Hollywood por fin pone atención a escándalos sexuales de Woody Allen

Dylan Farrow, hija adoptiva del director y Mia Farrow, sostiene que el cineasta abusó sexualmente de ella cuando tenía siete años. La historia se conoce desde 1992, pero sólo hasta este 2018 diferentes actores han tomado posición frente al tema.

Dylan Farrow, Mia Farrow y Woody Allen.

Dylan Farrow, la hija de Woody Allen y Mia Farrow quien acusó al cineasta de haber abusado sexualmente de ella cuando tenía siete años, ofreció una entrevista al programa "CBS This morning" en la que aseguró que su historia es "creíble" ya que dice "la verdad".

La joven de 32 años considera importante que "la gente se dé cuenta de que una sola víctima, un acusador, importa y es suficiente para cambiar las cosas".

Esta historia de abuso se conoció en 1992, cuando el y director y Mia Farrow protagonizaban un escandaloso divorcio.  Allen, quien entonces tenía más de 50 años, había iniciado en esa misma época una relación con otra hija adoptiva de Farrow, Soon-Yi Previn, que tenía 19 años y con la que finalmente se casó en 1997. (Archivo Escándalos familiares de Woody Allen).

Woody Allen negó las acusaciones, un juez de Nueva York determinó que las denuncias no eran concluyentes y una investigación policial en Connecticut no resultó en cargos contra Allen.

Esta historia quedó en el olvido al igual que la de otro director, Roman Polanski, acusado en Estados Unidos de presunta violación de una menor; y la del presentador Bill Cosby, quien en 2017 pudo respirar tranquilo después de varios años, pues el jurado decidió anular el juicio en su contra. El comediante de 79 años fue acusado de agresión sexual en 2004 por Andrea Constand.

Sin embargo, dos décadas después, las acusaciones contra Woody Allen han tomado repercusión gracias al escándalo que desde octubre protagoniza el productor de cine Harvey Weinstein, quien fue denunciado por abuso sexual. (Contexto: Detalles de la historia que tiene en el centro de la polémica a Woody Allen).

Ronan, también hijo de Allen y Farrow y quien escribe para la revista The New Yorker, ha liderado investigaciones en contra de Weinstein y Allen.

Por su parte, Dylan ha usado sus redes sociales para apoyar a las mujeres que han denunciado casos de acoso.

Al ser preguntada por el periodista Gayle King sobre si ha vuelto a sacar este tema a la luz para acabar con Woody Allen, Dylan Farrow respondió con dureza.

"¿Por qué no debería querer derribarlo? ¿Por qué no debería estar enfadada? ¿Por qué no debería estar herida? ¿Por qué no debería sentir una especie de indignación por haber sido, ignorada, apartada y por no haberme creído todos estos años?", dijo.

"Todo lo que puedo hacer -agregó- es contar mi verdad y esperar que alguien me crea en lugar de solo escucharme".
 

Donación de salario

Parece que las acusaciones contra Woody Allen fueron escuchadas en Hollywood, o por lo menos así parece, pues varios actores se han pronunciado en las últimas semanas sobre este caso.

La actriz y directora Greta Gerwig, quien hace unas semanas ganó el Globo de Oro a mejor comedia con "Lady Bird", afirmó que se arrepiente de haber actuado en una de las películas de Woody Allen y aseguró que no volvería a hacerlo ya que ahora es consciente de las acusaciones sexuales contra él.

Por su parte, los actores Thimotée Chalamet y Rebecca Hall decidieron donar el salario recibido por su participación en "A Rainy Day in New York", de Woody Allen, para ayudar a "acabar con la injusticia, la desigualdad y, sobre todo, el silencio".

Chalamet entregará el dinero al fondo de defensa legal "Time is Up", movimiento contra el acoso sexual creado por centenares de actrices y productoras de Hollywood, al Centro LGTB de Nueva York y a RAINN (Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto).

Tras ser preguntado en diversas entrevistas por su decisión de trabajar en este filme de Allen, que se estrenará este año, el actor de 22 años reconoció que no puede dar una respuesta directa debido a las obligaciones contractuales.

"Pero lo que puedo decir es esto: No quiero beneficiarme de mi trabajo en la película y para acabar con ello, voy a donar mi salario en su totalidad a tres organizaciones benéficas", dijo el actor, que ha sorprendido este año por su interpretación en "Call me by your name" ("Llámame por tu nombre"), por la que fue nominado a un Globo de Oro.

"Quiero -agrega- merecer estar junto a los valientes artistas que están luchando porque toda la gente sea tratada con el respeto y la dignidad que merecen", agrega el texto, que ha recibido más de 136.000 "me gusta" desde su publicación hace unas horas.
 

Dylan Farrow y Woody Allen, una denuncia desde 1992

 

En 1992 Woody Allen fue acusado de agresión sexual por parte de Dylan Farrow, uno de los cuatro hijos que el cineasta adoptó junto a la actriz Mia Farrow. En aquella ocasión la denuncia pasó desapercibida porque Allen y Farrow protagonizaban un divorcio escandaloso, pues el cineasta había dejado a su esposa tras iniciar una relación con la hija adoptiva de un matrimonio previo de la actriz, Soon-Yi Previn.

Woody Allen negó las acusaciones, un juez de Nueva York determinó que las denuncias no eran concluyentes y una investigación policial en Connecticut no resultó en cargos contra Allen. Ahí quedó la historia hasta que en 2014 revivió como antesala a los premios Óscar, pues la cinta "Blue Jasmine" -dirigida por Allen- competía por tres estatuillas.

Dylan Farrow escribió ese año una columna en The New York Times en el que detalló el supuesto acoso al que la sometió el director cuando ella tenía 7 años. En el escrito aseguró que Allen la llevó entonces a un altillo de su vivienda y abusó sexualmente de ella, lo que llevó a la entonces niña a denunciar la situación ante su madre, Mia Farrow. (Recordar: Woody Allen rompe el silencio sobre acusaciones de abuso sexual).

Woody Allen respondió "Por supuesto que no abusé de Dylan". El director también escribió una columna en The New York Times en la que comentó que su hija había sido manipulada por Mia Farrow con el objetivo de dañar la carrera del cineasta.

"Espero que un día ella se dé cuenta de cómo le impidieron contar con un padre amoroso y como se aprovechó de ella una madre más interesada en su propio odio que en el bienestar de su hija", escribió en 2014 el director.

Fue entonces cuando Ronan, otro hijo adoptivo de Allen y Farrow, se metió en la discusión y a través de su columna en The Hollywood Reporter criticó a Hollywood por ignorar las denuncias contra el realizador. Eso fue en 2016, cuando la película "Café Society" había sido seleccionada para inaugurar el Festival de Cine de Cannes.

"El silencio de los periodistas no está simplemente mal. Es peligroso. Manda un mensaje sobre nuestra sociedad, sobre qué temas cerramos los ojos, a quién ignoramos, quién cuenta y quién no", escribió Ronan Farrow.

"Aún queda mucho trabajo por hacer para construir una cultura en donde las mujeres, como mi hermana, no sean tratadas como si fueran invisibles. Ha llegado la hora de hacer algunas preguntas difíciles", reflexionó.

Cabe recordar que Ronan Farrow y Woody Allen tienen una disputa por el tema de la paternidad del primero, pues en 2013 Mia Farrow dijo que padre de su hijo podría ser Frank Sinatra y no Allen. (Leer también ¿Quién es el padre del hijo de Mia Farrow?).