Publicidad

Natalia Giraldo: una gran pastelera en “Bake Off Celebrity Colombia”

La youtuber e influencer fue la ganadora del reality de HBO Max, un formato en el que varias celebridades colombianas se reunieron para mostrar sus habilidades en la cocina preparando exquisitos postres. Aunque Giraldo llegó con conocimientos básicos de cocina, salió convertida en una gran cocinera.

30 de noviembre de 2022 - 01:00 a. m.
Natalia Giraldo tiene más de un millón de seguidores en Instagram.
Natalia Giraldo tiene más de un millón de seguidores en Instagram.
Foto: Cortesía

Luego de 7 episodios en los cuales los colombianos se deleitaron con las preparaciones dulces de algunas de las celebridades más queridas de Latinoamérica en Bake Off Celebrity Colombia, llegó el momento de la gran final por HBO Max. Durante todo el reality conducido por Danna García, los concursantes se enfrentaron a diferentes retos técnicos y creativos donde demostraron su talento para la repostería.

Para la semifinal, las celebridades tuvieron el reto de preparar una torta espejo. Después de una ardua deliberación, los jurados Juliana Álvarez, Mark Rausch y Paco Roncero dieron a conocer los nombres de los cuatro grandes finalistas de la competencia más dulce: Mario Ruiz, influencer y youtuber; Martina La Peligrosa, cantante y actriz; Natalia Giraldo, youtuber e influencer; Yaneth Waldman, actriz y presentadora.

Ellos se disputaron el título de “El gran pastelero” en la final. Sin duda, cada uno se lució con sus postres, pero solo uno de ellos ganó el premio mayor, y esa persona fue Natalia Giraldo.

La participante tuvo uno de los procesos más interesantes. Si bien presentó varias dificultades en sus primeros retos, poco a poco se fue superando hasta convertirse en una de las grandes revelaciones, marcando un estilo propio en cada uno de sus postres. Entre sus creaciones más elogiadas está su torta de cumpleaños rosada inspirada en su niñez, y su construcción de galletas en honor a una fundación de perritos.

Por otra parte, Mario Ruiz fue una de las grandes sorpresas del reality, pues él mismo afirma que jamás había estado tan cerca de una cocina como lo estuvo en Bake Off. Logró plasmar todo su carisma en preparaciones que fueron sobresalientes como su torta de chocolate y café, y sus cupcakes en forma de llama en honor a Perú, uno de sus países favoritos.

Martina La Peligrosa logró convertirse en una de las competidoras más poderosas, pues a lo largo del programa ganó varios retos técnicos. Su atención al detalle y creatividad la hicieron llegar a la final. Prueba de ello fue su gran desempeño con el postre de natas e implementando la repostería molecular.

Yaneth Waldman es el alma y alegría del formato. Con su personalidad arrolladora y ocurrencias ha divertido a todos. Uno de sus momentos más memorables fue cuando presentó su pastel en representación a una foto de ella colgada de un pasamanos al revés, y qué decir de la delicia de merengones que preparó en otro de los capítulos.

Natalia Giraldo habló en exclusiva con El Espectador sobre su gran logro obteniendo el título de “El gran pastelero”, llevándose a su casa el premio mayor.

¿Cómo llegó a Bake Off?

El equipo de HBO se comunicó con mi manager y le comentaron que tenían un proyecto de repostería. A mí me encanta comer, y ella lo sabe, así que cuando me contó de este proyecto yo acepté de inmediato, pero se le olvidó darme un pequeñísimo detalle, y es que había que cocinar… a mí se me quema un agua hervida, pero eso no me importó. Sé hacer postres muy básicos y me le medí a hacer el casting, luego me llamaron para decirme que había quedado y no podía de la emoción.

Mencionó antes que sabía hacer algunos postres, ¿qué aprendió en su participación en este reality?

Yo entré a Bake Off siendo una persona, y salí siendo otra completamente diferente, mi transformación fue, incluso, espiritual. La pastelería es algo demasiado exacto y siento que el horno escucha, si uno le tiene miedo, es muy probable que las cosas salgan mal. Aprendí mucho tanto de pastelería, como de mis compañeros… de Yaneth Waldman aprendí a tomarme las cosas con toda la alegría posible, el Pibe fue muy compañerista y se le notaba que el futbol le había enseñado a formar un equipo, y a pesar de que era una competencia, nos sentimos todos muy acompañados y apoyados siempre.

Estar en un contexto de competencia es complicado, ¿fue como se lo imaginó?

Para nada, uno siempre va pensando que un reality es sinónimo de peleas, rivalidades, etc… estaba un poco predispuesta por eso, porque a mí no me gusta para nada estar peleando con nadie… en redes puedo parecer muy brava, pero en realidad soy muy pendeja. Para mi sorpresa, cuando llegué a Bake Off parecíamos compañeros de colegio todos.

¿Hubo algún postre que se le dificultó más que los demás?

Sí, recuerdo uno con el que casi me siento a llorar delante de todo el mundo, fue tanto mi estrés, que incluso el director de set me miraba y me decía “Naty, respira… tranquila”. Fue increíble porque estaba demasiado frustrada, pero logré el primer puesto. Recuerdo que no me funcionaban las grameras y me tocó repetir varias preparaciones para ese postre en específico. Sufrí, lloré, pero finalmente lo logré y creo que fue una de las experiencias más gratificantes de todo el programa para mí.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar