Publicidad
27 Nov 2021 - 2:00 a. m.

Cédric Kahn hizo que la terapia fuera una “estrella” de cine

El director, actor y escenógrafo francés está al frente de la película “El creyente”, que ya está en las salas de Cine Colombia, la cual aborda las temáticas de la adicción y la religión.
Cédric Kahn dice que la gran dificultad al realizar “El creyente” fue hablar de fe, porque se trata de un concepto invisible, y el cine se adapta más a las cosas visibles.
Cédric Kahn dice que la gran dificultad al realizar “El creyente” fue hablar de fe, porque se trata de un concepto invisible, y el cine se adapta más a las cosas visibles.

“El creyente” es una película que toca temas importantes, como la adicción y la religión. ¿Cuál fue el reto más grande al dirigirla?

La mezcla de los dos, hablando de la adicción a las drogas de manera muy realista, no es una droga romántica, es una enfermedad. Y mezclarlo con la práctica de la oración y la fe, que son todo lo contrario, pero que al mismo tiempo son bastante similares en ciertos aspectos; y la gran dificultad fue también hablar de fe, porque es invisible. El cine se adapta más a las cosas visibles, entonces aquí era como filmar algo invisible.

Le puede interesar: “Spider-Man No Way Home”: Filtrado Tobey Maguire en material promocional de Marvel

¿Por qué quiso explorar la temática de la religión como una especie de redención en la vida de un joven que parece estar perdiendo el norte?

Lo que me interesó de inmediato fue la oposición entre drogas y religión. Las drogas son una especie de agujero negro: no hay futuro, solo existe el momento presente, y solo estamos tratando de encontrar la solución a nuestro problema en este momento, no vemos el futuro. Creo que la práctica de la oración es una búsqueda de lo absoluto y de proyección en un futuro y una vida de esperanza. Eso para mí tiene una distancia máxima. Es como si la gente primero tiene un impulso hacia la muerte y luego debe aliviarse poco a poco y avanzar hacia la pulsión de vida. El camino entre la muerte y la vida: eso fue lo que más me interesó. Esta redención me interesa aún más, porque se refiere a personas que están muy mal y pueden llegar muy lejos en su destrucción.

EL CREYENTE | Estreno en cines: Noviembre 25 de 2021

¿Qué papel juega la conexión con la naturaleza en esta película?

Creo que la naturaleza aquí se convierte en Dios o que Dios está en la naturaleza. Es porque está solo en la montaña que podrá experimentar este encuentro con Dios y experimentar o imaginar un milagro. La película no lo tiene claro, pero en cualquier caso la presencia de Dios está en la naturaleza. Y para los drogadictos, la ciudad está asociada con la tentación, aunque las drogas se encuentran en todas partes, en la ciudad hay acceso al alcohol, está la fiesta, todas las tentaciones vienen de la ciudad y la civilización.

Le puede interesar: ¿Keanu Reeves hará parte del Universo Cinematográfico Marvel?

¿Cómo fue el proceso de investigación que se llevó a cabo para realizar “El creyente” y qué le dejó esta indagación para su vida personal y profesional?

Primero fue el proceso de escritura, que comenzó con un testimonio. Alguien que me contó su historia en la comunidad. Luego nos acercamos a esta comunidad y fuimos a conocer a otros jóvenes, así que fuimos acumulando muchos testimonios, que sirvieron de base para las escenas donde los jóvenes hablan. Así llegamos a este guion y luego para el casting —para ustedes en Colombia puede que no haya una diferencia— queríamos actores desconocidos, realmente quería que la terapia fuera la estrella de la película, y su experiencia en jóvenes que están atrapados tanto de las drogas como en la oración.

¿Cuánto tiempo tomó terminar la película?

Fue un proyecto de largo aliento, de unos siete años. Lo tuve en mi cabeza mucho tiempo. Luego en documentación, entrevistas y trabajo con los guionistas para repensar la película fueron como otro par de años más. Y luego la producción.

¿Por qué cree que es importante hablar sobre la fe, teniendo en cuenta la situación tan complicada que atravesó el mundo entero, sobre todo en 2020?

Es una pregunta complicada, creo que el tema es atemporal. El miedo a la muerte, el miedo a las alturas, el hecho de llenar su vida de fe y espiritualidad. Creo que es parte de la historia de los hombres de todos los tiempos. Nosotros los humanos siempre buscamos un sentido a la vida.

Le puede interesar: “The Beatles: Get Back”: 8 curiosidades sobre la docuserie de Disney+

¿Qué concepto tiene sobre la fe? ¿Cree que es importante tenerla?

No soy creyente ni católico; la idea no es promocionar la religión católica. Por otro lado, reconozco que, en la tradición cristiana, todavía existe esta noción de ayudar al prójimo y tender la mano, la encontramos en los textos. Pero sobre todo lo que me interesaba era explorar la fe en el sentido más universal posible. Resulta que la comunidad que me inspiró es una comunidad católica, pero la búsqueda de lo absoluto y la búsqueda de una explicación metafísica de la vida creo que es totalmente universal.

Cómo fue el proceso para elegir a quienes protagonizan la película?

Buscaba gente de estilo muy diferente, porque en la comunidad que visité había personas que venían de Estados Unidos, Europa del este o España, así que era muy heterogéneo; por ello el elenco es un poco internacional. Hay muchas personas extranjeras, también hay algunos hispanos.

¿Qué fue lo que más disfrutó de dirigir “El creyente?

Me encantó este rodaje y estar con todos estos actores jóvenes. Para ellos fue una experiencia muy importante, era casi su primera película. Me encantó estar en estos paisajes. Fue una experiencia relajante. Me gustó el tema de la película, que era muy dramático, pero también bastante positivo. Y también hicimos la película de manera muy simple, muy poca luz, muy poco material, usando luz natural, tratando de estar en el lugar correcto en el momento correcto. Filmamos con humildad.

Recibe alertas desde Google News