4 Sep 2020 - 3:00 a. m.

Hassam: “Uso la comedia como una herramienta social”

El ñero más querido del país, Rogelio Pataquiva, regresa al cine, esta vez de manera virtual, con “Pa’ las que sea, papá”, una película sobre el amor familiar, la solidaridad y la confianza.

¿Cuál es la historia detrás de “Pa’ las que sea, papá”, película que protagoniza y hace parte del catálogo de Mowies?

Es una cinta que se hizo en 2018 y se exhibió en las salas de cine y estuvo un mes en cartelera. Le fue súper, la gente la recibió muy bien, pero ahí quedó el contenido y no sabíamos por dónde seguir mostrándola, pues no contamos con sitios como Netflix o Amazon para hacerlo. Entonces buscamos a Mowies, una plataforma asequible para el público y que apoya el cine independiente, y logramos que estuviera disponible aquí por el precio de tan solo $2.500, más barato que pirata.

Fue una decisión que tomamos en conjunto y con esto estamos apoyando, de una u otra manera, tres aspectos. El primero es la plataforma, pues es nueva, independiente y apoya mucho el cine que no tiene esa cartelera comercial en nuestro país. Lo segundo, este es un plan bonito, o sea quedarse en la casa viendo una película muy colombiana y muy tierna con el personaje que la gente conoce, pero en una faceta diferente. Lo tercero, estamos apoyando a toda la gente de la industria que debido a la pandemia y la cuarentena se vio totalmente estancada porque no se podía producir nada.

Teniendo en cuenta que esta es una película de comedia, ¿cuál es su percepción sobre este género en el país?

En Colombia la comedia siempre va a entretener. Nuestro humor colombiano es autóctono, criollo, y trato de plasmarlo en muchas de las escenas de las películas que hago. Tengo que aclarar que todo el guion no es mío ni la realización, este es el ojo del director, yo solo pongo la cara fea de Rogelio y trato de hacer lo que ellos me dicen. Siento que los personajes míos son populares porque identifican a la gente colombiana de a pie. Vengo de un lugar humilde, así que no puedo contar historias que no estén arraigadas a mi existencia. Lo que me ha pasado, siempre lo he contado a través de mis personajes y hay gente que le encanta y otra que no, pero yo no trabajo para ellos, es para los que quieran reírse.

Rogelio Pataquiva es el personaje principal de la cinta, ¿qué elementos le prestó Hassam a él?

Esa es una pregunta que yo siempre me he hecho: ¿qué tanto hay de Rogelio en Hassam y de Hassam en Rogelio? Creo que lo que encontré en Rogelio es el alter ego de Hassam. Con este personaje puedo decir ciertas cosas de manera divertida porque yo, en realidad, sin personaje no soy tan guapachoso. Tengo la esencia del man que se la rebusca y jode, pero Rogelio es mi caballito de batalla y es lo que me pongo para salir al público sin vergüenza.

Ahora hago como un poco de “stand-up comedy”, que es un estilo de hacer humor sin caracterización, pero siempre me divierto más vistiéndome y mandándole a hacer una peluca a Rogelio. Desde pequeño siempre jugué a ser otras personas. Creo que eso fue lo que encontré en el humor: la posibilidad de jugar a ser diferentes roles, pero todos los personajes tienen la esencia mía y creo que eso suma.

PA LAS QUE SEA PAPÁ - TRAILER GRACIOSO

¿Cómo describiría a su personaje en esta cinta?

Rogelio vive en un inquilinato en el centro de Bogotá y en ese mismo sitio, además de los otros habitantes, vive una chica venezolana que, por condiciones de la vida, le tocó ejercer la prostitución y todo el mundo lo sabe menos Rogelio. Vive enamorado, la idealiza y eso es muy chistoso porque hay una realidad muy cruel y conmovedora al ver la inocencia del personaje, alguien que se enfrenta a los golpes de la vida, pero sigue conservando esa pureza en su corazón.

Rogelio se volvió como una representación de un colombiano que tú conoces en algún momento, el chicanero, el buscador y quien a pesar de que le falta un diente, pues no deja de sonreír. Esa es la tragicomedia de Rogelio, así que hay mucho de él en mí y mucho de mí en él, pero hay cosas que nos dividen; por ejemplo, yo tengo principios y él ya no.

¿Cuáles fueron los principales retos que tuvo en esta película?

Tuve un reto horrible y es que al director, Harold Trompetero, se le ocurrió que Rogelio iba a terminar encanado y en la cárcel había ratones y él consiguió unos conejos de ratones y me los ponía encima. Hay una escena donde un ratón me pasa por la boca y yo no es que les tenga miedo, pero sí un poco de fobia y entonces la gente era muerta de la risa en esa parte.

¿Qué tanto cambia su personaje en la televisión y en los cines?

El problema es que el personaje de la televisión lo puedes hacer haciendo monólogos, dando conferencias, es muy unidireccional y va hacia el público. Tú tienes una relación e interactúas con ellos y cada quien saca lo que quiere. Pero cuando interactúo con otros actores es un poco diferente, porque Rogelio trata de ser políticamente correcto, pero termina siendo un colombiano muy desparpajado. No es lo mismo que Rogelio se presente al público a que se le presente a una chica y se enamore. Esa interacción me permite mostrar un Rogelio más natural porque si bien el personaje es una caricatura, es alguien humano. Son dos facetas del personaje sin perder la esencia, porque creo que es lo que finalmente gusta de ellos.

¿Cuál es la magia detrás de los personajes de Hassam?

Esos personajes que ofrezco al público son así porque yo soy así. Me gusta tomar del pelo, mamar gallo y hacer personajes y estar ahí encima del escenario. Entonces creo que soy muy auténtico en medio de toda la vaina que hago y no trato de impresionar a nadie, porque a mí me gusta que la gente me vea cómo el man que soy, que viene de abajo y que, a través del humor, logra causar no solo risas, sino impactar vidas. Cuando te llegan mensajes de personas que están en quimio o están enfermos, y te dicen que tu show los ayuda a superar estos momentos, eso es vital para mí.

En agosto de 2019 reveló que padecía de mieloma múltiple, ¿cómo ha afrontado este proceso?

Estoy en la parte donde sigo con quimioterapias que no son tan chéveres, son duras, me dejan muy agotado los martes de cada mes. La condición de tener mieloma múltiple continúa y de lo que estoy limpio es de las células cancerígenas que se habían desarrollado por el mieloma múltiple. Ahora viene otro control donde vamos a mirar si sigo limpio o si hay que volver a tratar otro tipo de medicamento, pero por ahora me siento muy bien, sigo en quimios de control y son de por vida. Trato de llevar una vida muy normal para que mis hijas no noten que su papá está enfermo. Hay algo que no ha cambiado desde el primer día que me dijeron que tenía cáncer y es que esta vaina no me va a matar, si me muero que me muera de aburrimiento o de alguna otra cosa, pero el mieloma no va hacerlo.

¿Qué experiencias le han quedado?

Cuando uno tiene esta noticia del cáncer, uno en lo primero que piensa es como “ya me morí, toca pensar en el testamento” y realmente fue mi primera reacción como qué vamos a hacer con las niñas para que no vayan a tener un cambio o no vayan a sufrir en el momento en el que yo falte, así que cuadré todo con mi esposa y tales. Creo que la experiencia que me ha quedado es que si yo con alguna palabra puedo arreglarle la vida en algún momento o por lo menos la actitud a otra persona, siempre trato de hacerlo.

Comparte: