Miss Universo 1958

Hace 50 años, exactamente el  27 de julio de 1958, en Long Beach (Estados Unidos), la caldense Luz Marina Zuluaga se coronó Miss Universo.

Desde entonces Colombia sigue esperando con ansiedad que una de las suyas suba a lo más alto del pedestal de la belleza mundial.

El la noche del domingo, a las 9:58 p.m., Taliana Vargas por poco consigue coronar ese esquivo sueño. A lo largo de dos horas los colombianos estuvieron en sus casas prendidos de los televisores. A medida que la colombiana avanzaba a pasos cada vez más gigantes hasta conquistar el virreinato, en muchos hogares aplaudían a rabiar como si se tratara de celebrar un gol de la nuestra Selección en un mundial de fútbol.

Cuando Taliana obtuvo los  puntajes más altos en trajes de gala y de baño,superando a la venezolana Dayana Mendoza,  la respiración se interrumpió y la emoción permitía pensar en el título.

Pero qué le vamos a hacer, casualmente dos días después de que los presidentes Hugo Chávez y Álvaro Uribe fumaran la pipa de la paz en Paraguaná, estado Falcón, ayer Taliana Vargas, por Colombia, y Dayana Mendoza, por Venezuela, fueron noticia no sólo para sus conciudadanos simo para el mundo entero y para la fotografía, ese museo sin paredes, quedó para la posteridad el registró de un instante en el que ambas unieron sus manos en espera de que el maestro de ceremonias anunciara que Taliana era la nueva virreina universal, mientras las cámaras de televisión y los flash de fotografía se concentraron en la nueva soberana universal de la belleza.

Mientras tanto, Luz Marina Zuluaga aún recuerda cada momento previo a su coronación como Miss Universo 1958–1959. Por eso,  sigue siendo obligatoria referencia como la única colombiana en alcanzar un sueño que hasta ahora, para las generaciones posteriores, ha sido imposible de conquistar.

“Tenía la ilusión de ir, era joven y quería formar parte de ese concurso, pues siempre había sido muy amante de los certámenes de belleza. Sin embargo, me daba susto, porque si en Cartagena no obtuve la corona siendo sólo 14 candidatas, pensé que menos lo haría en un concurso internacional donde van niñas tan preparadas y éramos 80 las aspirantes”, rememora Zuluaga.