Sophie Turner protagoniza primera imagen de "X-Men: Dark Phoenix"

La película dirigida por Simon Kinberg llegará a los cines el 2 de noviembre de 2018.

CulturaOcio/Europa Press

La próxima entrega del universo "X-Men" tendrá como indiscutible protagonista a Sophie Turner. La actriz conocida por su papel de Sansa Stark en la serie "Game of Thrones" (Juego de Tronos) volverá a dar vida a Jean Grey en "X-Men: Dark Phoenix". La cinta dirigida por Simon Kinberg llegará a los cines el 2 de noviembre de 2018, pero prácticamente a un año vista del lanzamiento, Entertainment Weekly publicó la primera imagen de Turner en el filme en el que desatará todo su poder. (Leer ¿Filtrada la muerte de un X-Men en Dark Phoenix?).

La fotografía muestra a Sophie Turner posando de manera verdaderamente espectacular. Envuelta únicamente con sus propios brazos, la actriz británica "arde en llamas" para encarnar a Jean Grey de forma muy diferente a como los espectadores pudieron verla en la última película del universo de 20th Century Fox, "X-Men: Apocalipsis".

Además de la instantánea, EW compartió algunos detalles de la trama de la película: "Ambientada en 1992, unos 10 años después de los sucesos de X-Men: Apocalipsis, Dark Phoenix abre con los X-Men, incluidos Mística (Jennifer Lawrence), Bestia (Nicholas Hoult), Tormenta (Alexandra Shipp), Nightcrawler (Kodi Smit-McPhee) y Quicksilver (Evan Peters), en un nuevo e inesperado papel: héroes nacionales. Charles Xavier (James McAvoy) incluso aterriza en la portada de la revista Time. Pero su creciente ego pone al equipo en riesgo". (Leer también "X-Men" presenta a "Los nuevos mutantes").

 

Según el propio director, "el orgullo está comenzando a sacar lo mejor de Charles Xavier, y está empujando a los X-Men a misiones más extremas". Después de ser enviados al espacio para una misión de rescate, una llamarada solar golpea el X-Jet y la ola de energía enciende una nueva fuerza maligna y hambrienta de poder dentro de Jean (Sophie Turner): el Fénix.

Según informa la misma publicación, la película presentará "un gran giro a mitad de camino que irrevocablemente cambiará el curso de la franquicia". Una hipótesis que refuerza las declaraciones de otro de los protagonistas, James McAvoy, que se refirió al largometraje de la siguiente manera: "Esta es probablemente la cinta de X-Men más emocional que hemos hecho. Hay mucho sacrificio y mucho sufrimiento".