Shakira no es un caso aislado dentro de la música

Con un nudo en la garganta

La hemorragia en la garganta que motivó a la artista barranquillera a cancelar su gira de conciertos es un mal más bien común en el ámbito de los cantantes. Esa parte del cuerpo es un talón de Aquiles para los músicos.

Una inflamación en la garganta dejó sin palabras a Shakira hace unos meses. Lo que estaba lejos de sospechar la artista barranquillera era que, después de una supuesta recuperación, el cuadro empeoraría y una hemorragia la obligaría a mermar su actividad artística y a refugiarse en su casa en Barcelona.

Ayer, cuando el triunfo con su álbum El Dorado fue evidente durante la ceremonia de los premios Grammy Latino, muchos de sus colegas le enviaron mensajes de solidaridad, y los votos del público por su recuperación también se pusieron de manifiesto.

El desgaste durante la grabación de la producción discográfica, que fue premiada en la categoría Mejor álbum de pop vocal contemporáneo, los múltiples esfuerzos para sacar adelante sus giras después de más de cinco años de ausencia y el sometimiento permanente para lograr su estilo tan característico provocaron el cuadro médico que tiene en la actualidad a la barranquillera marginada de la actividad sonora en casi todas sus instancias, menos la composición.

La depresión y el estrés en el que está la artista tampoco le han permitido concentrarse en su labor compositiva. Su regreso a los grandes escenarios en este momento es pura especulación, así como la crisis matrimonial con el jugador Gerard Piqué. La recomendación médica para ella es silencio, tranquilidad y la dulce espera.

Steven Tyler

 El cantante y cofundador de la banda Aerosmith se tuvo que someter en 2006 a una compleja operación de garganta, obligando a la agrupación a suspender varios conciertos de su gira por Estados Unidos. Más adelante, por el mismo motivo, el carismático “frontman” caracterizado por sus excesos debió suspender una gira que incluía países latinoamericanos como Chile y Brasil.

Adele

Hace poco, la cantante británica manifestó que tiene un problema en sus cuerdas vocales que le impide cantar con el mismo registro con el que se dio a conocer. Esos inconvenientes de salud provocaron que su cuerpo médico le recomendara la cancelación de su exitosa gira “25”, con la que alcanzó a visitar más de 118 países. “Mi tratamiento médico incluye esteroides”, dijo la artista.

Sam Smith

Los problemas de garganta de Sam Smith, llamado por algunos el Rey Blanco del Soul, comenzaron en Australia en 2015, cuando tuvo que suspender un concierto por sufrir una hemorragia en sus cuerdas vocales durante una multitudinaria presentación en Sídney. “Estoy muy triste por tener que perderme todos los conciertos y eventos que tenía planeados, pero los médicos dicen que tardaré entre seis y ocho semanas en recuperarme y no podré cantar, aunque dicen que cuando vuelva tendré más potencia en la garganta”, comentó en su momento el artista británico.

Yuri

La cantante mexicana tuvo que someterse hace unos años a una operación de pólipos en la garganta debido, según se dijo de manera extraoficial, a los vicios del pasado, aunque ella asegura que desde los 14 años no tiene malos hábitos. Con mucha tranquilidad, Yuri hace referencia a ese momento y cuenta que cayó en una profunda depresión porque tuvo que marginarse por varias temporadas de los escenarios y los estudios de grabación. Las consecuencias económicas de la inactividad artística fueron nefastas para ella y su familia.

Saúl Hernández

El cantautor mexicano, motor de bandas de rock como Caifanes y Jaguares, dijo que tiene encima más de 40 operaciones en su garganta realizadas en un lapso de dos años. La razón por la que debió someterse a estos procedimientos quirúrgicos fue la aparición de tumores que tuvieron que ser extirpados. La etapa más compleja de la enfermedad, según dijo el músico, fue la recuperación, porque le tocó volver a aprender a cantar. Aseguró entonces que el amor por la música lo salvó de la muerte.

José José

Debido a problemas vocales causados por la dependencia al cortisol y el alcohol, el intérprete mexicano se ha sometido a varias operaciones en la garganta. El uso de antiinflamatorios y esteroides con el propósito de disminuir la inflamación provocada por el consumo excesivo de licor y el humo de cigarro lo han ayudado a normalizar su estado. Sin embargo, su uso tan frecuente tuvo como consecuencia cuadros infecciosos que originaron, entre otras cosas, daños pulmonares. Esta es la causa real por la que José José perdió la voz que lo caracterizó en el pasado.