"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 7 horas

Kim Kardashian, Kanye West y Taylor Swift, de nuevo enfrascados en una pelea

La razón, un Snapchat publicado por Kim en el que se escucha a Kanye y a Taylor hablando sobre la letra de la canción “Famous”, en la cual el rapero ataca a la cantante con vulgares comentarios sexuales.

Este lunes en la madrugada amaneció como trending topic en Twitter el hashtag #KimExposedTaylorParty, esto luego de que Kim Kardashian publicara un snapchat en el que se escucha a su esposo, el rapero Kanye West y Taylor Swift sosteniendo una conversación telefónica sobre la canción “Famous”, un tema musical que generó controversia por los comentarios sexuales de West hacia Swift. (Kanye West ofende a Taylor Swift)  

En la canción el rapero usa una expresión vulgar ("yo hice a esa zo*ra famosa") que causó rechazo e indignación de Taylor Swift, quien aseguró que no conocía el contenido de dicho tema antes de su publicación y que esperaba que fuera despublicado porque se sentía humillada. (Lea: Kanye West se defiende y asegura que a Taylor Swift le falta sentido del humor)  

En su momento, el artista afirmó que se había puesto en contacto con la cantante para dejarle escuchar la canción, la cual ella aprobó porque le parecía divertida. Entre tanto, el portavoz de la cantante, dijo que Kanye no se puso en contacto con ella para pedirle su opinión, sino para proponerle que lo ayudara a promocionar el tema en las redes sociales. “Ella rechazó la oferta y le intentó convencer de que no sacara una canción con un mensaje tan marcadamente misógino”.

El tema ahora vuelve a estar en la agenda noticiosa tras el video dado a conocer por la Kardashian, en defensa de su esposo, en el cual el rapero le canta una estrofa de la canción a Taylor, pero no la parte en la que se refiere a ella de manera vulgar con la frase “Why? I made that bitch famous”.

“For all my Southside niggas that know me best. I feel like me and Taylor might still have sex”, se escucha en el video publicado.

Ante esta publicación, Taylor escribió muy molesta en sus redes sociales: “Ese momento en que Kanye West graba en secreto su llamada telefónica, y a continuación, Kim publica en Internet”. A lo que Kim respondió: “Hay una gran diferencia entre estar a la sombra de alguien y decir la verdad!”.

El rifirrafe de trinos entre ambas, terminó cuando Taylor escribió un largo mensaje en Instagram intentando aclarar la situación: “¿Dónde está el vídeo de Kanye diciéndome que me iba a llamar 'esa zo*ra' en su canción? No existe porque nunca ocurrió. Tú no puedes controlar la reacción emocional de una persona a la que insultas frente al mundo entero. Por supuesto que quería que me gustara la canción. Quería tener una relación amistosa. Él prometió que me dejaría escucharla, pero nunca lo hizo. Me mostré colaborativa en la llamada, pero no puedes aprobar una canción que nunca has escuchado”.

Agrega que no puede ser tratada como una mentirosa cuando nunca conoció la historia completa ni la canción. “Me gustaría que me excluyeran de una narrativa en la que nunca quise tomar partido y se remonta ya a 2009", señaló Taylor.

Hace meses cuando el rapero publicó el video de la canción nuevamente reavivó la controversia al salir en una cama con su esposa desnuda y junto a él una estatua de cera de Taylor. (El video que tiene a Kanye West en el centro de un escándalo)

El rapero ha expresado en varias oportunidades que Taylor aprobó la canción y de hecho, aseguró que la polémica frase no fue suya, sino de la propia cantante.

"Llamé a Taylor y tuve una conversación de una hora con ella acerca de ese verso y ella pensó que era divertido y me dio su bendición. [bi*ch] es un término cariñoso en el hip hop, lo mismo que 'negrata' [ni**a]". En quinto lugar, ni siquiera voy a atribuirme el mérito por la idea... En realidad fue algo que se le ocurrió a Taylor. Estaba cenando con un amigo mío cuyo nombre no voy a mencionar en todo este asunto y le dijo: '¡No puedo enfadarme con Kanye porque él me hizo famosa!'. #Esoesunhecho", añadió.

De paso, Kanye West criticó a sus enemigos -sin especificar, eso sí, quiénes son- acusándolos de querer silenciar la cultura y acabar con el arte.

En 2010 se presentó otro problema entre los artistas cuando el rapero estadounidense subió al escenario durante la gala de los MTV Video Music Awards (VMAs) 2009 cuando la cantante estaba agradeciendo tras recibir el galardón a mejor video femenino y este le arrebató el micrófono para decir que a su juicio el premio debería haber sido para Beyoncé. West luego pidió disculpas a Taylor Swift por irrumpir en la gala. "Lo siento Taylor", escribió en Twitter.