Revive escándalo sexual de Casey Affleck tras nominación al Óscar

El actor de "Manchester frente al mar" vive un momento agridulce por el caso que protagonizó en 2010.

El actor Casey Affleck.
El actor Casey Affleck. AFP

Casey Affleck vive uno de los momentos más importantes que un actor puede soñar. El martes pasado, el hermano del conocido Ben Affleck recibió una nominación al premio Óscar, el más importante en la industria cinematográfica, por su trabajo en "Manchester by the Sea", filme que en Colombia se exhibe como "Manchester frente al mar". (Leer Prográmese para ver películas nominadas al Óscar en Colombia).

Tras ganar el Globo de Oro como mejor actor dramático en la pasada edición, el artista de 41 años es favorito en los Óscar junto a su colega Ryan Gosling por "La La Land". (Leer "La La Land" logra 14 nominaciones al Óscar y empata a "Titanic").

Sin embargo, no todo es felicidad para Affleck. Su nominación revivió un escándalo sexual que lo sacudió en 2010 cuando él y Joaquin Phoenix el documental "I'm Still Here".

La encargada de recordar el tema fue la actriz Constance Wu de "Fresh Off the Boat", quien en su cuenta de Twitter escribió que es más importante saber actuar que tener integridad.

"Hombres que acosan sexualmente a mujeres reciben cuatro nominaciones al Óscar. Actuar bien es más importante que la integridad. ¡Pobre niño, realmente necesita ayuda!", comentó la artista en un mensaje que ha sido compartido más de 4 mil veces y tiene más de 8.500 me gusta.

Constance Wu on Twitter

 

Pero ese no fue el único trino que Wu dedicó a Affleck, pues también escribió en la red social que "no es necesario enfrentar a un juez por los delitos cometidos, pues el arte no tiene nada que ver con la humanidad".

Esta semana también revivió otro caso sexual ocurrido en 1977 y protagonizado por el cineasta polaco Roman Polanski, quien renunció a presidir la ceremonia de los César, los "Óscar franceses", después de que asociaciones feministas llamasen al boicot debido a un asunto judicial por violación de una menor hace cuatro décadas. (Leer Ante presiones feministas, Roman Polanski renuncia a presidir los César).

El escándalo sexual de Casey Affleck se remonta a 2010 cuando Amanda White y Magdalena Gorka, productora y directora de fotografía de su fracasado debut como director en "I'm Still Here", lo demandaron por lo que describieron un repetitivo acoso sexual.

Affleck, quien siempre negó vehementemente cualquier acción inapropiada, contrató al abogado de celebridades Marty Singer, también conocido como el "perro guardián" de Hollywood, para cerrar un acuerdo monetario nunca hecho público.

Cada una lo demandó por dos millones de dólares.

Pero el caso dejó su imagen convertida, en el mejor de los casos, en la de un maestro manipulador, distante de la de actor tímido que proyectaba, al margen de una industria que siempre pasó por alto su talento.

"La gente dice lo que quiere, muchas veces sin importar cómo respondas", dijo Affleck en una entrevista con la revista Variety en noviembre. "Creo que la gente piensa que porque eres famoso, está perfectamente bien decir lo que sea", añadió.

Entre las acusaciones en su contra, White dijo que Affleck forzó a un asistente de cámara a mostrar su pene en un vuelo a pesar de que ella protestó el pedido. O que en una oportunidad no pudo entrar a su cuarto de hotel en Costa Rica porque el entonces director y la estrella de su falso documental, Joaquin Phoenix, estaban teniendo sexo al otro lado de la puerta.

Gorka dejó el proyecto por un trato que describió en su demanda como "el más traumático de su carrera", acusando a Affleck y otros miembros del equipo de hablar abiertamente sobre su deseo de tener sexo con ella.

Dijo que en una oportunidad, cuando la producción se hospedó en un apartamento en Nueva York, quedó "impresionada y asqueada" de despertar con Affleck a su lado, hediondo a alcohol y abrazándola.

La prensa especializada ha comparado el caso con el de Nate Parker, que saltó al estrellato en el pasado festival de Sundance, vendiendo su opera prima "The Birth of a Nation" por un récord de 17,5 millones de dólares.

Parker, de 37 años, fue absuelto de violar a una estudiante en 2001 y logró retomar su vida. Pero el caso volvió a estallar con la noticia de que la supuesta víctima se había suicidado.

En Hollywood abundan las carreras terminadas en escándalos, pero por cada Bill Cosby o Charlie Sheen, hay un Roman Polansky, Woody Allen o Mel Gibson, también nominado al Óscar por "Hacksaw Ridge".

Temas relacionados

 

últimas noticias

Selena Gomez y Taylor Swift, incondicionales

Cher: "Jamás he sido una gran fan de Cher"