Pantalón culotte, el “calzón” de moda

Imprescindible en la temporada, esta prenda, que se encuentra en el limbo entre la falda y el pantalón, irrumpe en la actualidad para ser el protagonista en el clóset de las mujeres.

Tradición chic. Dos palabras que definen este “outfit” en el que el pantalón culotte de estampado floral se roba toda la atención. Combinado con los accesorios adecuados, el resultado es maravilloso. / AFP, Archivo Cromos
Tuvo sus orígenes en la Francia del siglo XIX y fueron los hombres los primeros en usar esta pieza, considerada el “calzón masculino”. Precisamente la palabra culotte significa bragas y desde sus inicios se familiarizó con las nalgas.
 
Luego de ser una prenda absolutamente masculina, los culottes comenzaron a ser los preferidos de las mujeres finalizando el siglo, pues ellas necesitaban encontrar vestidos funcionales que les permitieran practicar deportes como la equitación y actividades caseras como la jardinería. El pantalón culotte fue perfecto, ya que se caracterizaba por ser de tiro alto a la cintura, ancho y largo sin sobrepasar la media pierna, permitiendo movimientos naturales sin mostrar más de la cuenta. En pocas palabras, el culotte es el resultado de una mezcla ideal entre la bermuda, el pantalón palazzo y las faldas midi (a mitad de pierna).
 
Pero, más allá de ser un traje que sirviera para que las mujeres practicaran sus deportes predilectos y realizaran labores del hogar con un toque de sofisticación, el pantalón culotte poco a poco fue abriéndose paso en el clóset de las mujeres trabajadoras, esas que no se quedaron con la idea de cuidar el hogar sino que salieron a las calles y grandes oficinas para cumplir un propósito diferente al de ser amas de casa.
Hacia los años sesenta el diseñador Yves Saint Laurent (YSL) retomó el culotte llevándolo a las pasarelas y rompiendo definitivamente con los esquemas que hasta el momento se consideraban femeninos. “No hay nada más hermoso que una mujer en traje de hombre, ya que toda su femineidad entra en juego” señaló el modisto a la prensa francesa luego de presentar una propuesta llamada Beatnik, por el auge de la popular banda The Beatles, en la que los pantalones se robaron toda la atención. Los expertos tildaron la tendencia de Saint Laurent como la “antimoda” de la época. 
 
¿Cómo usarlo?
Las semanas de la moda se ocupan de poner en la punta del iceberg lo que será tendencia para la próxima temporada y no fue la excepción para el pantalón culotte. Firmas como Gucci, Chanel y Derek Lam presentaron sus colecciones Pre-Otoño 2015, en las que esta antigua pieza fue parte del show, corroborando, como lo hizo en su momento YSL, que este tipo de pantalón es el mejor compañero para las chicas trabajadoras, con una agenda muy apretada pero que no dejan de verse bien para cualquier ocasión.
 
Incorporar el culotte al clóset es fácil. Hay que tener claro que el minimalismo juega un papel primordial a la hora de construir looks, es decir, el pantalón debe robarse toda la atención, por lo que los demás complementos deben transitar por colores básicos como el blanco, nude o azul.
 
Con tacones e incluso con zapatillas deportivas, funciona de maravilla. Además de ser cómodo y chic al tiempo, el pantalón culotte se adapta a cualquier clima gracias a su estructura recta pero con volumen. Con el largo ideal, cubre pero a la vez deja al descubierto lo suficiente para proteger del frío o refrescar en climas tropicales. 
Hoy por hoy, esta prenda tradicional se torna actual, brindando un aire masculino al clóset de la mujer vanguardista. 

 

Temas relacionados