Comenzó a actuar a los ocho años

Joaquin Phoenix, la otra risa del Óscar

El actor, que acaba de ganar el Óscar por su interpretación del Joker, cuenta cómo fue el proceso de creación de este personaje. Revela, incluso, que se inspiró en personas reales.

Joaquin Phoenix minutos después de haber obtenido el galardón como Mejor actor en la entrega de Premios Óscar 2020.  / AFP
Joaquin Phoenix minutos después de haber obtenido el galardón como Mejor actor en la entrega de Premios Óscar 2020. / AFP

Desde aquel primer estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Venecia, cuando Joaquin Phoenix ganó el premio máximo del León de Oro, ya se hablaba del Óscar. Incluso antes del Golden Globe o el SAG, en el Festival de Toronto, a la par de Meryl Streep decidieron agregar un tributo especial para él, recordando los mejores momentos de su carrera, antes de The Joker: la primera nominación al Óscar detrás de otro estilo de risa en Gladiador o la segunda, cuando contó la vida de Johnny Cash en Walk The Line y la tercera, detrás del veterano de guerra en The Master. Para cuando lo nominaron por cuarta vez, con The Joker, nadie lo había dudado. Este Óscar fue siempre suyo. (Puede leer: Joaquin Phoenix cumplió: usó el mismo traje durante la temporada de premios)

Así como el cine cuenta el comienzo de la historia de Joker, ¿podemos contar el comienzo de la historia de Joaquin Phoenix, como actor?

Yo empecé a trabajar como actor a los ocho años, pero recién a los 16, mi hermano River me pidió que viéramos un VHS de la película Raging Bull, insistiendo que yo tenía que volver a trabajar como actor. Me cambió la vida. Mi madre era la secretaria del encargado de casting de NBC (cadena de televisión) y por él también conocí a mi representante, Iris Burton. A ellos le debo todo, porque cambiaron mi vida.

En español, el personaje de Joker había sido bautizado como El Guasón, cuando en la década del 60, el actor latino César Romero ya lo había hecho famoso en la serie de TV Batman, con Adam West. Para cuando las revistas de los cómics cambiaron el estilo, con historias mucho más reales, el cine también lo reflejó con la genialidad de Jack Nicholson al lado del Batman de Michael Keaton, en 1989.

Mark Hamill, el mismo Luke Skywalker de Star Wars, también había hecho famosa la risa de otra versión de Joker en el dibujo animado de Batman: The Animated Series entre 1992 y 1995, además del maduro videogame Arkham.

Con Heath Ledger, el personaje de Joker adoptó una personalidad mucho más humana, al punto de acaparar el protagonismo de la película The Dark Knight mucho más que Batman. El esfuerzo no fue en vano y la Academia de Hollywood lo premió con un Óscar como Mejor actor de reparto.

En cierta forma, el estilo que había ganado aquel Óscar fue el que también inspiró a Jared Leto, cuando adoptó una similar personalidad de Joker en Suicide Squad.

La más reciente versión de Joaquin Phoenix es también la primera vez que el Joker consiguió su propia película, su propia historia, en la que Batman es el personaje de reparto. El director Todd Phillips incluso la había imaginado inspirado en Taxi Driver, con Robert De Niro, mientras Joaquin Phoenix admite que él también se inspiró en la actuación original de “mi actor favorito: Heath Ledger”.

Así fue como decidieron contar el origen del Joker como un incomprendido social que se gana la vida trabajando de payaso con una descontrolada risa, que realmente tiene que ver con una enfermedad mental que él incluso trata de reprimir con siete medicamentos.

¿Cuál fue su primera impresión del famoso rol del Joker?

En cierta forma me parecía que no tenía límites de ningún tipo, por como podía llegar a interpretarlo y todo lo que podía hacer con él. Sentí que no tenía ninguna regla y era algo muy atractivo para mí, pero lo más importante fue la reunión con el director, Todd Phillips. Él tenía un punto de vista del personaje muy especial y el tono que siempre quiso darle fue realmente muy atractivo.

¿Es cierto que al principio dudó en aceptar este rol?

Para ser honesto no fue una decisión fácil al principio. No tenía la menor idea, pero después hubo algo que terminó atrayéndome de a poco, a medida que fue evolucionando con la preparación. Se volvió algo que nunca antes había anticipado y resultó ser una de las más grandes experiencias de toda mi carrera.

¿Y cómo fue su primer contacto con el "Joker"?

El primer paso fue perder peso y así también descubrí el efecto psicológico (risas). Era imposible evitarlo cuando perdí peso en tan poco tiempo. Al principio de los ensayos, Todd (el director) me había dado una agenda del Joker, como un diario íntimo que me ayudó mucho. Era un diario íntimo totalmente vacío, que él me había dado para que yo escribiera lo que quisiera. Pero yo no sabía qué escribir y le pedí algunas sugerencias que incluso ignoré por completo (risas).

¿Qué otros factores cree que influyeron tanto en la actuación, como para haber ganado un Óscar?

El proceso fue muy largo. No fue nada lineal ni directo. La curiosidad empezó al analizar los medicamentos que él estaba tomando, por los efectos secundarios que podían llegar a tener. Es lo que también nos llevó a darnos cuenta de los extraños cambios de peso que tenía. Así empezó todo. Después me puse a leer libros sobre verdaderos asesinos políticos que comparten una personalidad similar a lo que al final descubrí en Arthur. Tampoco quiero resaltar esos factores porque esa gente ya tuvo demasiada atención. No quiero nombrar a las personas en quienes basé mi Joker.

¿Y la risa?

Todd me había mostrado algunos videos, describiendo la risa como si fuera algo doloroso. Me pareció interesante, porque todos asumimos cómo es la risa de Joker, pero esta era una forma mucho más fresca de verla.

¿Cuál es su escena preferida de la película, la toma que se merece un Óscar?

La escena del baño, fue un momento de transformación. Ahí se suponía que yo iba a esconder el arma y quitarme el maquillaje, pero no me parecía correcto. Discutimos durante 45 minutos, porque yo no creía que alguien como él iba a preocuparse en esconder la evidencia. Además, era una escena importante. Era el momento en que él se convertía en Joker y quisimos buscar la forma de expresarlo, con cierta clase de movimientos, hasta que el director se acordó de que tenía la banda sonora en su iPhone y mientras me la hacía escuchar, filmamos lo que se ve en el cine cuando encontramos el movimiento que muestra también la transformación en una forma original.

¿Se dio cuenta del cambio que impuso en Hollywood con la comida vegana?

Me parece un paso muy importante lo que pasó en la fiesta del Óscar en el Governor’s Ball, igual que los Premios SAG, los Critics’ Choice y hasta la cena del Globo de Oro me pareció excelente. La ganadería es la tercera causa de los cambios climáticos. Utiliza el 70 % del agua y contamina la mayor parte. Las estadísticas son impresionantes. Supongo que ya no podemos negar las evidencias. Por eso creo que consumir productos animales ya no es una elección personal; es una dramática consecuencia para el resto del mundo.

 

903919

2020-02-10T12:34:54-05:00

article

2020-02-10T12:34:54-05:00

[email protected]

none

Fabián W. Waintal

Cine

Joaquin Phoenix, la otra risa del Óscar

40

8362

8402