la esposa del Beatle o dejárselos al público por medio de la productora.

Odiada por millones de personas que  la consideran causante del final de los Beatles y siempre envuelta en polémicas y hechos judiciales para proteger la imagen de su ex compañero, dada también a confrontar el poder y las instituciones políticas no logra al final de su vida que sea reconocido su valor como artista.

La vida de Yoko Ono, irremediablemente ligada a la leyenda de los Beatles,  también lo está a las polémicas y a las posiciones de los puristas seguidores de The Beatles, los admiradores y fanáticos de John Lennon, los pacifistas, los ambientalistas, los artistas y los músicos acerca de la influencia de la japonesa en la vida y obra de la banda y las decisiones de su esposo.

En el año 2007 lanzó su disco Yes, I’m a Witch (Sí,soy una bruja), una recoplilación de sus canciones más emblemáticas hechas por nuevos artistas. En esa ocasión no sólo se declaró la “reina del punk” a pesar de la sombra de Lennon, sino que afirmó a la Agencia EFE: “soy una bruja, pero el tema es que todas las mujeres son brujas y todos los hombres también, porque somos seres mágicos”.

Por Marcela Alarcón

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar