Los departamentos que impulsaron la victoria de Iván Duque

El ‘país paisa’ fue la cuna de su triunfo. Otras regiones, como la frontera con Venezuela y el centro de Colombia, apoyaron significativamente su candidatura.

Iván Duque obtuvo la mayoría de los votos de 24 de los 32 departamentos de Colombia.Archivo y Registraduría

La ventaja que Gustavo Petro tuvo en otras regiones del país, como Bogotá, no tuvo el suficiente peso para salir victoriosa frente a la altísima votación por Iván Duque en el 'país paisa'

En Antioquia, por ejemplo, de 125 municipios, solo en cinco se logró remontar la Colombia Humana: Apartadó, Chigorodó, Segovia, Murindó y Vigía del Fuerte. Es más, en algunos de ellos, el uribista alcanzó un porcentaje de más del 90%. En total, Iván Duque logró 1’844.027 votos en dicho departamento, 3,3 veces más que el exalcalde de Bogotá; escenario similar al de la capital, Medellín, en la que obtuvo el 72,25% de los sufragios.

Aún con estos resultados, quedó en evidencia que Gustavo Petro logró recoger una parte de los sufragios del centro antioqueño. Mientras que en la primera vuelta fue Sergio Fajardo quien le siguió al exsenador en votos y Petro obtuvo menos del 10% en el departamento, esta vez logró doblar su caudal electoral -aún débil en la región- y llegar al 22%.

Le puede interesar: Colombia tiene vicepresidenta: ¿un paso hacia la equidad de género?

En el Eje Cafetero, región compuesta por los departamentos de Risaralda, Caldas y Quindío, también arrasó en las urnas. En el primero, Duque obtuvo 257.267 votos, mientras que Petro consiguió 136.646. En Caldas, 283.920 votos, frente a los 121.476 de la Colombia Humana. En Quindío, 156.973, el doble de los 78.071 de Petro.

Allí, el exalcalde de Bogotá también logró doblar sus porcentajes. Sin embargo, el ahora electo presidente fue el que más votos del centro logró conquistar, aumentando en más del 20% su votación en los departamentos cafeteros.

En Santander, Norte de Santander y Arauca, zonas fronterizas con Venezuela, tuvo a su vez gran acogida, teniendo en cuenta que durante su campaña llevó a cuestas una bandera que amenazó con que Colombia “se podía convertir” en la nación que hoy lidera Nicolás Maduro, cuya solución estaría en su victoria.

Lea también: El sonajero de ministros para el gobierno Duque

Los números de la segunda vuelta coinciden con los obtenidos en la primera, en la que su ventaja frente a otros candidatos fue también notoria, con excepción de los municipios de Teorama, El Tarra, San Calixto, Hacari, Barrancabermeja, Arauquita y Fortul, en los que en ambas jornadas electorales ganó Gustavo Petro.

De la misma manera, el músculo electoral del centro del país favoreció a Duque. Entre Tolima y Cundinamarca, el presidente electo recogió más de un millón de votos —1’037.978 para ser exactos—.

Siendo este el panorama, quedó claro que Iván Duque logró convocar un fortín electoral en diversos sectores, acompañado por sus respaldos y sus puntos centrales discursivos: el impulso al emprendimiento, el rechazo a la crisis venezolana, la retoma de las riendas del país de “mano dura”, la seguridad democrática y la confianza inversionista. 

Entérese: Iván Duque y la gobernabilidad legislativa

 

También le puede interesar:

 

Le puede interesar: