contenido-exclusivo

La fábrica de avales del PRE

Luego de una pelea contra el CNE por restablecer su personería jurídica, el Partido de Reivindicación Étnica (PRE) inscribió más de 2.000 candidatos en menos de cinco días para las elecciones regionales. Una cifra que supera a los aspirantes presentados por MIRA, una organización política con más historia.

De izquierda a derecha: Gonzalo Vallecilla Caicedo, director nacional; Wilson Rentería Riascos, presidente; Gustavo Prado Cardona, secretario general; Rosalba Castillo Viveros, comité ejecutivo del PRE; Fernando Murillo, vicepresidente.Cortesía

La ley es clara: cualquier organización que obtenga por lo menos el 3 % de los votos a nivel nacional en las elecciones parlamentarias, o en el caso de las circunscripciones especiales que logren representación en el Legislativo, tendrá derecho a que el Consejo Nacional Electoral (CNE) le reconozca la personería jurídica como partido político. Y aunque ni el histórico resultado de más de ocho millones de votos en la segunda vuelta presidencial con Gustavo Petro le otorgó la personería jurídica a la Colombia Humana, a un consejo comunitario surgido en un municipio apartado del Valle le dieron carta abierta para otorgar avales, y eso hizo: en cinco días, el Partido de Reivindicación Étnica (PRE) se convirtió en una fábrica de candidatos.

El PRE nació de la representación obtenida por el Consejo Comunitario de San Antonio y El Castillo, del municipio El Cerrito (Valle), que reúne a 25 familias afrocolombianas, en cabeza de la exreina de belleza Vanessa Mendoza para el período 2014-2018. El 31 de enero de 2018, el CNE le reconoció su personería jurídica tras una larga lucha legal que dio la colectividad por los vicios en las otras listas de las circunscripciones afrodescendientes. Y el 5 de febrero de este, año a través de la resolución 0284, le retiró ese reconocimiento aduciendo que no participó en los comicios de marzo de 2018.

Le puede interesar: ADA, el partido afro de los más de 3.500 avales.

¿La razón? El 11 de diciembre de 2017 cerraron las inscripciones para los candidatos al Congreso, fecha en la que el PRE no contaba aún con personería jurídica. “Nosotros no tuvimos tiempo de inscribir candidatos, por ende, no pudimos participar. El CNE no tenía por qué revocarnos la personería”, explica el presidente de la colectividad, Wilson Rentería, a la luz de que entonces no eran una estructura reconocida, con potencial de participación electoral. A su voz se une la del secretario general, Gustavo Prado, quien es candidato del PRE a la Alcaldía de Cali: “Ese es el mayor absurdo que puede existir. ¿Cómo nos van a decir que saquemos representación? Eso es una persecución”.

Esta situación los llevó a iniciar una nueva batalla jurídica contra una decisión que también consideran un atropello a sus derechos y una revictimización por el hecho de su raza. “Presentamos una demanda de nulidad y restablecimiento del derecho ante el Consejo de Estado con una medida cautelar, que era suspender provisionalmente las resoluciones que nos revocaron la personería, y el alto tribunal de lo administrativo contencioso nos concedió esa medida el 22 de julio”, precisó Prado. En tan solo cinco días, antes del cierre de inscripciones a las elecciones regionales, la colectividad presentó 2.307 candidatos, el 2 % del total de los inscritos.

La avalancha de candidatos la antecedió Vanessa Mendoza, quien antes de la consolidación del consejo comunitario como partido político dejó constancia de que se alejaba de ese proceso. “Renuncié a tener cualquier vínculo, incluso antes de que les entregaran la personería jurídica, para cuidar mi nombre. No estaba de acuerdo con lo que estaban elaborando para los estatutos, los cuales intuía que iban a abrir una ventana en el futuro para otorgar avales a diestra y siniestra, y eso es lo que estoy vislumbrando”, comentó sin más detalles. Sobre la salida de la exreina de belleza, el secretario general de la colectividad aseguró que, contrario a lo que ella sostiene, la expulsaron porque ella “quiso constituir el partido a partir de su representación en la Cámara”.

También: Candidatos cristianos por el liberalismo: ¿de vuelta al redil?

