Familia de Michael Jackson pierde juicio contra AEG Live

Luego de un juicio de cinco meses en Los Ángeles, la madre del 'rey del pop' no logró la multimillonaria indemnización a la que aspiraba.

Katherine Jackson, la madre del autor de "Thriller", había demandado a AEG Live en su nombre y en el de los tres hijos del artista para pedir una compensación por considerar que la empresa debía haber estado pendiente del estado del Jackson, cuya muerte, además de un drama, causó un considerable perjuicio económico a la familia.Archivo

Un jurado decidió el miércoles que la promotora de conciertos AEG Live no es responsable de la muerte del cantante Michael Jackson en 2009, por lo que negó una multimillonaria indemnización que pedía la familia del cantante tras un juicio de cinco meses en Los Ángeles.

El jurado consideró que AEG Live contrató al doctor Conrad Murray, quien fue condenado por homicidio involuntario por la muerte de Jackson, pero estimó que el cardiólogo no era incompetente a priori para hacer su trabajo. Esta última decisión fue fundamental para definir el fracaso de la familia en su demanda.

AEG Live organizaba los conciertos que iba a realizar Jackson antes de morir, a causa de una sobredosis de anestesiante suministrado por Murray. La familia de Jackson, representada por la matriarca Katherine, de 83 años, entabló luego una demanda a la empresa, a la que pedía hasta 1.600 millones de dólares supuestamente por ser negligentes al contratar al cardiólogo.

Una empleada del tribunal en la Corte Superior de Los Ángeles leyó, ante la jueza Yvette Palazuelos, las dos primeras preguntas de un intenso cuestionario que se entregó a los 12 jurados el jueves pasado, cuando se retiraron a deliberar:

"¿AEG Live contrató al doctor Conrad Murray? Respuesta: Sí", leyó. "¿Era Murray inadecuado o incompetente para el trabajo para el que fue contratado? Respuesta: No".

Jackson murió a los 50 años por una sobredosis del anestésico propofol en la mansión alquilada en Holmby Hills, en las afueras de Los Ángeles. Allí el artista había estado ensayando para los espectáculos "This Is It", que iba a dar en Londres y que eran producidos por AEG Live.

Murray fue condenado a cuatro años de prisión en 2011 por suministrarle al cantante de "Thriller", que sufría de insomnio crónico, la potente medicación.