Defensa de Weinstein convoca sus primeros testigos para desarmar denunciantes

En total, la Fiscalía acusa al magnate de Hollywood de cinco delitos por acoso sexual, dos de ellos de violación, que se sustentan sobre los testimonios de la exactriz Jessica Mann y de Mimi Haley.

Harvey Weinstein, de 67 años, puede ser sentenciado a una pena máxima de cadena perpetua si es hallado culpable de agresión sexual predatoria en este caso considerado emblemático para el movimiento #MeToo. AFP

La defensa del productor de cine Harvey Weinstein, acusado de violación, convocó el jueves, 6 de febrero, a su primer testigo, un empleado de Miramax y amigo de Weinstein, que mantuvo una "amistad cercana" con la actriz Annabella Sciorra, en su intento de desarmar el testimonio de las mujeres que lo acusan.

Tras la conclusión de la comparecencia de la última de las seis mujeres que testificaron haber sido acosadas o violadas por el productor de cine, le ha tocado el turno a Paul Feldsher, un antiguo trabajador de la productora Miramax, que era amigo de Sciorra a principios de los años noventa, cuando ella asegura que fue violada (invierno de 1993-1994).

Interrogado por la abogada Donna Rotunno sobre si en aquel momento Sciorra le mencionó lo ocurrido con Weinstein, el testigo se limitó a decir que únicamente, durante un "largo paseo", y en una ocasión, la actriz le dijo que "había hecho una cosa loca con Weinstein".

Feldsher, que dijo que "Harvey Weinstein tiene apetito voraz por las mujeres", sostuvo que la actriz, famosa por su actuación en la serie "Los Sopranos", no le dio más detalles sobre lo ocurrido.

Por su parte, la Fiscalía en su turno preguntó al testigo si estaba diciendo en el tribunal las cosas que quiere escuchar Weinstein, a lo que Feldsher contestó "categóricamente no".

El pasado 23 de enero, Sciorra abrió el turno de testigos de la Fiscalía narrando de manera cruda como el magnate del cine supuestamente la violó en su casa.

"Puso su pene en mi vagina y me violó", dijo entonces la actriz. Su relato es clave para tratar de demostrar que Weinstein actuaba de acuerdo a un patrón de depredador sexual.

Las testigos que acusan a Weinstein

Además de Sciorra otras cinco mujeres se han subido desde entonces al estrado para relatar sus experiencias: la ayudante de producción Mimi Haley, que aseguró haber sido violada en dos ocasiones por él, y Jessica Mann, que también acusó al productor de violación.

Asimismo, Dawn Dunning, que en 2004 era camarera y aspirante a actriz, y que testificó que Weinstein la penetró con los dedos sin su consentimiento, y Tarale Wulff, quien relató en la sala del tribunal que Weinstein se masturbó frente a ella en el restaurante de lujo, donde Wulff trabajaba en 2005.

En total, la Fiscalía acusa a Weinstein de cinco delitos por acoso sexual, dos de ellos de violación, que se sustentan sobre los testimonios de la exactriz Jessica Mann y de Mimi Haley.

Sembrar la duda

La abogada Gloria Allred, que defiende a tres de las mujeres que han testificado, aseguró a la salida del tribunal que sus clientes y en concreto Annabella Sciorra testificaron de una manera "que espero haya tenido un impacto positivo en el jurado".

Allred se mostró convencida de que la Fiscalía preparó un buen caso e insistió en que "no hubieran acusado a Weinstein, ni lo hubieran procesado si no pensaran que tienen una probabilidad razonable de probar su culpabilidad".

Sin embargo, advirtió de que el veredicto "siempre está en manos de los miembros del jurado y no sabemos qué lado tomarán".

Sobre el papel de los abogados de Weinstein durante los testimonios de los testigos de la Fiscalía, Allred comentó que su papel "es minar la credibilidad de los testigos" que acusan al productor de cine.

"El único trabajo de la defensa es presentar dudas, dudas y más dudas, y esperar e intentar persuadir al jurado de que hay suficientes dudas por las cuales la fiscalía no puede demostrar que es culpable más allá de la duda razonable", dijo.

Lauren Young, la última testigo de la Fiscalía

Antes de que la primera persona convocada por la defensa prometiera ante el juez decir la verdad y toda la verdad, la modelo y actriz Lauren Young concluyó su testimonio.

Tras ser interrogada por las fiscales, el abogado Damon Cheronis, uno de los defensores del productor de cine Harvey Weinstein, intentó crear dudas y poner en entredicho el discurso de Young.

La actriz, de 30 años, relató ante el jurado que el empresario del cine la encerró en un baño del hotel Montage Beverly Hills (Los Ángeles, California), donde habían quedado, la manoseó y se masturbó delante de ella, mientras la asistente de Weinstein, Claudia Salinas, esperaba al otro lado de la puerta.

"Empezó a masturbarse mientras me agarraba el pecho derecho con la mano izquierda y se masturbaba con la mano derecha diciendo: ¿cómo voy a saber si puedes actuar?", dijo Young quien también afirmó que cuando ocurrieron los supuestos hechos tenía 23 años.

El abogado Cheronis intentó buscar inconsistencias y posibles contradicciones en su relato volviendo a preguntarle sobre la ropa que llevaba Weinstein el día de la presunta agresión, en febrero de 2013. 

Young, quien ahora tiene 30 años y es una de las testigos principales en otro caso de abusos sexuales contra Weinstein en California, se enfrentó a las preguntas de Cheronis. Si había sido empujada o no por Weinstein, si la puerta estaba abierta o cerrada, si la golpeó o cómo salió del baño y de la habitación cuando terminó todo, fueron algunas de las continuas preguntas que Cheronis le hizo a la testigo a quien recriminó haber dicho cosas diferentes ante la policía de California y ante el juez James Burke. (Lea: Harvey Weinstein, el cacique del cine derrocado por el movimiento #MeToo)

 

903457

2020-02-07T07:26:51-05:00

article

2020-02-07T07:26:51-05:00

jpiedrahita_250613

none

-EFE

Gente

Defensa de Weinstein convoca sus primeros testigos para desarmar denunciantes

77

7338

7415