El cine pone sus ojos en el Dolby Theatre

Guillermo del Toro, Mejor Director y Mejor Película en el Óscar 2018

Con "La forma del agua", el mexicano se apropió de dos de los máximos galardones en su edición 90. "La mujer fantástica", de Chile, inspirada en Daniela Vega y dirigida por Sebastián Lelio, se quedó con la estatuilla dorada en la categoría Mejor Película Extranjera. Gary Oldman y Frances McDormand fueron los Mejores Actores.

El mexicano Guillermo del Toro se llevó el Óscar a mejor película y mejor director con "La forma del agua".AFP

Los primeros minutos de la ceremonia fueron como los años inaugurales del cine, en blanco y negro. Jimmy Kimmel apareció y el color llegó con el presentador, que agradeció la oportunidad de estar al frente del evento por segundo año consecutivo. “Este es un año especial. Es la entrega número 90 del Óscar y no la podemos arruinar. Esta vez no”, dijo. (Galería Premios Óscar 2018: imágenes de la alfombra roja).

Luego se dirigió a la estatuilla y afirmó: “tiene las manos donde se ven, nunca dice una mala palabra y no tiene pene y ese es el tipo de hombre que necesitamos”. Hablo de la situación de Harvey Weinstein y dijo que eso no puede pasar de nuevo y por eso él es de las pocas personas que habían sido expulsadas de la Academia de Artes y Ciencias de la Grabación. “Toca ponerle fin al acoso sexual en el trabajo, ahora solo toca soportarlo en el resto de los ámbitos”.

Kimmel le agradeció a Guillermo del Toro por sus 13 nominaciones y porque demostró que gracias al mal comportamiento de los hombres, el director había empezado a evidenciar en el cine que las mujeres se estaban enamorando de los hombres.

La primera categoría de la noche fue Mejor Actor de Reparto, en la que concursaban William Defoe, Woody Harrelson, Richard Jenkins, Christopher Plummer y Sam Rockwell, quien se quedó con la estatuilla por la cinta Tres anuncios por un crimen. El actor agradeció a sus padres porque lo dejaron enamorarse del cine desde los ocho años.

Gal Gadot, quien personifica a la Mujer Maravilla, presentó la categoría de Mejor Maquillaje, que quedó en poder de Kazuhiro Tsuji, de Japón, por la cinta Las horas más oscuras.

La tercera estatuilla de la noche premió al Mejor Diseño de Vestuario, que quedó en poder de Mark Bridges por la película El hilo fantasma.

Jimmy Kimmel retomó el control de la ceremonia hablando del éxito en taquilla de la Pantera Negra. Más adelante se le dio paso a la modalidad Mejor Documental, estatuilla que resultó en manos de Bryan Fogel y Andan Cogal por Ícaro, una propuesta audiovisual que abordó el fraude deportivo en Rusia.

La primera interpretación musical estuvo a cargo de la versátil Mary J. Blige, cantante y actriz nacida en el Bronx (Nueva York), que puso su registro mezzosoprano al servicio de las manifestaciones de origen afro. Blige, quien le debe su estilo a personajes como Aretha Franklin, cantó Mighty River, el tema central del filme El color de la guerra, dirigido por Dee Rees, en el que la cantante también participa como actriz.

Después de un breve recuento de los Premios Óscar en sus 90 años, en el que se le agradeció a la audiencia tanto tiempo de fidelidad en las salas de cine, Kimmel dijo que el turno le correspondía a la Edición de Sonido. El ganador fue Richard King por la cinta Dunkerque, dirigida por Christopher Nolan. En tan solo una escena, el equipo empleó 27 micrófonos. Gregg Landaker se apoderó de la estatuilla en la Mejor Mezcla de Sonido por el mismo filme, Dunkerque.

Guillermo Derbez tuvo la misión de presentar la canción Recuérdame, interpretada por Gael García Bernal, quien tenía en su corbatín la bandera mexicana. El actor, algo desafinado durante algunos pasajes del tema, les cedió el escenario a Miguel y a Natalia Lafourcade. Ambos, al unísono, hicieron una versión bilingue de este tema emblemático de la cinta Coco. Esa fue la segunda intervención musical de la noche. (Leer "Coco", la otra cuota latina en los Óscar 2018).

Rita Moreno fue recibida por el público de pie. Ella presentó a los nominados en la categoría Mejor Película Extranjera. La ganadora fue Una mujer fantástica, de Chile, país que recibió su primer Óscar. Daniela Vega fue la inspiración de esta cinta dirigida por Sebastián Lelio. (Leer "Una mujer fantástica" hace historia para Chile en los Óscar 2018).

Otro momento memorable de la noche lo protagonizó Allison Janney quien obtuvo el galardón como Mejor Actriz de Reparto por la cinta Yo, Tonya.

