Elecciones 2018

"No le tememos a la verdad": Timochenko lanza su candidatura a la Presidencia

El candidato presidencial de la FARC señaló que su intención de no convertir la campaña presidencial en un "toma y dame de recriminaciones e insultos".

Desde la Casa de la Cultura de Ciudad Bolívar, en Bogotá, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común lanzó la campaña de su candidato a la Presidencia Rodrigo Londoño, Timochenko, y presentó a los candidatos que llenaran las 10 curules en Senado y Cámara, obtenidas como parte del acuerdo de paz firmado con el Gobierno.

Sobre las 5:20 de la tarde, Timochenko subió a la tarima para reiterar que era el candidato de la FARC. "Son demasiadas las décadas que llevamos siendo burlados por los mismos con las mismas. Por eso la FARC se presenta a las elecciones", señaló Timochenko. Lea también: Comunicación digital, la estrategia política del partido Farc

Aprovechó su intervención para lanzar dardos a los partidos políticos tradicionales del país: "A viejos y corruptos partidos, como el Liberal y el Conservador, sucedieron otros partidos y movimientos, siempre encabezados por reconocidos caudillos de esas mismas colectividades". Dijo esto antes de subrayar su intención de no convertir la campaña presidencial en un "toma y dame de recriminaciones e insultos".

Seguidamente, expresó que la FARC no le teme a la verdad y que, por el contrario, están "ansiosos de que surja". "Creemos que son otros los que temen, y de qué manera", precisó. Asimismo, reafirmó que se comprometía con liderar el gobierno de transición que consideran necesario para garantizar la implementación del acuerdo de paz.

Antes de que Timochenko subiera a la tarima, Iván Márquez, cabeza de la lista al Senado de la FARC, intervino y pidió a Timochenko e Imelda Daza que "tomen en sus manos la bandera de la causa del pueblo y de todos los colombianos de bien. Saquemos el país adelante, consolidemos la paz eligiendo a un presidente que cumpla con lo firmado, que no haga trampas".

Agregó: "Nosotros no somos oposición a nadie (...) No estamos interesados en engarzarnos en una disputa estéril de palabras con otros partidos (...) Estamos abiertos al diálogo con todos los candidatos que sueñan una Colombia distinta. Soñamos trabajar unidos con nuestros antiguos adversarios en la guerra".

A su turno, Imelda Daza, fórmula vicepresidencial de Londoño, expresó, ante un público conformado por centenas de personas, que la presencia de la FARC en las elecciones de 2018 "oxigena esta precaria democracia, le abre un espacio a los excluidos de siempre (...) Las Farc cumplieron con todos los compromisos asumidos en el acuerdo de paz y esa es la prueba firme de que la transformación viene. Nunca más criaremos hijos y nietos para la guerra".

Más temprano, Byron Yepes, cabeza de lista a Cámara de Representantes por la FARC, que su participación en el Congreso se basaría en la defensa de los intereses y de la proposición de "leyes que le sirvan a la gente". "Para que los problemas de Transmilenio no los paguemos nosotros, para que las mujeres que hacen el trabajo doméstico puedan pensionarse, para que las víctimas reciban correctamente su reparación", precisó Yepes.

De esta manera de lanza al ruedo un candidato que convertirá en sui generis la campaña presidencial que apenas empieza, pues es la ficha en la política legal de una exguerilla que enfrentó con las armas al Estado durante más de medio siglo.