Faryl Smith, la pequeña Pavarotti

A sus 13 años firmó un contrato musical por US$3,1 miilones y espera vender tanto como Pavarotti y U2.

Con tan solo 13 años, la británica Faryl Smith ha revolucionado el mundo musical. Con su voz mezzosoprano ganó el reality ‘Britain's got talent' el año pasado y debido a su talento, firmó un contrato de 3,1 millones de dólares con la disquera Universal.

Este mes salió el primer disco de Smith. Fue el más solicitado en la lista de preventas de Amazon en el Reino Unido, y en el mercado están disponibles 80.000 copias, muchas más que No Line on the Horizon, el trabajo más reciente de los irlandeses U2 -quienes perteneces a la misma disquera-.

Dickon Stainer, director de Universal, pronosticó en The Times que el de Faryl Smith será el disco de música clásica más vendido desde Luciano Pavarotti.

"Es nuestra prioridad internacional. Tiene un talento que sólo se da una vez en cada generación", declaró Stainer, quien aseguró que "posiblemente no ha habido nunca nadie de su edad que haya cantado tan bien como ella lo hace".

"Si cuida su voz y sigue preparándose adecuadamente, tendrá éxito en todo el mundo. Puede hacer que la música clásica sea accesible para el público general como nadie lo ha hecho hasta ahora desde los tiempos de Pavarotti", añadió Stainer.

Faryl, el álbum, incluye 12 canciones, desde el Ave María de Schubert hasta un tema de Abba, pasando por una versión del himno cristiano Amazing Grace" el himno de Gales y una adaptación del vals El Danubio Azul de Johann Strauss hijo.

Smith mostró su talento el pasado 18 de mayo al cantar Ave María en Britain's got talent. Esa noche, Simon Cowell -creador y jurado del programa- dijo que "es de lejos la joven con más talento que he escuchado hasta ahora".

Para ingresar fuertemente al mercado musical Smith se ha apoyado en su compatriota y colega Katherine Jenkins, pues la pequeña carece de experiencia laboral. Su madre es peluquera y su padre es inspector de seguridad y salud.

Este domingo cantará en himno nacional inglés antes del partido de rugby correspondiente al Torneo Seis Naciones que disputarán en Londres las selecciones de Inglaterra y Francia.

Realities que dan frutos

Smith no es la primera cantante con talento que triunfa en un reality de televisión. Hace dos años Paul Potts resultó ganador en el mismo programa inglés y en 2008 realizó su primera gira como cantante de ópera, luego de haber dejado la venta de celulares para grabar con la disquera Sony su álbum debut.

También está el caso de Jennifer Hudson, quien en el 2003 participó en American Idol. Aunque no ganó, la popularidad y el talento le dieron la oportunidad de interpretar a Effie White en la película musical Dreamgirls. Gracias a este papel ganó un premio Oscar, un Globo de Oro y un Bafta -academia británica. Su primer disco fue premiado con un Grammy en la categoría R&B.

Kelly Clarkson y Carrie Underwood son otras cantantes que también alcanzaron la gloria al participar en American Idol. La primera ganó la primera temporada del concurso -en el 2002- y la segunda tres años más tarde.

Pero en Iberoamérica también se han dado casos parecidos. David Bisbal no ganó en el 2001 Operación Triunfo en España pero le dio la popularidad suficiente para lograr un contrato con Universal Music.

En nuestro continente, el guatemalteco Carlos Peña al ganar la segunda temporada de Latin American Idol en el 2007, se ha convertido en una figura pública en su país natal y en algunos cercanos.

126991

2009-03-13T11:35:00-05:00

article

2009-03-13T11:43:18-05:00

ee-admin

none

Música

Faryl Smith, la pequeña Pavarotti

34

3880

3914

 

últimas noticias

Petronio Álvarez: un festival nómada