Más allá de la pelea entre Mendoza y el PRE, la Misión de Observación Electoral (MOE), sin poner en tela de juicio la organización política de éste, se hace una serie de preguntas sobre la maratónica inscripción de avales. “El PRE termina presentando más candidatos que la FARC y Colombia Humana. Esta última no tiene personería jurídica, pero obtuvo más de ocho millones de votos en segunda vuelta. O el MIRA, que es un partido con comités, procesos internos, sedes, mecanismos de selección. Lo que me pregunto es cómo lograron un crecimiento tan impresionante si, para el Congreso, con Vanessa lograron un poco más de 1.700 votos, y ahora, una semana antes del cierre de las inscripciones, tiene la capacidad de presentar más de 2.000 candidatos”, cuestionó Alejandra Barrios, directora de la MOE. A estas dudas se suma una fuente del CNE: “Si los partidos históricos, como liberales o conservadores, o los contemporáneos, como Cambio Radical, la U, Polo Democrático, Centro Democrático, después de tantos años han llegado a la cifra de inscripción de candidatos que tienen, sorprende la plataforma ideológica y programática de ese partido para traer tantos aspirantes”. Por otro lado, la Fundación de Paz y Reconciliación (Pares) en su informe sobre aspirantes cuestionados referenció a Heriberto Arrechea, candidato a la Gobernación del Cauca, quien está cuestionado por su relación con Juan Carlos Martínez Sinisterra, exsenador condenado a siete años de prisión por sus vínculos con el paramilitarismo y narcotráfico.

A estos cuestionamientos, el PRE responde que luego de perder la personería jurídica continuaron con el proceso interno con miras a las elecciones de octubre, lo que significa que no suspendieron la búsqueda de candidatos y el otorgamiento de credenciales. “Nosotros como negritudes tenemos el Espacio Nacional de Consulta integrado por 257 personas de todo el país, elegidos en asambleas departamentales, en las que hay representantes nuestros. Desde 2013 ellos venían esperando que nosotros nos estableciéramos como partido para lograr participación. Gracias a esa organización hemos otorgado avales desde agosto del año”, aseveró Prado. Sin embargo, el PRE advierte que no son una colectividad exclusiva para la comunidad afro: “Somos el Partido de la Reivindicación Étnica porque estamos en un país diverso. No solamente son nuestras comunidades negras, sino los indígenas, blancos, mestizos. Cualquiera que se quiera unir”, sostuvo su presidente.

Esa situación se ve reflejada en departamentos donde no se concentra la mayoría de la población afro en el país, como Santander, con 273 candidatos del PRE, Tolima (149), Quindío (136), Meta (70), Boyacá (47), Caldas (37) y Casanare (30). “La ley lo permite, es tarea del Congreso de revisar si limita o no que quienes pueden aspirar por una circunscripción especial étnica, indígena o de minorías, realmente pertenezca a esa circunscripción. Ahora la ley no establece ninguna limitación, por lo tanto, es permitido”, explicó Heriberto Sanabria, presidente del CNE.

Más: "El 10% de los avales entregados fueron comprados": León Valencia.

Según voces al interior del partido, como todos sus candidatos no pudieron acceder a la Ventanilla Única del Ministerio del Interior, ellos concluyeron la revisión de las hojas de vida la semana pasada para descartar posibles inhabilidades. “Todos los partidos tuvieron seis meses con ventanilla única. Ahora no nos vayan a joder de que nosotros somos el escampadero de los inhabilitados”, sentenció Prado, quien interpuso una demanda para exigir ocho días adicionales para que el despacho político filtre sus aspirantes. “Esta también la ganamos”, afirma con seguridad Prado, teniendo como precedente la última victoria en el Consejo de Estado.

El PRE aspira obtener más de un millón de votos, traducidos en una gobernación, cinco alcaldías, 150 curules en concejos y 20 en asambleas. Resultados que quieren que sea un trampolín para participar en las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales. “No queremos quedarnos chiquitos”, advierte Prado.

 
 

Le puede interesar: "Estos son los candidatos cuestionados para las elecciones de alcaldes y gobernadores"

875754

2019-08-12T17:40:06-05:00

article

2019-08-21T12:43:05-05:00

nataliatamayogaviria_1236

elecciones2019

Natalia Tamayo Gaviria - @nataliatg13

Política

La fábrica de avales del PRE

29

9174

9203

1