Daniela Vega, la inspiradora de la cinta chilena Una mujer fantástica, habló del amor para crear la atmósfera perfecta y hacer de la antesala para la tercera interpretación musical de la noche, un instante sublime. El cantautor estadounidense Sufjan Stevens cantó Mistery of Love de la película Llámame por tu nombre.

Jimmy Kimmel rompió el protocolo cuando se llevó una delegación al Teatro Chino, ubicado justo en frente del Dolby Theather. Guillermo del Toro, Mark Hamill, Gal Gadot y Lupita Nyong’o fueron algunas de las estrellas que se presentaron para darle una gran sorpresa al auditorio vecino. Esa fue la manera en la que el grupo de celebridades mostró su reconocimiento para quienes siguen comprando sus entradas para asistir a cine.

La interacción entre los dos escenarios motivó la entrega del Óscar a Mejor Corto Documental, que fue para Frank Stiefel por su propuesta Heaven is a Traffic Jam on the 405. El máximo galardón en la modalidad de Cortometraje fue para The Silent Child. Su directorA Rachel Shenton ofreció su discurso también en lenguaje de señas.

Andra Day, de San Diego (California) y Common, de Chicago (Illinois) hicieron que sus propuestas musicales se dieran cita en el tema Stand Up For Something de la película de corte biográfico Marshall. El rap de Common, cuyo verdadero nombre es Lonnie Rashid Lynn, Jr.; y Day, quien se destaca por ser una cantautora contemporánea, se tomaron la tarima del Dolby Theatre.

James Ivory se destacó en la categoría de Mejor Guión Adaptado por su propuesta Llámame por tu nombre. Nicole Kidman tuvo la misión de premiar al Mejor Guión Original y le otorgó la estatuilla dorada a Jordan Peele por ¡Huye!, uno de los galardones más aplaudidos por el público asistente. “Quiero dedicarle esto a todos aquellos que escucharon mi voz y me dejaron hacer el filme”, comentó Pelee en visible estado de emoción.

Sandra Bullock solicitó que le bajaran la intensidad a la luz para regresar a los 40. Con ese comentario presentó los nominados a la Mejor Fotografía, que quedó en poder del veterano Roger Deakins por Blade Runner 2049.

La cantante y actriz estadounidense Keala Settle interpretó This Is Me, un tema de la propuesta audiovisual titulada El Gran Showman. Con esta intervención se le puso punto final a la banda sonora de la edición número 90 de los Premios Óscar.   

Nada más apropiado que esa interpretación para continuar con el Óscar a Mejor Banda Sonora. El ganador en esta modalidad fue el francés Alexandre Desplat por la película La forma del agua. Mientras que la Mejor Canción Original quedó en poder de Remember Me de la cinta Coco.

Emma Stone fue la responsable de otorgarle el premio al Mejor Director, que en esta oportunidad fue para Guillermo del Toro (La forma del agua), el cuarto latinoamericano en apropiarse de la máxima distinción del cine. “Quiero agradecerle a la gente que me acompañó en este recorrido”, manifestó el mexicano con el Óscar ya en su poder.  

En la categoría Mejor Actor se destacó Gary Oldman, un premio más bien obvio por su caracterización en la cinta Las horas más oscuras, para la que tuvo que someterse a un cambio físico drástico. “Quisiera rendirle homenaje a Sir Winston Churchill, por su compañía en este viaje”. Finalmente la estrella londinense dijo que su mamá es más veterana que el Óscar.   

La estatuilla dorada en la categoría Mejor Actriz fue para Frances McDormand por Tres anuncios por un crimen. “Puedo decirles a todas las nominadas mujeres que están en este lugar que todas tenemos historias que contar. Tengo dos palabras con las que los voy a dejar esta noche: inclusión y brillar”, manifestó la estrella mientras el público la despedía con un sonoro aplauso.   “Lo que pasó el año pasado ya es agua por el puente”, dijo Jimmy Kimmel haciendo referencia a que faltaba el anuncio del último premio de la noche: el de Mejor Película. El máximo galardón fue para La forma del agua, dirigida por Guillermo del Toro, quien se quedó con dos de las estatuillas principales en la entrega número 90 de los Premios Óscar.

“Quiero dedicar esto a cada persona joven que quiere hacer cine en todas partes del mundo. De niño crecí con películas en México y esto parecía imposible pero todo el que sueña con el poder de la fantasía para contar una historia sobre la realidad del mundo, se puede hacer. Esto es una puerta… túmbela y pasen”, fueron las palabras de Guillermo del Toro tan pronto recibió el galardón. (Leer Guadalajara, cuna de Guillermo del Toro, celebra los Óscar para su hijo pródigo).