Publicidad
25 Nov 2021 - 12:30 p. m.

“The Beatles: Get Back”: 8 curiosidades sobre la docuserie de Disney+

La nueva serie documental no sólo es un poderoso documento histórico que permite comprender la dinámica de la banda más influyente de todos los tiempos, sino que además es una muestra extraordinaria del poder de la innovación tecnológica, puesta al servicio de la restauración de la imagen y el sonido.
Imagen de "The Beatles: Get Back".
Imagen de "The Beatles: Get Back".
Foto: Linda McCartney

Este jueves llega exclusivamente a Disney+ uno de los estrenos más esperados: la serie documental original de tres partes The Beatles: Get Back. El 25, 26 y 27 de noviembre, la audiencia está invitada a entrar en el universo creativo de John, Paul, George y Ringo como nunca antes.

Dirigida por el galardonado cineasta ganador del Oscar Peter Jackson, la nueva docuserie está íntegramente realizada a partir de filmaciones inéditas de las sesiones de grabación de la banda en 1969, mostrando el proceso creativo de Los Beatles mientras intentan escribir 14 canciones nuevas y se preparan para su primer concierto en vivo después de más de dos años sin presentaciones en público.

La nueva serie documental no sólo es un poderoso documento histórico que permite comprender la dinámica de la banda más influyente de todos los tiempos, sino que además es una muestra extraordinaria del poder de la innovación tecnológica, puesta al servicio de la restauración de la imagen y el sonido.

The Beatles: Get Back | Tráiler Oficial subtitulado | Disney+

Aquí, ocho curiosidades sobre The Beatles: Get Back para entrar en el universo de los “Fab four” y absorber al máximo todo lo que brinda el documental.

PETER JACKSON FUE EL ÚNICO EN 50 AÑOS EN ACCEDER AL MATERIAL DE ARCHIVO

El aclamado realizador neozelandés Peter Jackson, conocido por la trilogía de El señor de los anillos y más recientemente por su documental sobre la Primera Guerra Mundial Jamás llegarán a viejos, es la única persona en cincuenta años que tuvo acceso al material audiovisual guardado en las bóvedas de Apple Corps., la compañía que maneja todos los intereses creativos y de negocios de Los Beatles.

Consistía en 60 horas de material fílmico y más de 100 horas de material de audio, capturados durante tres semanas de enero de 1969, en Twickenham Studios y en el estudio de las oficinas de Apple Corps, ambos en Londres. El material había sido grabado para producir un especial de televisión en vivo que nunca salió a la luz y fue filmado por Michael Lindsay-Hogg, autor del documental de 1970 Let It Be.

Tras recibir las cintas, Jackson quedó impresionadísimo con lo que vio, y aprovechó el contexto de aislamiento de la pandemia de COVID-19 para sumergirse de lleno en el material y hallar un hilo narrativo que estructurara el relato.

EL PROYECTO, SIN EMBARGO, LE PRESENTÓ UN DILEMA PERSONAL

Cuenta Jackson que, si bien el material que descubrió en las cintas de Apple Corps era fascinante, el proyecto lo colocaba, como fan de Los Beatles, ante un gran dilema. La oportunidad de ver y trabajar con el único metraje sustancial existente de John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr componiendo en el estudio era una oportunidad única en la vida, pero tenía reparos sobre ser parte de la “película de la separación” de la banda, considerando que el grupo se disolvió pocos meses después.

Sin embargo, las imágenes por sí solas lo llevaron a tomar la decisión de aceptar el proyecto. El metraje mostraba muy de cerca a la banda trabajando junta en un momento seminal de su carrera. Era entretenido y mostraba a los integrantes del grupo joviales y cálidos entre ellos, y sus interacciones eran alegres, emotivas y, muchas veces, bobas y juguetonas. “No creo que haya otro período de tres semanas en la historia de Los Beatles que sea más prolífico y creativo que este –dice Jackson–. Así que en vez de verlo como el triste momento de ruptura de Los Beatles, que tuvo como resultado malas grabaciones, en realidad es uno de los períodos más frenéticos de composición, ensayo y grabación que tuvieron”.

The Beatles: Get Back - A Sneak Peek from Peter Jackson

EL PROCESO DE SELECCIÓN Y RESTAURACIÓN DEL MATERIAL LLEVÓ 4 AÑOS

The Beatles: Get Back es el resultado de un trabajo de restauración técnica sin precedentes. Jackson y su equipo trabajaron sobre el material durante 4 años, analizando minuciosamente cada segundo para optimizar la imagen y alcanzar una calidad de sonido única. La restauración del material fílmico se llevó adelante en Park Road Post Production, en Nueva Zelanda, con un equipo de 14 técnicos especializados.

La limpieza del sonido, en tanto, se trabajó de forma milimétrica, tomando las grabaciones originales hechas en mono y haciendo especial foco en la separación de los fragmentos de diálogos entre los integrantes de la banda para poder destacar lo que decían. “Nuestro trabajo con el audio reveló conversaciones que antes eran imposibles de entender, lo que nos permitió presentar con mayor precisión y detalle las ‘Sesiones de Get Back’ de enero de 1969″, señala Jackson.

LOS BEATLES NO SE HABÍAN PRESENTADO EN VIVO DESDE HACÍA CASI 3 AÑOS

Al momento de ingresar al estudio para las sesiones retratadas en la serie, Los Beatles llevaban casi tres años sin presentarse en vivo, de manera que estaban ansiosos por reunirse a grabar. Extrañaban la conexión que tenían como grupo y tenían la esperanza de volver a capturar la energía de sus primeras actuaciones en vivo en Hamburgo y el Cavern Club. A esa altura de la carrera, los conciertos se habían vuelto difíciles para la banda, ya que era difícil escucharse entre ellos por encima de los fans que gritaban, de modo que habían dejado de hacer giras en 1966.

Síguenos en Google Noticias