Publicidad

“Ainbo”, la versión animada de una alarmante realidad

La cinta, dirigida y producida por José, Sergio y César Zelda, aborda cómo la tala indiscriminada de árboles y la industria minera han venido afectando el Amazonas en los últimos tiempos.

Daniela Suárez Zuluaga
22 de agosto de 2021 - 02:00 a. m.
"Ainbo: la guerrera del Amazonas" se estrenó el 12 de agosto en salas de cine.  / Cortesía Tunche Films
"Ainbo: la guerrera del Amazonas" se estrenó el 12 de agosto en salas de cine. / Cortesía Tunche Films

La riqueza del Amazonas es infinita. Su fauna y flora constituyen lo que conocemos como “el pulmón del mundo”, que hoy en día está en la cuerda floja por culpa de la inconsciencia del ser humano. Una problemática que cada día se hace más fuerte y que requiere una solución casi que inmediata.

(Lea también: “Space Jam: Una nueva era” ya está disponible en HBO Max)

La alarmante situación que azota este territorio debido a la tala indiscriminada de árboles, la industria minera, la contaminación y los incendios inspiraron a José, Sergio y César Zelda, tres hermanos oriundos de Perú, a crear la historia animada de Ainbo, una de las chicas más jóvenes de su tribu, que pasa sus días cazando y disfrutando de la naturaleza con su mejor amiga, rodeada de comunidades nativas que perseveran su sabiduría ancestral de generación en generación.

Pero no todo es diversión, pues Ainbo desconoce que ha sido elegida para salvar su territorio de la deforestación y la minería, que pretenden arrasar con todo a su alrededor. La inspiración de este personaje tan peculiar, una chica con un vínculo profundo con los animales y la naturaleza, vino gracias a la madre de los directores. Con un alma salvaje y un corazón sensible, recuerdan cómo ella les contaba historias sobre tortugas gigantes que cargaban la selva en su caparazón, plantas con poderes curativos, maldiciones y demonios que rondan entre los animales y la tierra.

“Nuestra protagonista tiene todos los rasgos y las características de mi madre; la inocencia, la magia, la fantasía, es hija de inmigrantes europeos, es la niña nacida en el Tierras Shipibo, poseída por el espíritu del jaguar. Ella es Ainbo, que a la vez es mi madre. Tuvimos eso claro desde el principio… que Ainbo debía reflejarla a ella de principio a fin”, afirma José Zelda, director del filme.

(Le puede interesar: “Parot”: la nueva serie española llega a Paramount+)

Para los hermanos siempre fue mostrar la realidad de este territorio, comprendido por Bolivia, Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, Guyana, Surinam y Venezuela, desde una perspectiva diferente. Si bien el tema de su decadencia ha ocupado la primera plana en centenares de medios, sintieron que era momento de empezar una pedagogía con los niños, por eso quisieron que la película fuera animada, y no un live action.

Los tres hermanos formaron la productora Tunche Films, donde cada uno tiene un rol. Esta vez José se encargó de la dirección, mientras que Sergio y César estuvieron al frente de la producción. Para Ainbo: la guerrera del Amazonas quisieron enfocarse en todo lo que hace que este territorio sea un lugar no solo único y hermoso, sino esencial para el mundo. Sus árboles, plantas, insectos, mamíferos, aves y colores fueron la inspiración para esta historia.

“Tomamos mucho de la realidad que conocemos sobre el Amazonas para crear esta película y hacer que la animación fuera lo más fiel posible a la realidad. Nos enfocamos, sobre todo, en los colores y la riqueza natural. Creemos que cuando los espectadores vean la película y se sumerjan en el territorio serán más conscientes de que debemos cuidarlo, sobre todo los niños”, comenta José a El Espectador.

(Le recomendamos: Producciones colombianas que cruzaron fronteras)

La situación del Amazonas es desalentadora en varios sectores. En Brasil, por ejemplo, se ha anunciado que el territorio se acerca a un punto sin retorno debido a las decisiones de Bolsonaro, su presidente, con respecto a la ganadería, y según el diario La República, “algunos científicos sugieren que el Amazonas está ahora cerca de un punto de inflexión, en el que se convertirá en una sabana en lugar de una selva tropical. Bombeará gases de efecto invernadero a la atmósfera en lugar de derribarlos, y los llamados ríos voladores, bandas de humedad en el aire que traen lluvia al continente, se secarán. Hasta 10.000 especies pueden estar en riesgo de morir”.

Mientras tanto, en Colombia se busca prohibir por completo la explotación de petróleo en esta zona por medio de una iniciativa que implica modificar la Constitución, específicamente el artículo 360, que está relacionado con la explotación de recursos naturales. La modificación plantearía agregar a dicho apartado lo siguiente: “En los departamentos de la región amazónica no se realizarán actividades de exploración ni explotación de hidrocarburos. El Gobierno regulará la materia”.

Iniciativas para salvar el Amazonas hay por montones, sin embargo, los hermanos Zelda quisieron hacerlo a través del cine. Por eso, Ainbo, que significa “mujer” en idioma shipibo, llega acompañada de un armadillo y un tapir a impedir que su territorio sufra más daños. “Para nosotros es importante que, sobre todo los niños, empiecen a entender desde temprana edad la gravedad de lo que se vive en el Amazonas y cómo eso puede afectarlos en el futuro, eso fue lo que quisimos hacer con Ainbo, generar conciencia haciendo pedagogía a través del cine”, comenta Sergio Zelda.

(Además: ¿Cuándo se estrena “Shrek 5”?)

Ainbo es una heroína indígena que empodera a las niñas y demás figuras femeninas, y que a través de sus acciones busca hacer la diferencia. Esta gran historia busca hacer ver no solo a los niños, sino también a sus padres, los peligros que acechan este territorio, que ha perdido más de 4.567 kilómetros cuadrados de selva, según cifras de Imazon, una organización ambiental brasileña dedicada a la preservación de la Amazonia.

La película, que ya está disponible en salas de cine nacionales desde el 12 de agosto, llamó la atención del productor de cine Richard Claus, quien se enamoró de la historia desde el primer momento y se convirtió en su codirector, permitiendo una conexión entre Perú y Holanda que hizo que la cinta tuviera más alcance.

Los hermanos Zelda recuerdan con gran decepción una de las imágenes que los impactó cuando empezaron a trabajar en este proyecto. Una fotografía antigua, tomada entre finales de la década de los 80 y principios de los 90, donde el frondoso verde típico del Amazonas era el protagonista del paisaje… pero al comparar dicha fotografía con una actual, se encontraron con una gran mancha entre café y amarillo quemado que nublaba todo el panorama. “Eso realmente nos impactó, ver cómo poco a poco hay zonas que han quedado deforestadas, y su tierra ya está dañada, es un daño que no tiene solución, y nos pareció necesario poder contarle al mundo de alguna manera que esto nos está afectando más de lo que creemos”, señala José Zelda.

Finalmente, Ainbo: la guerrera del Amazonas, más allá de mostrar las problemáticas del territorio, también pretende resaltar su belleza, su riqueza natural y, sobre todo, la importancia de cuidarlo antes de que el daño sea irremediable. La cinta ha tenido gran acogida por parte de la crítica y espera ser exhibida en muchos más países alrededor del mundo.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar