'Quiero retomar la tarea inconclusa de mi padre: el recambio en la política': María José Pizarro

Es la cabeza de la lista de Los Decentes a la Cámara de Representantes por Bogotá. Artistas, feminista e historiadora autodidacta. Así es la hija de Carlos Pizarro.

María José Pizarro, #1 de la Lista de la Decencia para la Cámara de Representantes por Bogotá.Instagram

Es la hija del asesinado candidato presidencial Carlos Pizarro, excomandante del M-19, un hombre que dejó las armas y le apostó a la paz, pero que  encontró la muerte en la violencia de los años 90.  María José  abandonó Colombia para sanar sus heridas. Se hizo madre cabeza de hogar, trotamundo, artista y hasta historiadora autodidacta para entender lo que había vivido. Hace ocho años regresó a Colombia para reconciliarse con su país y aspira a retomar el camino del recambio generacional en la política que su padre dejó cuando lo mataron. Es la cabeza de lista de Los Decentes en la Cámara por Bogotá y promete dar muchas batallas por la paz.

¿Quién es María José Pizarro?

Primero que todo soy madre. Cabeza de familia. Una mujer que lleva 17 años trabajando en memoria histórica. Recuperando la figura de mi padre y revindicando sus ideas. En ese camino de hacer catarsis por lo que me sucedió, tomé la decisión de trabajar con otros alrededor de la construcción de memoria y de paz, a través del arte. Soy artista plástica. Y el arte está en todo lo que hago. Aparte de eso soy una mujer que se está cuestionando profundamente cuáles puedes ser su aportes al momento que estamos viviendo, y la posibilidad de ser protagonistas de nuestro propio destino, de lo que queremos como país, de lo que soñamos y de cómo podemos incidir para estar a la altura no solo por lo que lucharon nuestros padres, sino las luchas de nuestro tiempo.

(Leer más de esta candidata en: María José Pizarro: en el nombre del padre)

¿Por qué lanzarse a la política?

Mi vida está estrechamente ligada con la vida política de este país, siempre me ha rondado, pero nunca había tomado la decisión de participar activamente en ella. No me sentía lista, pero viendo lo que está sucediendo, decidí que es hora de asumir un protagonismo. No le voy a dejar el destino de este momento tan importante a otros. En un ejercicio no desde el egoísmo ni la ambición personal, sino desde la solidaridad con las comunidades.

¿Cuáles son sus banderas?

Por un lado el tema ambiental, de la protección de los ecosistemas vitales: el agua. Concretamente en Bogotá, la reserva Van der Hammen, los cerros orientales, la calidad del aire y la arborización, la protección de los humedales. Ese un tema de Bogotá, pero a la vez de nación, y de una generación entera. En el tema de genero, se va una de las representantes más comprometidas con los temas de género, como lo es Ángela María Robledo, y ese espacio no se puede quedar en la nada. Soy una mujer que ha trabajado hace muchísimos años con mujeres. Tengo un compromiso con la lucha por nuestros derechos. Y la cultura y el arte, porque todo lo que he hecho ha sido a través del arte, una herramienta transformadora para la superación de la violencia.

¿Por qué los bogotanos deben votar por María José Pizarro?

Porque soy una mujer que ha estado comprometida con las comunidades de Bogotá y de este país. Porque soy una mujer común y corriente, que se mueve en transporte público, que tiene los retos y realidades de una madre, pero que además se ha planteado un liderazgo y ha estado construyendo país.

¿Qué ideas que defendió Carlos Pizarro quiere llevar al Congreso?

Por un lado, una paz que vaya más allá del Acuerdo. Una paz sostenible. En ese empeño murió y quiero asumir su empeño. La paz le costó la vida, y yo también me la voy a jugar por ella. Pero además, quiero impulsar un diálogo nacional, en el que sectores diversos se sienten a pensar este país, a ver las necesidades y soluciones para Colombia. Y quiero también hacer una política que convoque a las nuevas generaciones. Mi papá era producto de una generación de jóvenes que quería cerrar los ciclos de violencia construyendo un diálogo nacional. Por eso fue asesinado, porque era un hombre de palabra. No pudo materializar su ideario político y esa tarea inconclusa la quiero realizar, porque ellos soñaron con un recambio en la política, no lo lograron, pero nosotros retomamos sus banderas.