En el estadio El Campín de Bogotá

Bruno Mars, la grandeza de la constancia

El cantante visita por primera vez la ciudad, como parte de su gira “24K Magic World Tour”, en la que presenta su más reciente álbum de estudio.

Bruno Mars fue elegido como el Artista del año en los American Music Awards 2017. / AFP

I want to be a billionaire / (It would be) so fricking bad / Buy all of the things I never had / Uh, I want to be on the cover of Forbes magazine / Smiling next to Oprah and the Queen. Esas letras que escribió Bruno Mars para la canción Billionaire, en colaboración con Travie McCoy, fueron las que lo darían a conocer. Con el tiempo, las premoniciones que cantaba se le cumplirían.

En una entrevista con la revista Forbes le preguntaron sobre la inspiración para componer ese tema y el joven hawaiano respondió: “estaba cansado de pasar la mitad del día preocupándome por lo que podía y no gastar. Si fuera multimillonario, no tendría que preocuparme, ya sabes, 'no puedo permitirme el desayuno, así que esperaré hasta la hora del almuerzo para comer'. Si fuera multimillonario, nada de eso importaría. Estaría comiendo cereal de diamante”.

Bruno Mars nació el 8 de agosto de 1985 con la música en las venas. Su familia estaba compuesta por cantantes. Su primera canción, I love mom, la escribió a los cuatro años. Se la dedicó a la mujer de su vida, su madre. También imitaba a Michael Jackson y a Elvis Presley. Incluso, en la película Honeymoon in Vegas (1992) interpretó a este último de niño.

Por aquel entonces, aún se llamaba Peter Gene Hernández. Con los años, sus más acérrimos críticos le cuestionarían su cambio de nombre, pues dijeron infinidad de veces que lo había hecho para ocultar sus raíces latinas.

Él respondió que su nombre artístico había surgido desde que cumplió dos años. Su padre, Peter Hernández, lo apodó Bruno por su parecido con el luchador Bruno Sanmartino. El pasado mes de agosto, Mars compartió en su cuenta de Instagram una foto junto al exluchador como homenaje por ser la inspiración para su sobrenombre, que hoy en día es mundialmente conocido. El Mars se debió a que necesitaba más fuerza y porque, según contó el compositor de Honolulú, Hawai en una entrevista con Rap-Up, “muchas chicas me decían que estaba fuera de este mundo, así que supongo que soy de Marte”.

Mars se mudó a Los Ángeles, California, luego de terminar su secundaria y para continuar persiguiendo su sueño de ser un gran cantante. Pero las cosas no resultaron tan fáciles. Él quería ser solista, pero la pesada industria en donde todos quieren sobresalir, no se le permitía. Su talento para componer le abrió un espacio y les escribió canciones a artistas como Flo Rida, Adele y Cee Lo Green.

Le cerraron muchas puertas porque le decían que su música no era fácil de encasillar. Sin embargo, el artista, que toca el piano, la guitarra, la batería y el ukelele, fue labrando su camino e imponiendo su estilo, en el que se mueve entre géneros como el reggae, el R&B, funk, hip-hop, soul y motown.

Logró un contrato con la disquera Motown, pero no le funcionó. Tras años de recibir un no como respuesta, la discográfica Atlantic Records le hizo un contrato en 2009. Los años de gloria estaban por llegar.

En 2010 debutó con su primer álbum de estudio, Doo-Wops & Hooligans. Los sencillos Just the way you are y Grenade se posicionaron en los primeros lugares de la lista Billboard Hot 100.

Unorthodox jukebox, su segundo álbum de estudio, fue lanzado en diciembre de 2012. Y volvería a hacer de las suyas con las canciones When i was your man y Locked out of heaven, que ocuparon la primera posición en la famosa lista. En 2014 se ganó un premio Grammy al Mejor álbum de pop vocal por ese disco.

Locked out of heaven causó controversia porque según los críticos era un tema muy sexual. A lo que Mars les respondería en una entrevista con la revista Vibe: “me gusta cantar sobre eso, me parece sexy. Creo que ayuda a sacar mi lado sexy y a proyectarlo. El sexo anima cualquier fiesta. Para mí, los versos son los que realmente hacen una buena canción: But swimming in your world / Is something spiritual (en español: Nadar en tu mundo es algo espiritual). Si crees que es algo obsceno es porque no entiendes qué es poesía”.

Aunque el éxito ya había tocado a su puerta, Mars enfrentaría una gran pérdida. En 2013, su madre, Bernadette Hernández, murió a causa de una aunerisma cerebral. Como homenaje, el artista, que fue invitado a una presentación en el famoso Superbowl, en el show de medio tiempo del partido de fútbol americano, tocó en una batería en la que estaba el nombre de ella impreso en el bombo. Ese show fue el más visto en la historia, con 115,3 millones de espectadores.

Ese día, Mars se convirtió en el primer cantante menor de 30 años, de ascendencia puertorriqueña en actuar en el show de medio tiempo. Bruno Mars ya era escuchado en cualquier parte del mundo. Su estilo particular y retro, que parece una oda a los ochenta y noventa, se caracteriza por sus sombreros, o cuando no los tiene, su cabello con copete; sus accesorios, su carisma y sus inigualables movimientos, que algunos comparan con los de Michael Jackson, le han otorgado 256 premios, ventas y reconocimiento.

Tras cuatro años de no lanzar música, sorprendió a sus seguidores con el estreno de la canción 24K Magic, sencillo homónimo del nuevo álbum que se dio a conocer el 18 de noviembre de 2016. Como con los anteriores, se posicionó en el primer puesto en varios países y llegó al cuarto de los Billboard Hot 100.

Ese disco es el que lo trae por primera vez al país, luego de muchas especulaciones que terminaron con la confirmación y con una preventa agotada. En lo que va de su gira, “24K Magic World Tour”, ha deleitado a sus seguidores a nivel mundial y en Bogotá promete una noche inolvidable, no sólo por su voz, sino también por su puesta en escena y fantásticos movimientos, con temas como Versace on the flor, Treasure, Marry you, that's what i like, When i was your man, Grenade, Uptown funk. Más de un seguidor esperaría una versión en español de Just the way you are, tema que el compositor cantó en el concierto benéfico organizado por Marc Anthony y JLo que buscó recoger fondos para los damnificados de los huracanes Harvey, Irma y María, que asolaron Estados Unidos, Puerto Rico y el Caribe.

Bruno Mars es un artista que no se avergüenza de sus raíces y que ha demostrado su amor por su familia, en especial por su madre, y admiración por su padre, quien le enseñó a tocar el bongó y así aprendió de ritmo. Luego de su constancia se ha convertido en un artista tan grande que en Honolulú, su ciudad natal, tuvieron que crear en 2013 la “Ley Bruno Mars”, para darles prioridad, durante 48 horas, en la compra de boletería a los ciudadanos locales.

Con 32 años, llega a Bogotá para mostrar su exploración en diferentes géneros que lo posicionan como un referente del pop y tras haber ganado el título de Mejor artista del año en la pasada edición de los American Music Awards 2017.