El 9 de marzo vencerá plazo para inscribir candidaturas

Humberto de la Calle y Clara López, ¿una alianza posible?

Sectores cercanos a los candidatos presidenciales están pidiendo una alianza entre los dos. Incluso, no se descarta la idea de hacer fórmula, es decir, uno a la Presidencia y el otro a la Vicepresidencia.

El candidato del liberalismo, de momento, ha dicho que va solo a primera vuelta. / EFE

Si hay algo que los candidatos presidenciales Humberto de la Calle y Clara López tienen en común, es que ambos provienen de la misma corriente política: el Partido Liberal. Eso sí, cada uno desde orillas distintas y no al mismo tiempo. Mientras que los primeros pinitos de la exministra comenzaron de la mano de su tío, el expresidente Alfonso López Michelsen, con quien hizo campaña electoral tras su regreso de Estados Unidos, los de De la Calle estuvieron del lado del expresidente César Gaviria. Con su padrinazgo llegó a ocupar el cargo de ministro de Gobierno y representante encargado en la Asamblea Nacional Constituyente, que dio origen a la Carta Política del 91.

Varias décadas después, esos lazos del pasado parecen cobrar relevancia, sobre todo en momentos en que, ad portas del debate presidencial del 27 de mayo, se va haciendo cada vez más evidente que el que no haga alianzas no tiene el más mínimo chance de llegar a una eventual segunda vuelta. Y allí, el diálogo entre este dúo parece ser un hecho —y una necesidad— en medio de la discusión en torno a las coaliciones. El telón de fondo es el siguiente: en diciembre del año pasado los candidatos de la denominada centro izquierda: Clara López, Carlos Caicedo y Gustavo Petro comenzaron a participar en una especie de cruce de cartas en las que hablaban de la necesidad de llegar unidos a las elecciones para evitar, principalmente, que el sector que lidera el expresidente Álvaro Uribe se hiciera al poder y buscara “hacer trizas” el Acuerdo de Paz con las Farc. Hasta allí, al menos, todos coincidían.

Lea: Se salvó la coalición Uribe-Pastrana

Pero, en la medida en que fueron pasando los días, a esa alianza de los exalcaldes se iban sumando más invitaciones. Sergio Fajardo y Humberto de la Calle —según López, Caicedo y Petro— cabían perfectamente en esa gran coalición. Al final, sin embargo, el resultado terminó siendo tan inesperado, al punto de sorprender a una de sus principales promotoras, la exministra Clara. Ni Fajardo ni De la Calle aceptaron una alianza con ellos, la idea de una consulta interpartidista en marzo, en teoría, había quedado descartada y cada uno emprendería la carrera hacia la Casa de Nariño por sí solo. Eso era, al menos, lo que creyó esta semana la exdirigente del Polo, quien luego se enteró de que al fin sí hay consulta, pero que ella quedó por fuera de la misma. Sólo Caicedo y Petro se someterán al escrutinio de los colombianos el mismo día de las elecciones legislativas.

Entonces, ¿cuál era el paso a seguir de López? Además de superar el impasse por la supuesta falta de comunicación con sus antiguos aliados, revisar con quién más podría aliarse. Y al parecer, las opciones de volverse a tomar un tinto con De la Calle no han quedado descartadas. De hecho, ella siempre lo quiso dentro de los suyos y, por ello, sin él en esa consulta se hacía inviable dicho mecanismo. ¿Habrá, ahora, alianza entre el candidato presidencial del liberalismo y la exministra, avalada por la ASI? Sectores cercanos a ambos aspirantes reconocen que entre ellos sí existe una comunicación constante, que interactúan y que, incluso, han hablado después de que la consulta sin Clara quedara ratificada.

Lea también: Fajardo, el voto en blanco y Petro lideran intención de voto para presidenciales

La opción que tienen ambos es, sencillamente, la de hacer una fórmula bajo una sola candidatura, ya sea la de De la Calle o la de Clara, y el otro o la otra aspiraría al cargo de la Vicepresidencia de la República. Amigos íntimos del candidato liberal afirman que, aunque ese no es un tema que se haya puesto sobre la mesa, sí hay varios sectores cercanos a él que le están pidiendo no echar en saco roto esa posibilidad. Especialmente al recordarle que el apoyo de la exministra fue clave e influyó de manera importante para el triunfo de Juan Manuel Santos en las elecciones de 2014, en segunda vuelta, tras llevar la sombra de casi 2 millones de votos obtenidos en la primera, donde perdió con Zuluaga.

Habrá que ver si cuaja esta alianza para nada descabellada, dado que tanto López como De la Calle comparten como principal bandera en sus campañas la defensa del Acuerdo de Paz. El único lío que faltaría por resolver es el asunto de las listas al Congreso. Como se sabe, la llamada lista por la decencia está siendo liderada tanto por Clara como por Petro, y De la Calle no quiere nada que lo marque ideológicamente con el exalcalde de Bogotá.