Publicidad
10 Aug 2022 - 2:00 a. m.

“Ni una más”, el poderoso mensaje que transmite “No fue mi culpa”

El 10 de agosto llega a Star+ la temporada completa de la producción original “No fue mi culpa”, con Marcela Mar como protagonista. Esta serie está basada en casos de la vida real y fue desarrollada en Colombia.

Sarah Valentina Gutiérrez Manrique

Marcela Mar en su interpretación de la abogada Ángela Iregui en la serie "No fue mi culpa". / Cortesía: Star+
Marcela Mar en su interpretación de la abogada Ángela Iregui en la serie "No fue mi culpa". / Cortesía: Star+

Protagonizada por Marcela Mar, Martina García, Rashed Estefenn y un destacado elenco femenino, la nueva entrega de la serie dramática No fue mi culpa presenta una sucesión de historias unitarias sobre violencia de género inspiradas en casos reales, entrelazadas por un intrigante relato que atraviesa todos los episodios.

(Lea también: “Mad Max: Furiosa”: primeras imágenes de la película)

Ángela Iregui –Marcela Mar– es una abogada penalista retirada que regresa a los juzgados para ayudar a resolver y brindar justicia en casos de mujeres que sufren de violencia género por el simple hecho de ser mujeres. Junto a ella están Juliana –Martina García–, exestudiante de Ángela, y Roberto –Rashed Estefenn–, antiguo compañero de trabajo, para ayudar a salvaguardar los derechos de las mujeres, niñas y adolescentes en Colombia.

La producción, exclusiva de la plataforma de streaming Star+, cuenta con otras dos versiones de este formato, No fue mi culpa: México, estrenada en 2021, y la edición de Brasil, que debutará en conjunto con la de Colombia este miércoles 10 de agosto.

“He visto unos episodios de esa versión (México), que es muy distinta a la nuestra y eso también me encanta, porque cada territorio hizo su adaptación basada en los hechos reales que ocurren allí. Siento que es una serie con mucha identidad de cada región y que vale la pena”, comenta Marcela Mar, quien da vida a la protagonista de esta historia.

La bogotana, que cuenta con una gran trayectoria televisiva, ha tenido papeles que se destacan en varias producciones colombianas, como Mayerli en Pedro el escamoso y Bridgitte en Todos quieren con Marilyn.

(Le recomendamos: “Noticia de un secuestro”: un relato sobre la zozobra y el sinsabor de las víctimas)

En esta ocasión, más allá de enfocarse en mostrar una rivalidad inexistente entre mujeres, la serie se ha desarrollado con el fin de demostrar al sistema opresor como el mayor detractor en contra del género femenino. Solo en Colombia, ONU Mujeres registró para 2018 el asesinato de 960 mujeres en el territorio nacional.

“A veces las personas no quieren hablar sobre estos temas, y creo que lo más importante es invitar al público a que socialice sobre esta problemática con sus hijas, sus hijos, porque la sociedad la hacemos todos y que sean asesinadas mujeres de la forma que está pasando en Colombia a diario, es un tema que hay que poner sobre la mesa y no seguir volteando la cara frente al asunto”, añade la artista.

La preparación de este personaje llevó a la actriz a tomar asesoría sobre temas jurídicos, leyes y garantías que hay en Colombia en pro del bienestar y el cuidado de las mujeres. Junto a Yamile Roncancio, directora de la fundación Feminicidios Colombia, logró tener un acercamiento de primera mano hacía estos hechos.

“Antes de empezar, Yamile me dijo ‘quiero que hagas un poco de terapia psicológica, porque las imágenes que vas a ver nunca las vas a olvidar’”, le comentó la actriz a El Espectador.

(Le puede interesar: La sombría escena de “Stranger Things 4″ que tardó más de 2 años en crearse)

También junto a los directores de la serie, Felipe Cano y Cecilia Vásquez lograron “preparar, y discernir esta información, que es bastante compleja”, para la creación del personaje escrito por la guionista Ana María Parra, quien también redactó la historia para la versión mexicana.

“Ángela es un personaje fascinante, una mujer que está para las otras, y la vida le enseñará cosas sobre no ser tan complaciente con todo el mundo y pensar en ella como prioridad”, asegura Marcela Mar.

Como una mujer abiertamente feminista, Mar ha trabajado en conjunto con la organización ONU Mujeres y la fundación Feminicidios Colombia y también da visibilidad de emprendimientos hechos por mujeres por medio de sus redes sociales.

“Todo el mensaje que llevo en ellas (redes), es de empoderamiento femenino, de darles visibilidad a otras mujeres desde mi orilla, y poder aportar en ese empoderamiento brindando herramientas. Invito a las mujeres para que sean empresarias y tengan sus propios ingresos, porque creo que uno de los temas que más nos dan fuerza a las mujeres es cuando generamos nuestros propios ingresos y somos independientes económicamente. Creo que eso es un mecanismo muy importante y valioso”.

(Lea también: “Noticia de un secuestro”: un relato sobre la zozobra y el sinsabor de las víctimas)

En una era marcada por el poder femenino, y a través de una temática real y relevante abordada en tono de denuncia social, No fue mi culpa: Colombia narra un caso distinto en cada episodio unitario, al tiempo que presenta una historia central que actúa como hilo conductor y gira en torno a Ángela Iregui, una abogada determinada y audaz que se ve involucrada de distintas maneras en los casos.

Compartiendo el elenco con Marcela, Martina y Rashed, están presentes diversas actrices que participan en distintos episodios: Nicole Santamaría (María Vanessa), María Cecilia Sánchez (Rosario), Indhira Rosa Serrano (Giselle), Cristal Aparicio (Gracia), Ana Jaraba (Lina), Jenny Gómez (Mery), Priscilla Gómez (Valery) y Rami Herrera (Paola).

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.