30 Apr 2021 - 2:00 a. m.

Hassam y su nueva historia en “Sábados felices”

El humorista cuenta los detalles de cómo tomó la decisión de volver al programa de Caracol Televisión. Además, habla de lo que ha significado para él ser parte de uno de los espacios de humor más consolidados en Colombia.

¿Cómo recibió la propuesta para regresar a “Sábados felices”?

Me llamó Juan Ignacio Velásquez, de Caracol Televisión, y me preguntó si veía la posibilidad de regresar al programa, y en una época de pandemia y de incertidumbre que lo llamen a uno a ofrecerle trabajo es una gran oportunidad. Llegar después de estar por fuera unos años me hizo volver con un aire renovado, aunque ya las grabaciones de las rutinas no son con público como antes.

¿Tuvo alguna duda en aceptar este ofrecimiento?

Fue paulatino. La primera llamada o el primer mensaje de acercamiento, de emoción, de sentir que las cosas están saliendo muy bien para volver a ver el programa. Sin embargo, tenía mis dudas al respecto, porque duré 15 años en Sábados felices. Ese día, después de hablar, lo primero que hice fue sentarme con mi esposa y mis hijas para que ellas me contaran lo que pensaban al respecto, porque ellas fueron las más afectadas durante mi estancia en el programa, ya que tuvieron que pasar por cumpleaños o un Día de la Madre solas. Luego ya tuve la segunda llamada y puse algunas condiciones y luego negociamos... qué tanto se podían dar y todo en pro de que el programa siga creciendo y se muestren resultados. En estos momentos mi creatividad está puesta al servicio de Sábados felices.

Hassam cuenta detalles del cine para pobres | Sábados Felices

¿Qué cambios vienen tras este regreso?

Ya no quiero competir con comedia, sino hablarle de otra forma al público, de una forma más humana, porque es lo que hago durante todo este tiempo, ya que se me juntaron varias cosas como el cáncer, la pérdida de mi mamá, casi pierdo mi hogar, son errores que uno comete y tiene que estar consciente para tratar de solucionar las cosas. Si con mi trabajo puedo contribuir y brindar algo para que este mundo sea mejor, con eso para mí será suficiente. Se siente la adrenalina de volver y al final me di cuenta de que era lo que quería.

¿Qué sintió cuando volvió a pisar el set que fue su casa por tantos años?

Pasó algo muy particular, y es que antes uno entraba en el carro y el proceso era muy sencillo, pero ahora tras el regreso me tocó volver a hacer todo el protocolo para que me pudieran dejar entrar... es como aterrizar a la realidad. Antes de volver a grabar me generó un pensamiento de si la estaba embarrando al volver. La grabación de la primera rutina salió muy bien, a pesar de que no conocía el proceso de cómo era grabar sin público, pero me conecté muy bien con los camarógrafos y gracias a Dios no tuve que usar teleprónter, ya que las quimios me estaban afectando la memoria.

¿Por qué tomó en aquel momento la decisión de dejar “Sábados felices”?

En 2017 estaba en un momento de mi carrera en el que estaba buscando otras cosas. Se me cruzaron algunos problemas personales, a pesar de que en el trabajo estaba bien y tenía giras, presentaciones, todo lo que uno busca en este medio del entretenimiento, pero a nivel personal no estaba bien. Nací como humorista en Sábados felices y, aunque siempre he dicho que no me catalogo como uno de los más cómicos o de los más chistosos, trato de hacer chistes cómicos. Sin embargo, lo que a mí me ha catalogado durante todos estos años es el cariño especial que he desarrollado con la gente a través de mis personajes.

¿Qué significa el programa para su vida?

Hacer reír es una responsabilidad social, y eso es lo que he tratado de aplicar, es un proceso largo, vamos a seguir para delante en Sábados felices. Cuando me mandan mensajes de personas a las que les ayudé a pasar momentos de quimio o algo así, me llenan el alma. Este ha sido el programa donde me formé como humorista y el que me permitió obtener grandes logros y premios.

¿Cuáles son las novedades en sus rutinas?

Seguiré creando personajes miserables que la gente ame u odie. Mi familia siempre me impulsa a explotar la creatividad. Empecé suave, pero, para sorpresa de muchos, el primer programa lo hice sin un personaje, es decir, siendo Hassam, contando sobre el regreso y por qué lo había hecho. Asimismo, volveré con mis personajes de Rogelio Pataquiva, Güevardo, Rafaela y Próculo Rico.

Comparte: