Presidenta de la Fundación Musical de Colombia

Doris Morera de Castro: “¡Vamos a cantarle a Colombia!”

Noticias destacadas de Gente

La gestora cultural anuncia que ya están abiertas las convocatorias para participar en los concursos del Festival Nacional de Música Colombiana de Ibagué; además, cuenta cómo se adaptó el evento a la virtualidad.

¿Cómo surgió el Festival Nacional de Música Colombiana de Ibagué?

En 1987, César Augusto Ramírez, profesor de música en el conservatorio, me pidió apoyo para llevar una serenata a la tumba de Garzón y Collazos. Empecé a llamar a los municipios donde había grupos musicales para invitarlos y a que los alcaldes nos ayudaran a traerlos a esa ceremonia-serenata. La respuesta fue extraordinaria. El público llenó el cementerio y se realizó un desfile musical que duró dos semanas. Entonces ya empezaron a decir que si el año entrante lo hacíamos. Y comencé a trabajar para el año siguiente.

El concurso de composición del Festival en Ibagué es emblemático. ¿Cómo gestó esa idea del concurso?

Entre 1997 y 1998 tomamos la decisión de rendirle homenaje a la compositora más importante que ha tenido el Tolima: Leonor Buenaventura. Queríamos hacerle un tributo anual. Esta compositora dejó más de 300 obras para los niños; es decir, es un referente del departamento del Tolima.

Ya están abiertas las convocatorias para participar en el encuentro musical de este año. ¿Cómo va ese proceso?

Estará abierto el proceso de inscripción hasta el 5 de mayo para los interesados en participar en el 27° Concurso Nacional de Duetos Príncipes de la Canción y 24 del Concurso Nacional de Composición Leonor Buenaventura, eventos centrales del Festival Nacional de la Música Colombiana, que solo por este año se realizará del 16 al 20 de julio, siendo propósito de la Fundación Musical de Colombia recuperar para marzo de 2022 su fecha original, institucionalizada desde su creación, en 1987.

¿Cuál es el lema del festival en 2021?

Nuestro lema de este año es Tierra de canto y poesía. Además, puedo contar que le haremos un homenaje al departamento de Boyacá con dos de sus compositores más importantes: Jorge Velosa Ruiz y José Jacinto Monroy.

¿Por qué es importante mantener estos encuentros sobre la música colombiana?

El objetivo principal de estos importantes concursos nacionales es, en específico, impulsar y estimular las manifestaciones artísticas que conllevan a la conservación y el futuro de la música colombiana de la región andina.

¿Cuáles son los aires musicales del concurso de composición?

Las obras deben ser compuestas sobre los aires tradicionales de la zona andina: bambuco, pasillo, guabina, sanjuanero, caña, rajaleña, bunde, rumba criolla, torbellino, danza o vals.

¿Cómo influyó la pandemia en el festival?

Para la Fundación Musical de Colombia, el año 2020 fue una experiencia de gran aprendizaje. Creemos que fuimos uno de los eventos musicales de la música colombiana más afectados, ya que el 14 de marzo, en vísperas de empezar a recibir a más de mil artistas que se presentaban y hacían parte del certamen en Ibagué, fue suspendido por razones evidentes. La afectación y frustración fue muy grande, ya que nosotros habitualmente duramos ocho meses organizando todo desde el año anterior. Por supuesto que fue un traumatismo total e incertidumbre porque era algo que no esperábamos, pero de eso aprendimos y vamos saliendo adelante.

¿Cómo lograron convertir un evento presencial a la modalidad virtual?

Duramos unos meses antes de reaccionar y entender que el mundo había cambiado y que definitivamente debíamos tomar la opción de realizar el evento virtual. Esto con la compañía permanente del Ministerio de Cultura, que flexibilizó todos los temas para que las instituciones que teníamos los festivales culturales del país pudiéramos cumplir y retomar nuestras labores.

¿Cuál es el principal reto del festival ahora?

Tenemos el propósito firme y la fe intacta de poder hacer en 2022 nuestro festival en las fechas que siempre lo hemos realizado: en marzo. Este año lo realizaremos del 16 al 20 de julio de manera virtual, ya tenemos el cronograma; es decir, lo que hacemos siempre en ocho meses lo realizamos en cuatro. Las circunstancias sanitarias del país aún no dan para realizar un evento presencial sin público, así que decidimos avanzar. ¡Vamos a cantarle a Colombia! Aparte de los concursos, tendremos el encuentro universitario, que es la vitrina del espacio académico musical.

¿Qué papel juega la población juvenil en el festival?

La niñez y la juventud son importantes para el festival, porque de principio a fin ha habido una participación de ellos. Cuando se creó, en 1995, había un 80 % de participantes adultos, pero ya no es así. Me atrevería a decir que ahora es lo contrario. Gente joven resaltando la cultura colombiana.

Comparte en redes: