Publicidad

“Ant-Man and The Wasp: Quantumania”: un mundo imperceptible

La tercera entrega de la saga explora un universo que a simple vista no se ve, pero está allí. Sus protagonistas cuentan cómo fue ser parte de él.

Daniela Suárez Zuluaga
19 de febrero de 2023 - 02:00 a. m.
London (United Kingdom), 16/02/2023.- Canadian actor Evangeline Lilly at the UK Gala screening of ÔAnt Man and the Wasp: QuantumaniaÕ at the BFI IMAX Waterloo in London, Britain, 16 February 2023. (Cine, Reino Unido, Londres) EFE/EPA/TOLGA AKMEN
London (United Kingdom), 16/02/2023.- Canadian actor Evangeline Lilly at the UK Gala screening of ÔAnt Man and the Wasp: QuantumaniaÕ at the BFI IMAX Waterloo in London, Britain, 16 February 2023. (Cine, Reino Unido, Londres) EFE/EPA/TOLGA AKMEN
Foto: EFE - TOLGA AKMEN

“Ant-Man and The Wasp: Quantumania”, la película más reciente de Marvel Studios, desembarcó en las salas de cine de todo el mundo. La historia no solo inaugura la fase cinco del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU), sino que además reencuentra al público con personajes ya conocidos e introduce otros nunca vistos que parecen haber llegado para quedarse.

La premisa de esta película, ahora con tres entregas, ha sido sobre un superhéroe que gracias a su traje tiene la posibilidad de encogerse tanto como una hormiga (¿o más?), y también aumentar su tamaño, una habilidad útil para esquivar a sus enemigos. La creación de este proyecto empezó en 2006, y vio la luz en 2015 con su primera película llamada “Ant-Man: el hombre hormiga”. Se puede decir que en la trama Scott no se convirtió en superhéroe por voluntad propia, fue gracias al científico Hank Pym, que lo eligió a él luego de salir de prisión por estar acusado de robo., Le invitamos a leer: “Ant-Man y La Avispa 3″, ¿qué es el Reino Cuántico y cómo funciona?

Aunque Pym utilizó a Scott como conejillo de indias para una misión, se convirtió en Ant-Man motivado por su hija Cassie, que en la primera cinta era una niña que casi no podía ver a su padre porque estaba tras las rejas. Quería darle una mejor versión de él, y así lo hizo. A medida que se iba involucrando con el mundo de la reducción, Scott empezaba a sentir cosas por Hope van Dyne, hija de Hank Pym, con quien luego consolidó una relación.

Scott Lang y Hope van Dyne: explorar la vida en pareja

En el filme, mientras Scott se dedica a promocionar el libro que escribió recientemente, Hope trabaja como líder de la Fundación Pym van Dyne, que utiliza la revolucionaria partícula Pym de maneras innovadoras para avanzar en los esfuerzos humanitarios. Juntos comparten tiempo mano a mano en la ciudad de San Francisco y a su vez atesoran momentos con los padres de Hope, Janet van Dyne (Michelle Pfeiffer) y Hank Pym (Michael Douglas), y la hija de Scott.

“A Scott le pasaron muchas cosas en los últimos años. Tenía una vida normal hasta que cometió un crimen al estilo de Robin Hood. Estuvo en la cárcel un par de años y luego lo reclutaron como superhéroe. Se unió a los Vengadores, viajó al Reino Cuántico y, cuando regresó, salvó el universo”, relata el actor Paul Rudd. Ahora, tras los acontecimientos de “Avengers: Endgame”, la nueva historia comienza con Scott tomándose un respiro… hasta que un giro inesperado pone fin a ese descanso.

Por otro lado, Hope disfruta de su presente. “Reparó la relación con su padre, trajo de vuelta a su madre del Reino Cuántico y se enamoró perdidamente de Scott Lang. Son un dúo dinámico, una pareja de superhéroes. Y, además, prácticamente adoptó a la hija de Scott, Cassie, y está revitalizando Pym Tech, usándolo para mejorar el mundo”, cuenta la actriz Evangeline Lilly.

Sin embargo, a pesar de su gran presente, Hope enfrenta un desafío a lo largo de la nueva historia: conectar de forma auténtica con su madre. “Tienen una buena relación, pero Janet está poniendo un muro entre ellas. Hay cosas de las que no quiere hablar. Hope está muy desalentada y durante el transcurso de la película se van a ver obligados a enfrentar la realidad de esos secretos. Y todo sucede mientras están fugitivos en el Reino Cuántico”, adelanta el director Peyton Reed.

La creación del mundo cuántico

El equipo creativo supo de entrada que quería trasladarla a un nuevo mundo tan desconocido como aterrador. Para explorarlo, convocaron nuevamente al director Peyton Reed, responsable de las dos películas de Marvel centradas en Ant-Man.

“Las películas de Ant-Man fueron siempre sobre la familia. En Quantumania profundizamos y complicamos la dinámica familiar, además de pintar sobre un lienzo mucho más grande. Incursionamos un poco en el Reino Cuántico en las primeras dos películas, pero esta vez queríamos darle un aspecto visual diferente. Es una experiencia épica”.

En la historia Cassie revela su pasión por la ciencia y la tecnología, y su curiosidad embarca a toda la familia en un viaje único a un vasto mundo subatómico, donde encuentran extrañas criaturas, una sociedad devastada y al amo del tiempo, al frente de una peligrosa misión que recién comienza.

“Cuando me encontré con Peyton y Marvel por primera vez nos entusiasmó mucho la idea de hacer una película épica y de grandes aventuras con el superhéroe menos pensado. Desde el principio la idea era ponerlos enfrentados a un peligro del nivel de los que enfrentan los Vengadores, el siguiente gran villano del MCU, Kang el Conquistador. Pero contra él están solo Scott, Hope y sus familias”, cuenta el guionista Jeff Loveness.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar