Publicidad

Kate Beckinsale: la incomprendida de “Guilty Party”

Con una mezcla de género policial y drama femenino, la serie de Paramount creada por Rebecca Addelman se adentra en el personaje de una periodista desprestigiada que hará todo por salvar su carrera.

María Camila Gil Niebles
29 de octubre de 2021 - 02:00 a. m.
Kate Beckinsale no se siente identificada con su personaje en "Guilty Party". / Cortesía Paramount+
Kate Beckinsale no se siente identificada con su personaje en "Guilty Party". / Cortesía Paramount+

“¿Qué está haciendo una periodista aquí?”, es justo la pregunta que hace uno de los personajes de Guilty Party, una serie sobre una comunicadora desacreditada, que en el desespero por salvar su carrera se aferra a la historia de una madre joven, Toni Plimpton (Jules Latimer), quien ha sido condenada a cadena perpetua por mutilar y asesinar a su marido, un crimen que asegura no haber cometido. Es así como la actriz Kate Beckinsale se adentra en la piel de Beth Burges, una mujer que dará todo por recuperar su honor y prestigio en una carrera que le dio todo y de la noche a la mañana se lo quitó.

Después de haber sido despedida por aparentemente falsificar una cita en una historia, momentos después de haber recibido el premio por ello, y aunque aseguró que todo fue una calumnia, su jefe no la respaldó. En medio de su desespero y caída profesional, Beth encuentra trabajo como escritora en una revista millennial.

A través del desarrollo de la comedia Guilty Party, el personaje comienza a vivir un drama que la revive y con el que siente la oportunidad de reivindicarse. Frustrada y atrapada en un trabajo que no quiere, la periodista deshonrada se aferra al drama del rol interpretado por Jules Latimer. Al tratar de descubrir la verdad, el camino no le será fácil y se encontrará con obstáculos diversos, mientras les hace frente a los contrabandistas de armas del estado de Colorado, descifra la cultura del clickbait, padece la depresión de su matrimonio y asimila su propio pasado oscuro. Sin embargo, en su cabeza el objetivo está claro, ayudar a probar la inocencia de Toni Plimpton.

“Una de las cosas que me atrajo de este proyecto es la relación entre estas dos mujeres que ordinariamente nunca se hubieran conocido ni serían grades amigas, probablemente ni se agradarían porque no tienen nada en común. Pero ambas tienen que confiar la una en la otra, compartir sus experiencias para salir adelante. Es muy emotivo, incluso tratándose de una comedia”, dice Kate Beckinsale.

Guilty Party es una serie de Rebecca Addelman, quien también se desempeña como productora ejecutiva junto con el director Trent O’Donnell. Dentro del proceso de realización figuran la propia Kate Beckinsale, Jimmy Miller, Sam Hansen, Joe Farrell, Jim Ziegler y Mike Farah. La serie es producida por CBS Studios, en asociación con Funny Or Die y Mosaic.

Esta propuesta televisiva, más allá de contar la historia de una persona en el ámbito del periodismo, se enfoca en el relato de una mujer más allá de su carrera, con sus cualidades, pero también como una antiheroína, con defectos y con determinaciones que marcaron su destino. A lo largo de los diez capítulos, la protagonista deberá enfrentar el dilema de si salvar su vida personal o sacar a flote su actividad profesional. La decisión no será tan fácil, ya que se encuentra cegada por su espíritu competitivo no solo con ella, sino también con su mamá, una exitosa y famosa periodista, así como con su rival Tessa (Alanna Ubach).

Su acercamiento a la historia de Toni Plimpton se convierte en una decisión de interés propio. Sin embargo, a pesar de estar en “caída libre”, esta periodista podría entender que es la única persona capaz de ayudar a Toni Plimpton, quien está en una sin salida.

El personaje puede abrazar los límites de la contradicción, incluso para la actriz que le da vida. Beckinsale asegura que su “carrera es totalmente diferente a la de Beth Burges. Jamás podría estar en el mismo trabajo por mucho tiempo. Además, ella ha hecho grandes cosas, ganó un premio, pero luego fue desacreditada. Hay un sentimiento de humillación y Beth se siente con pena, en shock, y por eso se propone seguir adelante sin mirar atrás”.

En este viaje, producto de la comedia negra, todos los personajes atravesarán un camino relatado desde sus distintas ópticas. No es precisamente un suceso individual, es la travesía que podría padecer cualquier persona, independiente de su profesión. Es la historia de una vida decadente en la que la inmadurez es protagonista al no permitir comprender que los retos y logros no son impulsados por los demás, sino que dependen de las decisiones propias. Los televidentes podrán descubrir más de la historia de Beth Burges a través de Paramount+.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar