Moda en la Tadeo

A partir de agosto de 2014, la Universidad Jorge Tadeo Lozano pondrá en marcha una iniciativa académica liderada por Pastora Correa (decana) y Carolina Obregón (coordinadora de Diseño y Gestión).

Pastora Correa y Carolina Obregón comparten la pasión por la moda y conocen a profundidad el ámbito del diseño en Colombia. / Andrés Torres

Pastora Correa, decana, y Carolina Obregón, profesora asociada y coordinadora de Diseño y Gestión de la Moda, nueva carrera que ofrece la Universidad Jorge Tadeo Lozano en Bogotá. Dos mujeres que llevan academia, pasión y conocimiento por la moda en la sangre. Desde Colombia, Pastora Correa ejerce en el sector de la comunicación visual desde hace décadas y Carolina Obregón es una viajera impenitente cuyos estudios le han llevado a vivir y trabajar en Nueva York y Los Ángeles, desde Helsinki hasta Zúrich.

A partir de agosto de 2014, la universidad que lidera Cecilia María Vélez, ex ministra de Educación, revela un compromiso a fondo con una industria que produce. Conversación con las responsables de este proyecto.

Finalmente, Bogotá cuenta con algo más que carreras técnicas para preparar a diseñadores de moda. ¿Por qué resolvieron darles esta categoría universitaria a estos profesionales?

Carolina Obregón (C.O.): Es esencial que un diseñador de moda tenga estudios profesionales. La moda es una práctica compleja con una variedad de problemáticas que al nivel de una carrera técnica resultan muy difíciles de conocer y comprender. En mi caso, estudié moda en Colombia a nivel técnico, pero mis estudios no eran suficientes para lo que estaba exigiendo el mercado. Por lo tanto, fui a Nueva York, donde hice estudios superiores en Parsons y finalmente una maestría en Aalto University, en Helsinki, Finlandia. El propósito de la Tadeo es que los futuros diseñadores colombianos y de la región andina puedan encontrar esos estudios profesionales a nivel de pregrado en el país y ojalá más adelante podamos ofrecerlos a nivel de maestría y doctorado. Pero por ahora queremos que por lo menos tengan la preparación de estudios profesionales en Colombia para que puedan continuar con una maestría o especialización en el exterior si así lo desean.

Pastora Correa (P.C.): Como parte fundamental del proceso de creación de un nuevo programa académico, se exige un análisis detallado de la oferta de carreras afines en el entorno inmediato, en el país y en la región. En nuestro caso, se constató que existe una oferta mayor de carreras técnicas y tecnológicas que de programas profesionales. Estos últimos en ciudades capitales. La decisión de ofrecer el programa profesional de Diseño y Gestión de la Moda obedece a los principios que rigen la Universidad; en particular, la responsabilidad con la formación integral de los estudiantes y la consolidación de la comunidad académica mediante un compromiso con la apropiación y producción de conocimiento y sentido, el fortalecimiento del pensamiento abstracto y creativo y el desarrollo de la capacidad crítica.

El talento artístico y técnico en la moda es tan esencial como la capacidad para construir empresa. Por lo menos, así se deduce del título que eligieron: Diseño y Gestión de la Moda. ¿De qué manera articulan los contenidos hacia los estudiantes que se formen con ustedes?

C.O.: Los contenidos están articulados como usted menciona hacia el diseño y la gestión y además la sostenibilidad como tema macro. Vimos la necesidad de incluir la gestión después de hacer una investigación del mercado y de consultar con diseñadores y empresarios de la moda. Todos concluyeron que la gestión es esencial para que un diseñador pueda comprender cómo montar una empresa como creativo con conocimientos de dirección empresarial. Usualmente el diseñador tiene la aspiración de diseñar y ver su nombre en las colecciones, pero la realidad es otra y el egresado de una carrera técnica encuentra que la falta de conocimientos sobre la gestión empresarial limita su posibilidades de desarrollo de su talento. Por esta razón la Tadeo les está apostando a enseñar esos conocimientos.

P.C.: La denominación fue una recomendación especial del Consejo Directivo y de la rectora en las etapas tempranas de creación del programa. Los contenidos se articulan gracias a la estructura por “fundamentaciones”, que incluye un componente básico dado por las ciencias o disciplinas que les dan soporte teórico y conceptual a las profesiones mediante contenidos ofrecidos por programas o departamentos, responsables de áreas de conocimiento que les son propias. Es así como el programa de Diseño y Gestión de la Moda, que pertenece a la Facultad de Artes y Diseño, recibe el componente de Gestión por parte de Administración de Empresas, programa adscrito a la Facultad de Ciencias Económico Administrativas. Con ello no solo se logra rigor y eficiencia académica, sino la posibilidad de adelantar trabajo interdisciplinario.

¿Qué tipo de compromiso les exigen a los estudiantes interesados en formar parte de la primera promoción de diseñadores de moda en la Tadeo?

C.O.: El compromiso que se exige es que los estudiantes desde el primer semestre comprendan que el fascinante mundo de la moda es también complejo y diverso, tanto en la estética como en los procesos. El diseñador tadeísta aprenderá a trabajar en toda la cadena: desde la innovación en los tejidos, la interacción con ingenieros, técnicos y diseñadores de otras disciplinas, la creación de nuevos procesos que no impacten el medio ambiente ni al ser humano, la mejoría de los procesos de teñido, hasta los procesos comerciales con la comunidad, hacer patronaje con cero desperdicio o mejorar la cadena de distribución. Queremos que nuestros estudiantes sean “agentes de cambio” además de diseñadores y gestores de la moda.

El reconocimiento de la Tadeo por su carrera de Diseño Gráfico es extendido. ¿Hay vocación particular en esta universidad por ahondar en la estética, ampliar su cabida en el mercado laboral?

P.C.: La Universidad nació hace sesenta años con la misión de continuar la obra cultural y científica de la Expedición Botánica, liderada por el sabio gaditano José Celestino Mutis (hace ya más de doscientos años). En sus inicios, el interés de la institución se centró en programas para el estudio, la conservación y la debida explotación de los recursos naturales. Después se implementó la visión de Ana de Jacobini, primera decana del programa de Diseño Gráfico, quien hizo, hace más de dos décadas, la primera propuesta de un programa de diseño de moda para la Tadeo. Las teorías estéticas, la semiología y la historia del arte y del diseño constituyen un eje muy importante en la formación de los diseñadores gráficos y de la moda, carreras que comparten créditos comunes en sus planes de estudio y que permiten cursar ambos programas en menos tiempo.

¿Cómo ha recibido la industria nacional de moda esta apuesta por formar profesionales universitarios? ¿Fueron consultados antes o después de la creación del pénsum?

C.O.: Hemos sido muy afortunados. La industria nacional, Inexmoda, y otras instituciones académicas, así como diseñadores reconocidos, han sido muy entusiastas con el nuevo programa. Tenemos una política de puertas abiertas y queremos trabajar en estrecha colaboración con la industria nacional. Al terminar el diseño del programa se envió al Ministerio de Educación, donde se obtuvo el registro calificado.

¿Involucrarán personajes activos de la moda nacional para crear cercanía con los estudiantes en formación?

C.O.: Los personajes nacionales de la moda son la pieza clave del rompecabezas. Con ellos tenemos un entendimiento y colaboración, porque son quienes han logrado hacer marca y empresa en el país. Durante el lanzamiento del programa tuvimos un conversatorio con diseñadores y empresarios de la moda, llegando a conclusiones muy valiosas. Sus aportes son invaluables y siempre estarán invitados a nuestra universidad para apoyarlos y que nos apoyen.

Buena parte de la dificultad que encuentran los diseñadores más consolidados del país es que el consumidor local desconoce o cuestiona —cuando lo hace— la ecuación calidad-diseño-precio que ofrece el diseño colombiano. ¿Cree que le falta mercadeo serio a la moda en Colombia?

C.O.: Creo que la moda en Colombia necesita de un mejor mercadeo, conocimiento de los procesos comerciales y creación y posicionamiento de marca. El buen diseño existe en Colombia, pero por alguna razón no hemos podido dar el salto a un nivel más macro. Hay algunas marcas de ropa que se venden en el país, pero es ropa informal. Como dijo Jackie Saad Robinson en un conversatorio llevado a cabo en la Universidad, aquí debemos entender que las marcas de moda “rápida” no son alta costura y que es posible que el diseñador colombiano pueda entrar en ese nicho y posicionarse.

Las comunicaciones digitales hacen posible un diálogo incesante entre creadores y público. ¿Cómo incorporará este fenómeno la carrera de Diseño y Gestión de la Moda?

C.O.: Ese diálogo es muy relevante en el momento y es un fenómeno que acompaña a los jóvenes en todo momento. Hay formas de hacer una investigación responsable y cuidadosa como en el nethunting, pero también es solo una herramienta más en el proceso de creación. Creo que es necesaria, pero no es la estrategia más importante del proceso creativo. El diseñador actual está enterado de todo, pero también debe estudiar y hacer investigación por medio de cine, literatura, historia, arte etc.

Estudiar la moda significa conocer a fondo la historia de un país. Una tarea poco practicada en Colombia, ¿no creen?

C.O.: De acuerdo, la moda cuenta la historia de un país y su evolución. Es una práctica poco usual y queremos poder transmitir la importancia de conocer y entender esa historia. Es una riqueza que no se debe escapar, para que el diseñador pueda apropiarse del discurso desde la memoria histórica de la moda.

P.C.: La moda, al igual que otros campos creativos como el arte y el diseño, exige el estudio riguroso de la historia de un país. Los procesos de autoevaluación y mejora continua de la educación superior, debidos a la acreditación de alta calidad, han exigido la vinculación de profesores de planta con títulos de maestría y doctorado que han incidido muy positivamente en el desarrollo de proyectos de investigación y de investigación/creación, que contemplan la historia como uno de sus objetivos más buscados.

¿Qué expectativas en números tienen hacia la carrera, cuánto cuesta estudiarla y cuántos estudiantes tendrán cabida en ella?

C.O.: Tenemos expectativas de empezar con 20 estudiantes para el primer semestre, que se inicia en agosto de 2014. El compromiso es que este número se incremente hasta alcanzar la población esperada. La matrícula para el próximo período tiene un valor de $5’950.000.

Más información en http://www.utadeo.edu.co/es.

* Periodista independiente. Creadora del espacio digital www.sentadaensusillaverde.com. Forma parte del jurado de los Premios Cromos de la Moda 2014.

últimas noticias